Trump: la temporada de fútbol americano universitario debe seguir adelante

Por Zachary Stieber
11 de Agosto de 2020
Actualizado: 11 de Agosto de 2020

La temporada de fútbol americano universitario debería empezar pronto, dijo el presidente Donald Trump el lunes.

Trump se unió a los llamamientos que piden que la temporada avance, escribiendo en Twitter: “Los estudiantes-atletas han estado trabajando muy duro para que su temporada sea cancelada”.

El presidente compartió un tuit de Trevor Lawrence, el mariscal de campo estrella de la Universidad de Clemson. El posteo de Lawrence solicitaba a los ejecutivos de la conferencia establecer procedimientos de salud y seguridad, y dejar que los jugadores optaran por no jugar. El jugador pidió en última instancia que se permitiera que la temporada comenzara.

Tanto Lawrence como Trump usaron el hashtag “#WeWantToPlay”.

A Trump “le gustaría mucho que el fútbol americano universitario reanudara su actividad deportiva de forma segura”, dijo a los periodistas el lunes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

“Trabajan toda su vida para este momento, y le gustaría verlos tener la oportunidad de vivir su sueño”, agregó McEnany, refiriéndose a los estudiantes atletas.

Varias ligas de deportes profesionales han reanudado o comenzado la temporada durante la pandemia de COVID-19, como es el caso de la NBA, la NHL y la MLB.

Pero las conferencias universitarias se han abstenido en su mayoría de anunciar planes al respecto.

La Mid-American Conference y la Mountain West cancelaron las temporadas de otoño pero dejaron abierta la posibilidad de tener fútbol americano en primavera.

La mayor parte de la Conference USA planea jugar en otoño, excepto el Old Dominion.

“Llegamos a la conclusión de que la temporada —incluyendo los viajes y las competiciones— suponía un riesgo demasiado grande para nuestros estudiantes-atletas”, dijo en un comunicado John Broderick, presidente de la escuela.

La Southeastern Conference (SEC) no va a cancelar su temporada todavía.

Greg Sankey, el comisionado de la SEC, se dirige a los medios de comunicación tras el anuncio de la cancelación del Torneo de Baloncesto de la SEC en el Bridgestone Arena el 12 de marzo de 2020 en Nashville, Tennessee. (Foto de Andy Lyons/Getty Images)

El comisionado de la SEC, Greg Sankey, dijo en un comunicado publicado en las redes sociales que está siendo paciente. “¿Podemos jugar? No lo sé. No hemos dejado de intentarlo”, dijo.

Algunos legisladores y entrenadores también están presionando para tener una temporada de otoño.

“Estados Unidos necesita el fútbol americano universitario”, escribió el representante Jim Jordan (R-Ohio) en Twitter.

El senador Ben Sasse (R-Neb.) escribió en una carta a la Big Ten Conference que “no hay garantías de que el fútbol americano universitario sea completamente seguro”.

“Pero la estructura y la disciplina de los programas de fútbol americano es muy probable que sea más segura que la experiencia que vivirían los jóvenes de 18 a 22 años si no hay una temporada. Cancelar la temporada de otoño significaría cerrar los programas estructurados y socialmente distantes de estos atletas”, añadió.

“Los jóvenes estarán alejados de las universidades, que están en una posición única para proporcionarles pruebas y atención médica”.

El entrenador de Michigan, Jim Harbaugh, dijo en un comunicado que, en base a lo que ha visto en las últimas ocho semanas, desde que los jugadores regresaron al campus, “este virus puede ser controlado y gestionado”.

El mariscal de campo Adrian Martinez #2 de los Nebraska Cornhuskers calienta antes del partido contra los Iowa Hawkeyes en el Memorial Stadium en Lincoln, Neb., el 29 de noviembre de 2019. (Steven Branscombe/Getty Images)

La COVID-19 es una enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

De las 893 pruebas administradas para la enfermedad, solo 11 dieron positivo. Ninguna de las últimas 353 pruebas administradas dio positivo, dijo Harbaugh, añadiendo: “Hemos desarrollado un gran prototipo de cómo podemos hacer que esto funcione y dar la oportunidad a los jugadores de jugar. Si se es transparente y se siguen las reglas, así es como se puede hacer”.

El entrenador de Nebraska, Scott Frost, dijo que su equipo jugará “sin importar qué”, incluso si la Big Ten cancela su temporada.

Y los jugadores de los Huskers dijeron a los periodistas que quieren jugar.

“Creo que hay un consenso general en todo el panorama del fútbol americano universitario (…) queremos jugar al fútbol americano. Sé con certeza que en Nebraska nos están cuidando”, dijo el mariscal de campo Adrian Martinez.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

PCCh prefiere que Trump no gane un segundo mandato

TE RECOMENDAMOS