Trump: Las conversaciones con México aún no progresan “lo suficiente”

Por Holly Kellum - La Gran Época
06 de Junio de 2019 Actualizado: 06 de Junio de 2019

WASHINGTON–Luego del primer día de conversaciones con México en la Casa Blanca, el presidente Donald Trump dijo que se estaban logrando avances en las conversaciones con México para detener la inmigración ilegal en la frontera de los Estados Unidos, pero que aún “no es suficiente”.

Poco antes de las 7 p.m. el 5 de junio, tuiteó que habían terminado de reunirse por el día, pero que estaban programadas más conversaciones para el 6 de junio.

Trump declaró en una conferencia de prensa el 4 de junio que esperaba imponer aranceles a los productos mexicanos a partir del 10 de junio, a menos que México haya interceptado a más migrantes viajando desde Centroamérica a la frontera entre Estados Unidos y México.

“Creo que es más probable que los aranceles sigan”, dijo en una conferencia de prensa con la primera ministra británica Theresa May en Londres.

Al día siguiente, 5 de junio, Trump sonó más optimista al declarar que los aranceles podrían evitarse, y que México estaba empezando a tomar sus reclamos en serio.

“Creo que quieren hacer algo. Están enviando a sus mejores personas”, dijo durante una visita a Irlanda con el Primer Ministro.

Las personas más importantes a las que se refería eran el ministro de Relaciones Exteriores y el embajador de México en los Estados Unidos, que iban a reunirse con el secretario de Estado Mike Pompeo y el vicepresidente Mike Pence en la Casa Blanca.

Si no llegan a un acuerdo, la Casa Blanca está planificando un arancel del 5 por ciento para todos los bienes procedentes de México a partir del 10 de junio. Los aranceles irán sumando en un 5 por ciento cada mes, hasta que alcancen el 25 por ciento previsto para el 1 de octubre, donde permanecerá estable hasta que “la inmigración ilegal esté remediada”, dijo Trump en un tweet.

El significado de “remediada” será decidido por la Casa Blanca.

“Si la crisis de la migración ilegal se alivia a través de acciones efectivas tomadas por México, que se determinarán a nuestra exclusiva discreción y criterio, se eliminarán los aranceles”, dijo Trump en una declaración el 30 de mayo.

Trump dijo que los demócratas lo han obligado a tomar medidas contra México porque no están dispuestos a arreglar las leyes de inmigración de los Estados Unidos que están alimentando la crisis migratoria.

“En mayo, los arrestos en la frontera sumaron 133.000 debido a que México y los demócratas en el Congreso se niegan a ceder ante la reforma migratoria”, escribió por Twitter.

El ministro de Relaciones Exteriores de México dijo ayer que creía que hubiese una buena posibilidad que los aranceles se eviten, y que no tenían planeado imponer ningún arancel a Estados Unidos.

“El mayor porcentaje que veo por lo que hemos escuchado en estos [últimos] días de trabajo, es que podremos lograr una negociación”, dijo Marcelo Ebrard en una conferencia de prensa en Washington el 4 de junio.

La embajadora de México en los Estados Unidos, Marta Barcena, estuvo de acuerdo, pero dijo que existen límites a lo que pueden negociar.

“Y ese límite es la dignidad mexicana”, dijo en la misma conferencia de prensa.

Trump se enfrenta a la presión del Congreso para que se aleje de los aranceles debido al impacto que pueda tener en la economía de los Estados Unidos. También enfrenta el rechazo de los republicanos, aunque aún no está claro si hay suficientes congresistas republicanos en contra para bloquear los aranceles por completo.

Trump, sin embargo, no estaba preocupado cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que los republicanos del Congreso lo estuvieran bloqueando.

“No creo que lo hagan. Creo que si lo hacen, sería una tontería. No hay nada más importante que las fronteras”, dijo el 4 de junio.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza recientemente publicó que el número de migrantes que cruzan ilegalmente la frontera en mayo, fue de 144.278; la cifra más alta en 13 años.

“Necesitamos trabajar con México en este problema”, dijo el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, a The Hill.

Dijo que en un momento dado, hubieron 100.000 migrantes cruzando a través de México en su camino hacia los Estados Unidos.

“Este es un movimiento muy abierto. Usa líneas de autobuses comerciales”, dijo. “En Chiapas, hay un tramo de 240 kms donde la mayoría de personas que cruzan están entre Guatemala y México. Necesitamos interceptar a personas en el punto de origen que cruzan su frontera”.

***

Si te importan los hispanos, apoya el muro fronterizo

 

TE RECOMENDAMOS