Trump en reunión con esposa de Guaidó: “Rusia tiene que salir” de Venezuela

Por VOA
27 de Marzo de 2019 Actualizado: 27 de Marzo de 2019

WASHINGTON, D.C. — El presidente Donald Trump dijo el miércoles que los soldados rusos tenían que salir de Venezuela y aseguró que contemplan todas las opciones, en declaraciones durante una reunión con la esposa del presidente interino Juan Guaidó, Fabiana Rosales, en la Casa Blanca.

“Rusia tiene que salir”, dijo Trump a los reporteros durante una reunión con Rosales. Consultado acerca de cómo podría lograrse eso, Trump respondió: “Todas las opciones están abiertas”.

Trump hizo el comentario junto al vicepresidente Mike Pence, y otros miembros de su gabinete reunidos con Rosales, quien llegó a la Casa Blanca como parte de su agenda en Estados Unidos.

La esposa de Guaidó aprovechó también para expresar su preocupación por la vida y la integridad de su esposo, quien sufrió un ataque el martes al salir de la Asamblea Nacional.

Rosales denunció denunció la detención de Juan Planchart, primo hermano de la madre de Juan Guaidó. Y alertó sobre amenazas de detención de Gustavo Guaidó, hermano del presidente encargado. “Atacar al entorno del presidente es atacar al presidente”, indicó Rosales.

Además de este encuentro, está previsto que Rosales participe en un almuerzo en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo.

El presidente de EE.UU. Donald Trump se reúnen con Fabiana Rosales, esposa del presidente encargado de Venezuela Juan Guaido, en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 27 de marzo de 2019 en Washington, DC. (Win McNamee/Getty Images)

El miércoles en la tarde se espera que se reúna con congresistas de ambos partidos en Estados Unidos, con quienes hablará de derechos humanos y la situación de los catalogados presos políticos en Venezuela. Al final del día se reunirá con miembros de la diáspora venezolana en la sede del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales.

El miércoles Rosales denunció un ataque que habrían cometido en Venezuela contra el auto en que se trasladaba Guaidó el martes a la salida de la sesión de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Rosales dijo que le apuntaron al auto con armas y le lanzaron gases lacrimógenos.

Estados Unidos condenó el incidente y advirtió sobre la seguridad de Guaidó.

“Estamos monitoreando informes de estos y otros actos de intimidación por parte de las pandillas armadas y sin ley de Nicolás Maduro, conocidas como colectivos”, dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

“Es responsabilidad de las fuerzas de seguridad proteger a la Asamblea Nacional elegida democráticamente. Las fuerzas de seguridad deben ser los guardianes de la paz y la civilidad, y poner fin rápidamente a la violencia e intimidación de estos grupos armados irregulares, que amenazan la seguridad y la soberanía del pueblo de Venezuela”, indicó el texto.

“Estos actos de intimidación no lograrán retrasar lo inevitable: la restauración pacífica de la democracia, la estabilidad y la prosperidad del pueblo de Venezuela”, concluyó.

 

***

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS