Trump: Las 3 pruebas de misiles de corto alcance de Corea del Norte no violan el acuerdo de Singapur

Por Venus Upadhayaya
03 de Agosto de 2019 Actualizado: 03 de Agosto de 2019

El presidente Donald Trump dijo que las tres recientes pruebas de misiles de corto alcance de Corea del Norte no son una violación del acuerdo de Singapur de 2018 que firmó con Kim Jong Un.

“Kim Jong Un y Corea del Norte probaron 3 misiles de corto alcance en los últimos días. Estas pruebas de misiles no son una violación de nuestro acuerdo firmado en Singapur, ni hubo discusión sobre misiles de corto alcance cuando nos dimos la mano”, anunció Trump en Twitter el 2 de agosto.

La declaración de Trump se produjo luego de que Pyongyang lanzara un nuevo misil balístico de corto alcance el viernes. El país había lanzado anteriormente dos nuevos tipos de misiles balísticos de corto alcance al mar el 25 de julio.

El presidente dijo que las pruebas de misiles podrían ser una violación de una resolución de la ONU.

“Puede haber una violación de las Naciones Unidas, pero el presidente Kim no quiere decepcionarme con una violación de confianza, Corea del Norte tiene demasiado que ganar: el potencial como país, bajo el liderazgo de Kim Jong Un, es ilimitado”, escribió Trump.

Trump regularmente menciona que su diplomacia personal con Kim está moviéndose en una dirección positiva, aunque hay escepticismo en la comunidad internacional de que Kim renuncie a su preciado programa de armas nucleares.

“Además, hay demasiado que perder”, continuó Trump. “Puede que me equivoque, pero creo que el presidente Kim tiene una gran y hermosa visión para su país, y solo Estados Unidos, conmigo como presidente, puede hacer que esa visión se haga realidad. ¡Hará lo correcto porque es demasiado inteligente como para no hacerlo, y no quiere decepcionar a su amigo, el presidente Trump!”

Trump había repetido lo mismo anteriormente en una conferencia de prensa en la Casa Blanca luego del lanzamiento del 25 de julio y antes de viajar a Ohio para su campaña presidencial. “Misiles de corto alcance, nunca llegamos a un acuerdo sobre eso. Yo no tengo ningún problema. Veremos que sucede. Es un misil de corto alcance. Son muy estándar”, dijo.

Trump ha dicho que Estados Unidos habría estado en guerra con Corea del Norte si no hubiera hecho un gran avance con Kim.

Los nuevos lanzamientos de misiles del Norte se produjeron cuando el Reino Unido, Francia y Alemania, luego de una sesión informativa cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU, condenaron la reciente actividad balística de Corea del Norte como violaciones de las sanciones de la ONU e instaron a Pyongyang a participar en “negociaciones significativas” con los Estados Unidos para eliminar sus armas nucleares.

El principal enviado de Trump a Corea del Norte, Stephen Biegun, esperaba reunirse el viernes en Tailandia con un representante de Corea del Norte. Pero Corea del Norte se mantuvo alejada de la reunión anual de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, que ha servido como sede de sus conversaciones en el pasado.

Personas mirando la televisión que muestra una imagen de archivo del lanzamiento de misiles de Corea del Norte durante un programa de noticias en la estación de trenes de Seúl en Seúl, Corea del Sur, el 25 de julio de 2019. (Jung Yeon-Je/AFP/Getty Images)

Tácticas de presión

Analizando el lanzamiento del 25 de julio, un investigador principal de defensa de una comunidad de políticas públicas le dijo a La Gran Época que el lanzamiento del misil es el intento de Pyongyang de presionar a la Casa Blanca.

“Corea del Norte está tratando de presionar a los Estados Unidos con estos lanzamientos de misiles. La cultura de Corea del Norte hace querer obligar a la acción de los estados externos, utilizando una estrategia coercitiva, en cuyo caso el régimen se verá fuerte internamente”, dijo Bruce W. Bennett, investigador principal de Defensa de Rand, una organización de investigación que desarrolla soluciones a los desafíos de políticas públicas a La Gran Época por correo electrónico.

Bennett dijo que Pyongyang está tratando de presionar a Estados Unidos y Corea del Sur para que cancelen su ejercicio militar defensivo pendiente.

Una semana antes del lanzamiento, Corea del Norte había dicho que podría levantar su suspensión de 20 meses de pruebas de misiles nucleares y de largo alcance en respuesta a los ejercicios militares.

Trump y Kim se encontraron por última vez en la zona desmilitarizada entre Corea del Norte y Corea del Sur el 30 de junio.

El Associated Press contribuyó a este informe.

Descubre a continuación

Un genocidio oculto se realiza hoy en el país más poblado del planeta

TE RECOMENDAMOS