Crisis fronteriza en EE. UU.: 100.000 inmigrantes ilegales en 60 días aprovechan debilidad de la ley

Grupos de contrabando explotan lagunas legales en las leyes de inmigración de EE. UU. en medio de la inacción del Congreso
Por Charlotte Cuthbertson - La Gran Época
14 de Diciembre de 2018 Actualizado: 08 de Julio de 2019

WASHINGTON, Estados Unidos – Los inmigrantes ilegales de las caravanas cruzan la frontera todos los días, y esto ha estado ocurriendo durante años, pero los números actuales están en fuerte tendencia al alza.

La reciente caravana de alrededor de 8000 migrantes en su mayoría de Honduras, fue una anomalía debido a su tamaño y propensión a la violencia, y creó un frenesí en los medios de comunicación durante un par de semanas. Aunque la cobertura ha disminuido, los cruces fronterizos ilegales no lo han hecho.

Solo en los últimos dos meses más de 100.000 personas fueron detenidas por cruzar ilegalmente a Estados Unidos. Este es el número más alto de octubre y noviembre en relación a cuatro de los últimos cinco años. Al final de 2016 esta cifra también se disparó coincidiendo al período justo antes que el presidente Donald Trump asumiera su mandato.

Durante el año fiscal 2017, casi 400.000 personas fueron detenidas a lo largo de la frontera suroeste intentando cruzar ilegalmente, con un promedio de casi 1100 por día, y otras 124.500 aparecieron en los puertos de entrada sin documentación.

Lo que está conduciendo el aumento son los grupos familiares de Centroamérica.

Los cruces fronterizos del 3 de diciembre destacan la tendencia, según Kevin McAleenan, comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

“El número más alto de entradas a nuestra frontera suroeste en años llegó el lunes pasado (3029 entradas de ilegales y personas inadmisibles), con un 85 por ciento de ellos que cruzaron ilegalmente”, dijo McAleenan durante una audiencia de supervisión en el Senado el 11 de diciembre.

El manifestó que los números incluían 1731 miembros de grupos familiares y 350 niños no acompañados.

“Vamos a duplicar con creces el número récord de unidades familiares del año pasado a este ritmo”, dijo el comisionado. Una unidad familiar consiste de al menos un niño y un adulto.

Hace menos de una década, la mayoría de los transfronterizos ilegales eran hombres mexicanos solteros adultos. Ahora son las unidades familiares y los menores no acompañados los que buscan asilo, lo que presenta un conjunto de desafíos completamente diferente. Estos grupos conformaban menos del 10 por ciento de los cruces fronterizos ilegales hasta el año 2012. El mes pasado, representaron el 59 por ciento, según McAleenan.

Los migrantes atraviesan la valla fronteriza de EE. UU. justo más allá de la entrada peatonal del este del cruce de San Ysidro en Tijuana, México, el 25 de noviembre de 2018. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Antes de 2013, menos del uno por ciento de los inmigrantes ilegales solicitaron asilo. Ahora es más de uno de cada 10, dijo.

“Estos aumentos y cambios demográficos en los cruces son respuestas directas a las vulnerabilidades de nuestro marco legal que son bien conocidas por los traficantes y los migrantes”, dijo McAleenan.

Si bien el 89 por ciento de los solicitantes de asilo de Centroamérica pasan una evaluación inicial de temor creíble en la frontera, solo un 9 por ciento recibe posteriormente el derecho de asilo por parte de un juez de inmigración, según el Departamento de Justicia (DOJ) de Estados Unidos.

Además entre los que pasan su evaluación inicial, el 40 por ciento no puede presentar una solicitud oficial de asilo y el 31 por ciento no se presenta a su audiencia en el tribunal de inmigración, dijeron los funcionarios del DOJ, y ellos, en su mayoría se pierden en el aire.

“De hecho, solo el 1,5 por ciento de las unidades familiares de Centroamérica aprehendidas [en el año fiscal] 2017 fueron trasladadas a sus países de origen, a pesar del hecho que la mayoría no termina teniendo reclamos válidos para permanecer en Estados Unidos cuando concluyen los procedimientos judiciales”, dijo McAleenan.

“Esa percepción, que nuestro sistema les permitirá permanecer en Estados Unidos por tiempo indefinido, es claramente el factor de atracción para quienes hacen el viaje a nuestra frontera. Junto con importantes factores de empuje, que incluyen condiciones difíciles en muchas partes de América Central”.

No hay un precio para presentar una solicitud de asilo, y una vez que la solicitud queda pendiente durante seis meses, el solicitante recibe una autorización de trabajo rutinaria, independientemente del mérito de la solicitud.

Más de 800.000 solicitantes de asilo ya se encuentran en Estados Unidos en espera de la adjudicación de sus solicitudes. El sistema judicial de inmigración está tan atascado que tardará al menos siete años en resolver las reclamaciones existentes, sin agregar nuevas.

El Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza Kevin McAleenan declara ante el Comité Judicial del Senado en Washington el 11 de diciembre de 2018. (Donna Burton/CBP)

Carteles y organizaciones de contrabando

Las organizaciones de contrabando de personas y los cárteles mexicanos mantienen una relación simbiótica, según Janice Ayala, directora de la Fuerza de Tarea Conjunta para Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (JTF-I).

“Ciertos miembros de estas empresas criminales alimentan a los principales mercados de drogas estadounidenses y extranjeros, y otros controlan el flujo de contrabando en ciertas áreas geográficas de la frontera en nombre de su cartel”, dijo Ayala en una audiencia en el Senado el 12 de diciembre.

“La mayoría de los contrabandistas de personas están obligados a pagar impuestos y aranceles a los carteles por el acceso a las rutas de contrabando a través de áreas geográficas específicas y están sujetos a violencia física y/o muerte si no se proporciona la coordinación y la compensación adecuadas”.

A menudo, los migrantes centroamericanos pagan a un contrabandista hasta USD 7000 por la entrada a la frontera de Estados Unidos y son capacitados sobre cómo pasar la evaluación de temor creíble. Por lo general, una vez que cruzan la frontera, las unidades familiares y los menores no acompañados buscan a la Patrulla Fronteriza y solicitan el asilo.

Sin embargo, esto vincula a los agentes de campo con el procesamiento y transporte de los solicitantes de asilo, que los carteles aprovechan para trasladar el contrabando de alto valor a Estados Unidos.

“Los contrabandistas están eligiendo los horarios y ubicaciones para estos cruces estratégicamente, para interrumpir nuestros esfuerzos de seguridad fronteriza, y crear una desviación del contrabando de narcóticos para permitir que los adultos solteros que buscan evadir la captura se introduzcan”, dijo McAleenan.

Los solicitantes de asilo se entregan a un agente de la Patrulla Fronteriza después de cruzar de México a los Estados Unidos en Mission, Texas, el 7 de noviembre de 2018. (John Moore/Getty Images)

En noviembre, Trump intentó detener temporalmente esta brecha al considerar que las personas que cruzan la frontera ilegalmente no son elegibles para el asilo. Al canalizar a los solicitantes de asilo a través de los puertos de entrada, más agentes de la Patrulla Fronteriza permanecen en el campo. El presidente emitió la proclamación de emergencia el 9 de noviembre, pero fue bloqueada por un juez californiano el 20 de noviembre.

McAleenan estimó que el negocio del tráfico de personas tiene un valor de USD 2,5 mil millones por año en México.

“Creo que los [cárteles] están obteniendo enormes beneficios a espaldas de personas muy vulnerables en este momento”, dijo McAleenan. “Lo peor aún es que estos contrabandistas se manifiestan con terrible violencia, asalto sexual y extorsión con algunas de las personas más vulnerables de nuestro hemisferio”.

Los contrabandistas publicitan las mejores formas de explotar la ley de inmigración de Estados Unidos y para ellos “cruzar con un niño es casi una garantía de una liberación rápida”, dijo McAleenan.

A principios de este año, un hombre que ingresó a Estados Unidos con una niña que afirmó que era su hija fue arrestado y acusado de varios delitos graves por violación, cópula oral, penetración sexual forzada y peligro y lesiones para la menor.

“Identificamos a más de 600 familias que tenían reclamos fraudulentos el año pasado, donde los adultos y los niños no estaban relacionados”, dijo el comisionado.

Los contrabandistas están emparejando a adultos y niños no relacionados porque juntos, no pueden ser retenidos por más de 20 días debido al Acuerdo de Solución de Flores de la era Clinton de 1997, que se reforzó legalmente aún más durante la era de Obama.

Inicialmente, en 2014, durante el primer aumento de las unidades familiares, el entonces secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, pudo detener a las familias y comenzar a devolverlas, lo que creó una gran disuasión y los números disminuyeron, dijo McAleenan.

Pero, en 2015, un tribunal de distrito de California modificó el acuerdo de Flores en una decisión que estableció un máximo de 20 días de detención para todos los niños.

Es imposible adjudicar una solicitud de asilo en menos de 20 días, lo que significa que los reclamantes son liberados en Estados Unidos, con una fecha para el tribunal que a menudo se desplaza para años después.

“Así que como resultado hemos visto un aumento en el número de unidades familiares, realmente que no ha disminuido desde la inauguración del Presidente Trump en enero de 2017”, dijo McAleenan.

Estados Unidos tampoco puede reintegrar a México los niños centroamericanos o a cualquier otra nación no contigua, conforme a la Ley de Reautorización de la Protección de las Víctimas de la Trata de Personas (TVPRA) de William Wilberforce de 2008. El 95 por ciento de los menores no acompañados son de El Salvador, Honduras o Guatemala.

“Estas debilidades en nuestras leyes ahora representan los factores más importantes que afectan la seguridad fronteriza”, dijo McAleenan. “Esto es claramente tanto una seguridad fronteriza como una crisis humanitaria”.

La administración quiere que el Congreso modifique la ley TVPRA para que los menores que no son víctimas genuinas de trata puedan ser devueltos a sus hogares o trasladados a terceros países seguros. Trump también quiere que el Congreso anule el acuerdo Flores y que doble sus estándares de atención en la ley TVPRA.

El presidente Donald Trump discute sobre la seguridad fronteriza con el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer (D – N.Y.) En la Oficina Oval en Washington el 11 de diciembre de 2018. (Mark Wilson/Getty Images)

El muro vs el cierre del gobierno

McAleenan dijo que establecer el muro a lo largo de la frontera es una “herramienta crítica” para aumentar la seguridad de la frontera.

“Ya está haciendo un impacto. Las millas que hemos acumulado en El Centro, California y El Paso, Texas, con los fondos del año fiscal 2017 redujeron drásticamente el tráfico en esas áreas: más del 70 por ciento en El Centro; más del 35 por ciento en aquellas áreas de El Paso”, dijo.

Al liderazgo demócrata del Congreso el 11 de diciembre, desde todos los frentes Trump amenazó con un cierre del gobierno a menos que se aprueben los USD 5 mil millones en fondos para un muro en la frontera entre EE. UU. y México.

“Me enorgullece cerrar el gobierno por la seguridad de la frontera, Chuck, porque la gente de este país no quiere criminales, y la gente tiene muchos problemas y las drogas están entrando en nuestro país”, dijo Trump al líder de la minoría del Senado Chuck Schumer.

“En estos momentos se están construyendo grandes secciones del muro y continuaremos con eso. De una forma u otra se construirá”.

McAleenan dijo que Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) tiene un plan prioritario en 33 segmentos de la valla que cubre un total de 1100 millas (1609 kilómetros). El costo oscila entre USD 5 a USD 25 millones por milla, dependiendo del terreno, e incluye la adquisición de propiedades, caminos de acceso, cercas primarias y secundarias, así como luces y sensores.

“Tenemos un costo completo que incluye todos esos diferentes elementos”, dijo el comisionado.

¿Sabía?

Qué es Falun Dafa y por qué se propagó por todo el mundo

TE RECOMENDAMOS