Trump: “DACA está muerto”, y México debe actuar

Por Jesús de León - La Gran Época
02 de Abril de 2018 Actualizado: 03 de Abril de 2018

El presidente Donald Trump se refirió este domingo y lunes a que no habrá un acuerdo para legalizar el estatus de los jóvenes soñadores, citando leyes ineficaces y la falta de cooperación de México. Trump declaró que la frontera entre Estados Unidos y México se está volviendo más peligrosa.

“México tiene el poder absoluto para impedir que estas ‘caravanas’ de gente entren al país. Pueden frenarlas en su frontera norte y pueden hacerlo porque tienen leyes de frontera que funcionan”, dijo este lunes Trump en su cuenta de Twitter. “Pueden impedir que pasen a nuestro país, en donde las leyes fronterizas no tienen efectividad”, agregó.

El domingo, el presidente se refirió a utilizar la ‘opción nuclear’  para aprobar en el Congreso leyes de inmigración más estrictas.

“Los agentes de la Patrulla Fronteriza no pueden hacer su trabajo adecuadamente debido a ridículas leyes liberales (demócratas) como “Captura y Libera” haciendo más peligrosa la frontera. ‘¡Caravanas que vienen! Los republicanos deben usar una ‘opción nuclear’ para aprobar leyes estrictas AHORA MISMO. ¡NO HAY MÁS ACUERDOS CON DACA!”, publicó Trump.

Con la opción mencionada, el líder de la mayoría en la Cámara Alta (el republicano Mitch McConnell) puede convocar de manera discrecional y cambiar las reglas del Senado; al ser necesaria una aprobación solo por mayoría simple (51) y no de 60 votos como establece la costumbre.

El lunes insistió en llamar al Congreso a terminar con DACA y establecer normas más estrictas que pongan fin a la entrada de drogas y personas.

“Ya no funciona (DACA). Debemos construir el muro y asegurar nuestras fronteras. Los demócratas quieren que no haya fronteras ¡Por lo tanto quieren drogas y crimen! Escribió Trump este lunes.

Los soñadores son extranjeros que fueron traídos ilegalmente al país cuando niños por sus padres.

Trump puso fin a DACA en septiembre y se ha referido a esto durante las negociaciones, de manera de asegurar la aprobación de un paquete integral de reforma migratoria que incluya fondos para construir un muro fronterizo; limitando así la migración en cadena y poniendo fin al programa de lotería de visas a cambio de un sistema basado en las capacidades.

EL presidente amenazó el mes pasado con vetar el proyecto de Ley de Gasto Público porque no abordaba el destino de Soñadores y no financiaba por completo el muro fronterizo. A pesar de esto, sí firmó el proyecto de ley.

Trump pasó las vacaciones de Pascuas en su resort Mar-a-Lago en Palm Beach-Florida. Camino a los servicios Pascuales en la iglesia episcopal Bethesda-by-the-Sea dijo a los periodistas: “México tiene que ayudarnos en la frontera”.

También Trump amenazó con eliminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que actualmente se está renegociando con México y Canadá.

México está haciendo “muy poco, sino NADA” para detener el flujo de personas a través de la frontera sur, y de ahí a Estados Unidos, continuó en Twitter el domingo.

“Se ríen de nuestras frágiles leyes de inmigración. Tienen que detener la droga y el flujo de gente, o voy a poner fin al TLCAN. ¡NECESITAMOS UN MURO! ”

La semana pasada el Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer expresó su optimismo sobre el progreso de las negociaciones para modificar el TLCAN en términos más favorables para Estados Unidos y que en principio, se podía llegar a un acuerdo rápidamente.

Trump se refirió al muro como parte de la defensa nacional, proponiendo que la estructura debe ser construida por los militares.

“La defensa nacional es una palabra muy importante, porque al tener un sistema fronterizo fuerte, incluido un muro, estamos en una posición en lo militar muy ventajosa” dijo Trump a tenor de la firma de la Ley de Gasto Público.

Antes de firmar el proyecto de ley de gastos el día 23 de marzo, el presidente intentó llegar a un acuerdo con los Demócratas y ofreció concesiones a los beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), a cambio de 25 mil millones para el muro. La Casa Blanca rechazó el acuerdo después que los demócratas pidieron mucho más.

TE RECOMENDAMOS