Trump: Bill Clinton permitió a Corea del Norte desarrollar las armas nucleares

21 de Septiembre de 2017 Actualizado: 21 de Septiembre de 2017

Durante su discurso ante las Naciones Unidas el 19 de septiembre, el presidente Donald Trump denunció enérgicamente a Corea del Norte por sus amenazas contra otras naciones y por causar la muerte por hambruna a millones de sus propios ciudadanos.

El presidente nombró al líder del régimen comunista norcoreano, Kim Jong-Un, afirmando que al hacer amenazas nucleares contra Estados Unidos y sus aliados, “Rocket Man está en una misión suicida para sí mismo y para su régimen”.

“Ninguna nación del mundo tiene interés en ver a esta banda de criminales armarse con armas nucleares y misiles”, dijo Trump. “Es hora de que todas las naciones trabajen juntas para aislar al régimen de Kim”.

Hillary Clinton respondió a las declaraciones de Trump durante una aparición televisiva el 19 de septiembre en “The Late Show with Stephen Colbert”, donde ella dijo, según el New York Post, que la diplomacia era la solución para detener los programas de armas nucleares de Corea del Norte.

Trump respondió a Clinton el 20 de septiembre, declarando en Twitter: “Después de permitir que Corea del Norte investigue y construya armas nucleares mientras era la secretaria de Estado (también Bill Clinton), una deshonesta Hillary ahora critíca”.

A lo que Trump se refirió fue al Acuerdo Marco Mutuo diplomático de Bill Clinton en 1994, donde el ex presidente proporcionó ayuda a Corea del Norte a cambio de que el régimen pusiera fin a sus programas de armas nucleares.

En virtud del acuerdo, Corea del Sur, Japón y otras naciones proporcionaron dos reactores nucleares ligeros a Corea del Norte, con un costo cercano a los 4.000 millones de dólares, según un informe de 1994 de The Heritage Foundation, además de otras formas de ayuda.

Bill Clinton dijo en ese momento: “Este es un buen trato para Estados Unidos. Corea del Norte congelará y luego desmantelará su programa nuclear. Corea del Sur y nuestros aliados estarán mejor protegidos. El mundo entero estará más seguro al reducir la proliferación de las armas nucleares”.

Sin embargo, el programa falló. Corea del Norte aceptó la ayuda, pero siguió desarrollando armas nucleares.

Después de proporcionar a Corea del Norte los dos reactores nucleares civiles y el fuel oil, los satélites espías estadounidenses descubrieron lo que parecía ser una instalación nuclear subterránea cerca de Yongbyon, y el Congreso respondió poniendo fin al suministro de combustible a Corea del Norte, según Enciclopedia Británica.

A pesar de la decisión del Congreso, dice, Clinton “usó su autoridad para desviar 15 millones de dólares de fondos especiales para cumplir con el compromiso de Estados Unidos” con Corea del Norte.

El diario Los Angeles Times informó en 1998,”Clinton acaba de sacar de su bolsillo a Corea del Norte”, y “decidió gastar hasta 15 millones de dólares para combustible norcoreano, más allá de los 35 millones de dólares ya autorizados por el Congreso este año”.

El tweet de Trump también se refiere a las acciones de Hillary Clinton como secretaria de Estado bajo Barack Obama. Político reportó en junio de 2016 que “como secretaria de Estado, Clinton supervisó un enfoque de no intervención a Corea del Norte”.

La estrategia de “paciencia estratégica” implicó retirarse de Corea del Norte, mientras que tampoco se continuó con otros programas fallidos de ayuda otorgados a Corea del Norte bajo el anterior presidente George W. Bush. El resultado, según Político, fue “Los norcoreanos se enfurecieron, y más ensayos nucleares y de misiles siguieron, junto con hostilidades abiertas entre Corea del Norte y Corea del Sur en 2010”.

El informe cita a Matthew Bunn, experto en no proliferación nuclear de la Escuela de Gobierno  Harvard´s Kennedy, que señala “En mi opinión, paciencia estratégica era un término amable para sentarse y observar mientras Corea del Norte continuaba desarrollando su programa de armas nucleares”.

Trump tomó una posición firme contra Corea del Norte y sus programas de armas nucleares. Esto incluyó dos recientes rondas de sanciones contra Corea del Norte -aprobadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en agosto y septiembre- que Rusia y China acordaron apoyar.

El secretario de Defensa, James Mattis, dijo el 19 de septiembre que las sanciones parecen estar funcionando, según el Departamento de Defensa.

Mattis dijo que Corea del Norte está experimentando “el creciente aislamiento diplomático que conlleva las sanciones económicas”.

TE RECOMENDAMOS