Trump dice que las 4 congresistas demócratas progresistas deberían “disculparse con Estados Unidos”

Por Ivan Pentchoukov
21 de Julio de 2019 Actualizado: 21 de Julio de 2019

El presidente Donald Trump renovó sus críticas en contra de las cuatro congresistas demócratas progresistas el 21 de julio, acusándolas de no poder amar al país y sugirió que se “disculpen con Estados Unidos”.

“No creo que las cuatro congresistas sean capaces de amar a nuestro País. Deberían disculparse con Estados Unidos (e Israel) por las cosas horribles (odiosas) que han dicho”, escribió Trump en Twitter.

“¡Están destruyendo al Partido Demócrata, pero son personas débiles e inseguras que nunca podrán destruir a nuestra gran Nación!”

El mensaje de Trump es el más reciente en una guerra de palabras con las congresistas socialistas demócratas Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Rashida Tlaib, y Ayana Pressley.

En su respuesta, Ocasio-Cortez no cuestionó la afirmación de Trump de que carece de patriotismo. La socialista demócrata, en cambio, escribió en Twitter sobre varios temas generales de política, incluyendo la lucha para “garantizar” la atención médica, el perdón de préstamos estudiantiles, las protecciones ambientales, los salarios dignos y los “derechos humanos básicos”. También acusó al presidente de aumentar los precios de las drogas, señalando a “Betsy DeVos de estafar los préstamos estudiantiles”, y lastimar a “niños inmigrantes”.

No está claro qué datos utilizó Ocasio-Cortez en referencia al aumento de los precios de los medicamentos. El Consejo de Asesores Económicos informó el 11 de julio que, según Trump, los precios de los medicamentos bajaron más en junio de este año que en cualquier mes desde 1968.

Omar no respondió de inmediato, pero compartió el mensaje de Ocasio-Cortez con sus seguidores.

El presidente comenzó la pelea con el autodenominado “escuadrón” en Twitter con una serie de mensajes el 14 de julio, en los que sugirió que las cuatro legisladoras deberían “regresar y ayudar a arreglar los lugares totalmente dañados e infestados de delitos de donde vienen”. El mensaje de Twitter resultó en un frenesí para los medios de comunicación y en un raro voto de los demócratas de la Cámara de Representantes para condenar el mensaje como” racista”. Las cuatro congresistas también realizaron una conferencia de prensa para criticar al presidente.

Trump respondió a cada ataque con una salva propia. Explicó en detalle sus pensamientos durante un mitin de campaña, con una larga crítica que se centró en las controvertidas declaraciones de cada congresista.

Trump lanzó su ataque el mismo día en que Axios informó sobre una encuesta interna del Partido Demócrata, entre un grupo de votantes indecisos que no les gusta el socialismo, que mostró que Ocasio-Cortez se ha convertido en una de las caras definitorias del Partido Demócrata. La encuesta ha preocupado a los partidarios porque perder a este grupo de votantes indecisos podría costarle al Partido Demócrata el Congreso y la presidencia en las elecciones de 2020.

“Si todos los votantes se enteran de lo que es AOC, podría poner en riesgo a la mayoría [del Congreso]”, dijo a Axios un destacado demócrata involucrado en las carreras de 2020 en ese momento. “Ella está generando todas las noticias y definiendo las carreras de todos los demás”.

La encuesta preguntó a un grupo de votantes blancos sin un título universitario que votaron por Trump en 2016, pero son cruciales para los demócratas en los distritos de la Cámara de Diputados. Casi tres de cada cuatro de estos votantes reconocieron el nombre de Ocasio-Cortez. De ellos, solo el 22 por ciento tenía una opinión favorable de ella. La mayoría de los encuestados también reconocieron a Omar, ya que solo el 9 por ciento tiene una opinión favorable.

Los votantes encuestados son muy reacios al socialismo, y solo el 18 por ciento ve favorablemente la ideología. Ocasio-Cortez, Omar, Tlaib y Pressley abogan por las políticas socialistas, y los cuatro apoyan la política socialista de Medicare para todos; todos, excepto Omar, apoyan la propuesta socialista Green New Deal.

El Green New Deal propone entregar al gobierno el control casi total del sector energético. La propuesta contempla la modificación o el reemplazo de todas las viviendas en los Estados Unidos y la eliminación de todos los vehículos con motor de gasolina. Promete millones de empleos y atención médica universal, vivienda, seguridad económica y “agua limpia, aire puro, alimentos saludables y asequibles, y acceso a la naturaleza”.

Medicare para todos otorgaría al gobierno el control del sector de atención médica, al tiempo que eliminaría todos los planes de seguro de salud privados, con una excepción marginal para la cirugía plástica.

Las dos políticas costarían a los contribuyentes estadounidenses USD 125 billones en el transcurso de una década, según dos estimaciones. En la actualidad, los gastos totales del gobierno de los Estados Unidos se estiman en un total de USD 60 billones en los próximos 10 años.

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS