Trump emite orden ejecutiva que protege a los americanos de la “sobrecriminalización” por reglamentos

Por Tom Ozimek
19 de Enero de 2021
Actualizado: 19 de Enero de 2021

El presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva el lunes que tiene como objetivo proteger a los estadounidenses de la “sobrecriminalización” por medio de regulaciones.

La orden busca hacer más transparentes las consecuencias de la violación de ciertas regulaciones como una salvaguarda contra el castigo criminal injustificado por violaciones regulatorias no intencionales.

“En aras de la equidad, la ley penal federal debe ser escrita claramente para que todos los estadounidenses puedan entender lo que está prohibido y actuar en consecuencia”, escribió Trump.

La medida encaja con el plan más amplio de Trump para reducir la carga regulatoria de los individuos y las empresas, un sello distintivo de su administración.

“Algunos estatutos han autorizado a los organismos del poder ejecutivo a promulgar miles de reglamentos, creando una maraña de requisitos que puede ser difícil de navegar, y muchos de estos reglamentos son aplicables a través de procesos y sanciones penales”, señaló el presidente.

La orden busca reducir la carga regulatoria de los estadounidenses asegurándose de que estén adecuadamente informados sobre la posible responsabilidad penal por violaciones de los reglamentos. También pide a los fiscales que se concentren en castigar solo a los “individuos más culpables” en la persecución de los casos de delitos reglamentarios.

“Los enjuiciamientos penales basados en delitos reglamentarios deben centrarse en asuntos en los que un supuesto acusado tuviera un conocimiento real o constructivo de que la conducta estaba prohibida”, escribió Trump.

Una de las formas en que el decreto ejecutivo trata de lograr el objetivo de prevenir la sobrecriminalización es desalentando los llamados “delitos de responsabilidad estricta”, que no requieren que los fiscales prueben el “mens rea”, o el estado mental que por ley debe probarse para condenar a un determinado acusado de un delito concreto. El decreto ejecutivo hace que dichos delitos sean “generalmente desaprobados” y, en cambio, pide a los organismos que consideren la posibilidad de hacer cumplir administrativa o civilmente los delitos reglamentarios de responsabilidad estricta, en lugar de hacerlos cumplir penalmente.

La orden se produjo en medio de una serie de proclamaciones y órdenes ejecutivas emitidas el día anterior a la cesión del poder por parte de Trump al presidente electo Joe Biden, que prestará juramento el 20 de enero.

Una de ellas, titulada “Orden ejecutiva sobre la garantía de la responsabilidad democrática en la elaboración de normas de los organismos“, permitiría a los organismos federales promulgar nuevas normas solo a instancias de los responsables políticos, que son responsables ante los votantes, y no ante los funcionarios de carrera.

“Algunos organismos han optado por difuminar estas líneas de responsabilidad democrática permitiendo que los funcionarios de carrera autoricen, aprueben y sirvan de última palabra en las regulaciones”, escribió Trump. “Esta práctica transfiere el poder de establecer normas que rigen la vida diaria de los estadounidenses del presidente, actuando a través de sus subordinados ejecutivos, a funcionarios aislados de la responsabilidad que conllevan las elecciones nacionales. Esta práctica socava el poder del pueblo estadounidense para elegir a quienes los gobiernan y he ordenado que se tomen medidas para ponerle fin”, añadió Trump.

Trump también emitió una orden ejecutiva que trataría de aumentar las protecciones para los agentes de las fuerzas de seguridad, los jueces, los fiscales y sus familias.

“Mi administración no tiene prioridades más altas que la preservación del Estado de derecho en nuestro país y la protección de los hombres y mujeres que sirven bajo su bandera”, escribió Trump. “En consecuencia, ordeno que se aumente la protección de los jueces, fiscales y agentes de las fuerzas de seguridad”.

Otra orden ejecutiva emitida el lunes ordenó al gobierno federal no comprar drones “que presentan riesgos inaceptables y son fabricados por, o contienen software o componentes electrónicos críticos de adversarios extranjeros”, la cual parece estar dirigida a China.

No está claro cuánto tiempo las órdenes ejecutivas de Trump permanecerán en vigor, ya que Biden planea su propio bombardeo de órdenes ejecutivas, y se espera que muchos reviertan la agenda de Trump.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Exclusiva: Sec. Pompeo: El Partido Comunista Chino está ‘dentro de casa’

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS