Trump: China “tiene que hacer muchas cosas” para volver a encaminar las conversaciones comerciales

Por Cathy He
03 de Agosto de 2019 Actualizado: 03 de Agosto de 2019

El presidente Donald Trump dice que el régimen chino “tiene que hacer mucho” para cambiar las cosas en esta guerra comercial que se intensificó recientemente luego de que prometió imponer nuevos aranceles a las importaciones chinas de USD 300 mil millones.

El 1 de agosto, Trump anunció inesperadamente aranceles del 10 por ciento sobre USD 300 mil millones en productos chinos un día después de que Estados Unidos y los negociadores chinos concluyeran sus conversaciones en Shanghai. El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el 2 de agosto que el presidente “no estaba satisfecho” con el progreso del acuerdo comercial.

El presidente amenazó con aumentar la tasa de aranceles planificados si Beijing no trabaja para avanzar con el acuerdo comercial.

“China tiene que hacer muchas cosas para revertir [la situación]”, dijo Trump a los periodistas en el jardín de la Casa Blanca antes de partir a Nueva Jersey el 2 de agosto por la tarde.

“Francamente, si no las hacen, puedo aumentar los [aranceles] de manera muy sustancial”.

Trump y el líder chino Xi Jinping acordaron reiniciar las conversaciones comerciales a fines de junio, luego de que las negociaciones se interrumpieron a principios de mayo, cuando la administración estadounidense acusó al régimen de incumplir las disposiciones acordadas durante meses de conversaciones.

Los Estados Unidos actualmente imponen aranceles del 25 por ciento sobre las importaciones chinas de USD 250 mil millones. Los nuevos aranceles cubren casi todas las importaciones chinas restantes, incluidos los smartphones, prendas de vestir y otros productos de consumo.

El presidente dijo que Estados Unidos ha sido tratado injustamente por el régimen chino durante las administraciones anteriores.

“No podemos simplemente llegar a un acuerdo equitativo con China”, dijo. “Tenemos que hacer un trato mucho mejor con China porque en este momento tienen un campo de juego muy injusto, y lo estoy cambiando”.

La disputa comercial se compensó el año pasado luego de que Estados Unidos promulgara aranceles punitivos a China, acusándolo de una serie de barreras comerciales injustas de larga data, incluido el robo de propiedad intelectual de EE.UU., la transferencia forzada de propiedad y la manipulación de divisas.

Trump también dijo que el régimen chino estaba devaluando su moneda para compensar los efectos de los aranceles estadounidenses.

Una cantidad parcial de los aranceles recaudados hasta el momento ha sido destinada a los agricultores estadounidenses “porque están siendo blanco de China”, dijo Trump, refiriéndose a la soja estadounidense y otros productos agrícolas que han estado sujetos a los aranceles de represalia de China.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el 2 de agosto que cualquier impacto potencial de los aranceles planificados en el consumidor estadounidense sería “minúsculo”, y agregó que “las cargas económicas han recaído más en China”.

Kudlow agregó que debido a la guerra comercial, las compañías chinas han tenido que reducir sus precios para competir, perjudicando las ganancias de las compañías.

Mientras tanto, la economía general china ha desacelerado a su tasa de crecimiento más baja en décadas. Además, muchas compañías multinacionales han desplazado su producción fuera de China para evitar los aranceles estadounidenses, dijo Kudlow.

“Creo que el impacto ha caído fuertemente en China y nuestro sector de consumo sigue siendo fuerte”, dijo.

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

Cuando China encontró el capitalismo y Occidente compró el comunismo.

TE RECOMENDAMOS