Trump anuncia aranceles a importaciones chinas por 200.000 millones de dólares

Por La Gran Época
18 de Septiembre de 2018 Actualizado: 18 de Septiembre de 2018

La guerra comercial entre Estados Unidos y China se intensificó cuando el presidente Donald Trump anunció nuevos aranceles a productos chinos por 200.000 millones de dólares.

Los aranceles comenzarán a regir el 24 de septiembre con una tasa del 10 por ciento, y luego subirán al 25 por ciento el 1 de enero de 2019.

En un comunicado, Trump advirtió que “si China toma represalias contra nuestros agricultores u otras industrias, inmediatamente implementaremos la Fase Tres, que son aranceles sobre unos 267.000 millones de dólares a importaciones adicionales”.

Trump explicó que la nueva ronda de aranceles se justifica por las prácticas comerciales desleales de China.

“[El Representante Comercial de Estados Unidos] concluyó que China está involucrada en numerosas políticas y prácticas injustas relacionadas con la tecnología y la propiedad intelectual de Estados Unidos, tales como obligar a las empresas estadounidenses a transferir tecnología a sus contrapartes chinas”.

“Estas prácticas”, afirmó Trump, “constituyen claramente una grave amenaza para la salud y la prosperidad a largo plazo de la economía de Estados Unidos”.

Durante meses, China rechazó las demandas estadounidenses de modificar las prácticas comerciales desleales, destacó Trump.

Esta segunda ronda de aranceles sigue a los aranceles del 25 por ciento sobre 50.000 millones de dólares a productos chinos que Trump anunció el 15 de junio pasado. Los chinos igualaron esos aranceles con impuestos sobre las importaciones estadounidenses. Sin embargo, debido al desequilibrio comercial entre Estados Unidos y China, Beijing no podrá seguir igualando los aranceles de Trump.

Los líderes chinos anunciaron que si Trump imponía esta segunda ronda de aranceles, se retirarían de las conversaciones comerciales previstas. Las conversaciones comerciales de julio fueron improductivas.

Periodistas financieros especularon que China podría tratar de infligir el mismo daño a Estados Unidos por otros medios que el de los aranceles, como hostigando a las empresas estadounidenses que hacen negocios en China, perturbando las cadenas de suministro de las empresas estadounidenses que se originan en China, o afectando por ejemplo, los intentos de Estados Unidos de negociar con Corea del Norte sobre su arsenal nuclear.

Mientras tanto, en un tuit en la mañana del 17 de septiembre, Trump habló de la efectividad de los aranceles como arma económica:

“Los aranceles colocaron a Estados Unidos en una posición negociadora muy fuerte, con miles de millones de dólares y puestos de trabajo que fluyen hacia nuestro país, y sin embargo, los aumentos en los costos hasta ahora han sido casi imperceptibles. Si los países no hacen tratos justos con nosotros, serán ‘¡Arancelados!’”.

***

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS