Trump dice que el proyecto de ley de Hong Kong no ayuda en las negociaciones comerciales

Por Eva Fu
03 de Diciembre de 2019 Actualizado: 03 de Diciembre de 2019

El presidente Donald Trump dijo el 2 de diciembre que el reciente proyecto de ley de derechos humanos de Estados Unidos que respalda a los manifestantes de Hong Kong no facilita las negociaciones comerciales con China, pero que confía en que el país todavía quiera hacer un acuerdo comercial.

La legislación “no lo hace mejor, pero veremos qué pasa”, dijo Trump a los periodistas de la Casa Blanca mientras se dirigía a una cumbre de la OTAN en Londres.

La semana pasada Trump firmó dos proyectos de ley en apoyo del movimiento pro-democracia en Hong Kong, incluyendo la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, que incluye disposiciones que crean sanciones a los funcionarios chinos involucrados en abusos de derechos humanos en la ciudad.

Varios funcionarios, entre ellos la asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway, han expresado su esperanza de que las dos mayores potencias económicas lleguen a un acuerdo comercial de “primera fase” a finales de año, una gran parte de la cuál se centraría en las compras agrícolas de China y en la protección de la propiedad intelectual.

“Los chinos siempre están negociando. Estoy muy contento donde estamos”, dijo Trump. “Los chinos quieren hacer un trato. Veremos qué pasa”, dijo sin indicar la probabilidad de llegar a un acuerdo comercial para fin de año.

Mientras tanto, un periódico estatal chino dijo que Beijing ha hecho de la reducción de aranceles una prioridad como parte del acuerdo comercial interino.

“China quiere que los aranceles se reduzcan en la primera fase del acuerdo comercial, que sería el primer paso para cancelar los aranceles que han sido impuestos por las dos partes desde el año pasado”, dijo The Global Times en un comentario publicado el 1 de diciembre.

En otro comentario publicado por el mismo medio, el exviceministro de Comercio de China, Wei Jiangguo, calificó como “el problema más esencial” el levantamiento de los aranceles estadounidenses a las importaciones chinas.

“La reducción de los aranceles impuestos por Estados Unidos es una necesidad”, escribió el 1 de diciembre, haciendo hincapié en que es un “compromiso” necesario para que la parte estadounidense “demuestre sinceridad”.

A principios de noviembre, el régimen también presionó públicamente a la administración de Estados Unidos para que redujera los aranceles que actualmente se imponen a los productos chinos por valor de cientos de miles de millones de dólares. Pero Trump rechazó la petición.

“Les gustaría tener un retroceso. No he aceptado nada”, dijo Trump el 8 de noviembre. “A China le gustaría tener una especie de retroceso, no un retroceso completo, porque saben que no lo haré”.

El 15 de diciembre, Estados Unidos impondrá un arancel del 15 por ciento sobre aproximadamente 156.000 millones de dólares a las importaciones chinas.

“Si no pasa nada entre ahora y entonces [15 de diciembre], el presidente ha dejado muy claro que pondrá los aranceles, los aranceles aumentados”, dijo el Secretario de Comercio Wilbur Ross a Fox el 2 de diciembre.

Sigue a Eva en Twitter: @EvaSailEast

***

A continuación

70 años de comunismo en China, 70 años de tragedia

TE RECOMENDAMOS