Trump dice que Xi Jinping intentó ayudar con Corea del Norte, aunque no funcionó

20 de Junio de 2017 Actualizado: 20 de Junio de 2017

En un tuit posteado en la tarde del 20 de junio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que China y su mandatario Xi Jinping “intentaron” –pero fallaron– en ayudar a resolver la crisis nuclear y de misiles con Corea del Norte.

Las palabras de Trump surgen meses después de su reunión con Xi en Florida, donde ambos líderes conversaron sobre las provocaciones de Pyongyang. Los norcoreanos, liderados por Kim Jong Un de 33 años de edad, han estado llevando a cabo un agresivo programa de prueba de misiles balísticos y armas nucleares heredado del padre del dictador, Kim Jong Il.

Corea del Norte ha permanecido desafiante ante la presión internacional contra su desarrollo armamentístico. Hace poco detonó su quinta bomba nuclear, la más poderosa hasta la fecha, y ha realizado varias pruebas de misiles antes y después de la reunión entre Trump y Xi.

El mensaje llega a un día de la muerte de Otto Warmbier, el estudiante universitario norteamericano de 22 años de edad que cayó en coma durante su confinamiento en Corea del Norte por parte del régimen comunista local.

Warmbier visitaba el país como turista cuando las autoridades lo sentenciaron a 15 años de prisión por robar un poster de propaganda. Murió el 19 de junio, poco después de ser entregado a su familia en estado vegetativo.

El ángulo chino

El reciente tuit de Trump es el último de una larga lista de comentarios que realizó con respecto a Corea del Norte y el rol del China al lidiar con su ermitaño vecino. Antes de la reunión Trump-Xi en Florida, Trump había criticado a China por no cooperar con Estados Unidos y con los esfuerzos internacionales para tener al régimen norcoreano bajo control. Luego llegó a un acuerdo con el mandatario chino y aceptó que la relación sino-norcoreana es más complicada de lo que parece a simple vista.

China es el único socio comercial importante de Corea del Norte y su fuente primaria de asistencia material. Desde cierto ángulo, China ha declarado su apoyo a las sanciones de la ONU contra Pyongyang que apuntan a paralizar su desarrollo de armas nucleares y misiles. Los chinos han bloqueado los cargamentos de carbón de Corea del Norte, han reforzado los controles fronterizos y, en al menos una investigación prominente, han condenado a una empresaria que colaboró con el desarrollo de armas nucleares del régimen de Kim.

Pero los intereses comerciales, ideológicos y de facciones dentro del régimen chino hacen que a las autoridades centrales les sea difícil imponer una política coherente sobre Corea del Norte. Las empresas chinas están plagadas de corrupción –particularmente en el noreste, junto a la frontera con Corea del Norte.

Además, muchos de los rivales políticos de Xi Jinping tienen lazos con los líderes de Corea del Norte y comandan redes informales de clientelismo del régimen en el noreste de China.

TE RECOMENDAMOS