Trump: Estados Unidos está listo para hacer un “acuerdo real” con Irán

Por Petr Svab - La Gran Época
25 de Julio de 2018 Actualizado: 25 de Julio de 2018

El presidente de Estados Unidos Donald Trump manifestó su disposición para entablar una conversación con el liderazgo iraní, dos días después de rechazar la retórica amenazadora de su mandatario Hassan Rouhani.

“Retiré a Estados Unidos del horrible acuerdo nuclear unilateral con Irán. E Irán ya no es el mismo país… eso lo puedo decir. Y veremos qué pasa; pero estamos listos para hacer un verdadero acuerdo, no el acuerdo hecho por la administración anterior que fue un desastre”, dijo Trump el 24 de julio en la convención nacional de Veteranos de Guerras Extranjeras en Kansas.

La observación se produce después de que el presidente iraní Hassan Rouhani dijera el domingo, que Trump no debería “jugar con la cola del león” o “lo lamentará”. Trump respondió en Twitter diciendo que Rouhani nunca debería “amenazar nuevamente a Estados Unidos” o “sufrirá consecuencias que pocos en la historia han sufrido”.

Rouhani no ha respondido, aunque su secretario de Relaciones Exteriores Javad Zarif, calificó en Twitter el comentario de Trump como una “fanfarronada”, y el portavoz de Zarif lo llamó “guerra psicológica”, informó la agencia estatal de noticias iraní ISNA.

La administración Trump viene aumentado su presión sobre el régimen islámico de Irán en los últimos meses.

En mayo, Trump se retiró del acuerdo con Irán firmado por el expresidente Barack Obama y los otros cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas –Rusia, China, el Reino Unido y Francia– además de Alemania y la Unión Europea.

Según el acuerdo, oficialmente conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), Irán recibió hasta USD 150 mil millones en concepto de asistencia por sanciones y pagos en efectivo.

Las dos preocupaciones principales que la administración Trump tenía con el JCPOA eran que incluía las llamadas cláusulas de extinción, las que habrían permitido a Irán instalar miles de centrifugadoras de uranio avanzadas para 2026. Y otra preocupación era el hecho que, el desarrollo iraní de misiles balísticos no estaba cubierto en el acuerdo.

La retirada del acuerdo se produjo después que Irán tuvo meses de oportunidad para renegociar estas partes del trato.

Desde entonces, Trump ordenó la imposición de sanciones “del más alto nivel”, parte de las cuales entrarán en vigencia el 6 de agosto, y el resto -incluidas las principales sobre petróleo, energía y bancos- el 4 de noviembre.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, analizó la letanía de abusos del régimen iraní en un discurso del 22 de julio, e identificó como corruptos a varios funcionarios iraníes con nombre y apellido, incluidos el líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei.

Irán ha estado tratando de salvar el acuerdo nuclear con los signatarios restantes, intentando convencerlos de mantener lazos comerciales, pero violar las sanciones pondría en riesgo, a las entidades, de perder el acceso al sistema bancario de Estados Unidos.

El presidente del Banco Europeo de Inversiones, Werner Hoyer, dijo la semana pasada que el Banco no podrá hacer negocios en Irán ya que “pondría en riesgo el modelo de negocios del banco”.

De hecho más de 50 empresas internacionales ya se fueron de Irán, dijo Brian Hook, director de planificación de políticas del Departamento de Estado de Estados Unidos, en una sesión informativa el 2 de julio.

Pompeo dijo previamente que Estados Unidos está dispuesto a levantar las sanciones nuevamente, pero enumeró 12 demandas que el régimen iraní tendrá que cumplir para ello, incluido el final de su programa de misiles balísticos, la liberación de los estadounidenses detenidos y la suspensión de su apoyo a grupos terroristas y milicias como Hezbollah, Hamas y los Houthis, además de retirar sus fuerzas de Siria.

“Es hora de que Irán se adapte y muestre responsabilidad como nación responsable”, dijo el martes el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, al comentar sobre el tuit de Trump. “No puede seguir demostrando irresponsabilidad como una organización revolucionaria que intenta exportar el terrorismo, exportando perturbación por toda la región. Así que creo que el Presidente dejó en claro que están en el camino equivocado”.

Al mismo tiempo, la administración Trump sostiene que no persigue un cambio de régimen en Irán, o al menos no necesariamente.

“El único cambio que queremos es un cambio de comportamiento”, dijo la portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert, durante la rueda de prensa del martes.

Human Rights Watch publicó el lunes su “Informe mundial” de 2018, con duras críticas a Irán por los abusos generalizados.

“Las autoridades del aparato de seguridad y de justicia iraní continuaron atacando a periodistas, activistas de medios de comunicación online y defensores de los derechos humanos, en una represión continua que mostró un flagrante desprecio por los estándares legales nacionales e internacionales”, dice el informe, enumerando muchas transgresiones contra minorías religiosas y otras minorías.

Pompeo publicó un artículo de opinión en el periódico USA Today el martes, en el que hizo un llamamiento para que se ponga fin a la persecución religiosa en varios países, enumerando primero a Irán.

“Cientos de musulmanes sufíes en Irán siguen encarcelados por sus creencias, con informes de varias muertes a manos de las brutales fuerzas de seguridad iraníes”, escribió Pompeo. “La intolerancia religiosa del régimen en Irán también se aplica a cristianos, judíos, sunitas, bahá’ís, zoroastrianos y otros grupos religiosos minoritarios que simplemente intentan practicar su fe”.

Los iraníes han estado protestando en masa contra su gobierno en los últimos meses, gritando consignas como “nuestro gobierno incompetente es responsable de la pobreza de nuestra nación” y “muerte al dictador“.

Entre sus reclamos se encuentran, la falta de agua potable y la caída del precio de la moneda de Irán (el rial), de menos de 10.000 por dólar hace una década a más de 43.000 por dólar. En tanto, muchos iraníes están comprando dólares en el mercado negro por más de 80.000 riales.

Algunas mujeres en Irán también han estado desafiando al régimen, apareciendo en público sin el pelo cubierto por un hiyab, lo que plantea el riesgo de ser castigadas con una multa o hasta un tiempo en prisión.

El régimen de Irán comenzó con una mezcla de subversión soviética y las influencias de Sayyid Qutb -padre fundador de la Hermandad Musulmana- que combinó el socialismo con el Islam para crear las teocracias totalitarias, que desde entonces han barrido el mundo musulmán.

El Dr. Zuhdi Jasser, presidente del Foro Islámico Estadounidense por la Democracia, dijo a La Gran Época en una entrevista del 14 de diciembre de 2017:  que el Islam socialista de Qutb creó, la idea de “islamismo” que distorsionó el concepto de la sharia (ley islámica) defendiendo un “Jihad ofensivo”, dio inicio a muchos movimientos terroristas.

TE RECOMENDAMOS