Trump dice que ocuparía “absolutamente” una posible vacante en la Corte Suprema antes de las elecciones

Por Janita Kan
12 de Agosto de 2020
Actualizado: 12 de Agosto de 2020

El presidente Donald Trump dijo el martes que ocuparía una vacante en la Corte Suprema si se presentaba la oportunidad antes de la elección de noviembre.

“Absolutamente, lo haría”, dijo Trump en una entrevista de radio en el Hugh Hewitt Show, cuando se le preguntó si haría una nominación para ocupar una vacante en la Corte Suprema durante los últimos cinco meses de su mandato.

“Si dices que si algo pasara ahora, me movería rápidamente. ¿Por qué no? Quiero decir, ellos lo harían. Los demócratas lo harían si estuvieran en esta posición”. El presidente añadió que tenía a alguien en mente, pero no nombró al candidato.

Ninguno de los jueces de la Corte Suprema anunció intenciones de retirarse, pero las especulaciones sobre una posible vacante se disparó en la conciencia pública en las últimas semanas tras la noticia de que la jueza liberal Ruth Bader Ginsburg recibe tratamiento para su quinto brote de cáncer. Esta jueza de 87 años fue tratada previamente por cáncer colorrectal, pancreático y de pulmón, y se ha sometido a otros procedimientos a principios de este año. Pero la jueza liberal es inflexible en cuanto a que no se retirará.

“A menudo digo que seguiré siendo miembro de la Corte mientras pueda hacer el trabajo a todo vapor. Sigo siendo plenamente capaz de hacerlo”, dijo en una declaración en julio.

De manera similar, el año pasado, hubo rumores de que el juez conservador Clarence Thomas, el juez asociado de mayor antigüedad en la Corte, podría retirarse para que Trump nominara a un juez conservador de ideas afines. Pero disipó las especulaciones sobre la jubilación en varios comentarios públicos que hizo en 2019.

“No me voy a retirar”, dijo Thomas en respuesta a una pregunta hipotética cuando dio una charla en la Facultad de Derecho de la Universidad de Pepperdine.

La perspectiva de llenar una vacante en la Corte Suprema antes de las elecciones de noviembre es probable que provoque controversia en el Senado. Los republicanos en esa cámara lidian con la cuestión de si deben adherirse a su propia norma de Garland, que el líder del Senado Mitch McConnell (R-K.Y.) estableció en 2016. McConnell se negó a celebrar audiencias para el candidato a la Corte Suprema del presidente Barack Obama, Merrick Garland, para sustituir al difunto juez Antonin Scalia 11 meses antes de la elección, diciendo que el asiento debe ofrecerse para que el nuevo presidente nomine quien lo ocupa.

En ese momento McConnell dijo que era una cuestión de principios, llamándola la “regla Biden”, refiriéndose a un discurso de 1992 cuando el entonces senador Joe Biden argumentó que durante una temporada política “la acción sobre una nominación a la Corte Suprema debe ser pospuesta hasta después de que la campaña electoral termine”.

Sin embargo, McConnell se indignó en 2019 cuando pareció suavizar su postura, diciendo que llenaría la vacante si se presentaba una. Los demócratas lo acusaron rápidamente de ser hipócrita, pero, un portavoz de McConnell dijo en ese momento que el senador de Kentucky era coherente con sus comentarios de 2016 porque había dicho que las vacantes que se producen cuando la Casa Blanca y el Senado están en manos de diferentes partidos no deben ser objeto de medidas.

“Tendría que remontarse a 1888, cuando Grover Cleveland estaba en la Casa Blanca, para encontrar la última vez que una vacante creada en un año presidencial fue confirmada por el partido opuesto al ocupante de la Casa Blanca”, dijo McConnell en marzo de 2016.

Los republicanos de Trump y del Senado han hecho esfuerzos significativos para cambiar la composición de la justicia, nominando y confirmando jueces conservadores más jóvenes, con el fin de dar forma a la dirección a largo plazo del país. Este movimiento recibe críticas de los progresistas. Desde que asumió el cargo, el Senado confirmó 203 jueces federales nombrados por Trump, incluidos 53 jueces de apelación y dos jueces de la Corte Suprema.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

A 30 años de la caída del muro de Berlín: el comunismo sigue con nosotros

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS