Trump llega a Vietnam para su segunda cumbre con Kim

Por Emel Akan - La Gran Época
26 de Febrero de 2019 Actualizado: 26 de Febrero de 2019

HANOI, VIETNAM – El presidente Donald Trump llegó a Vietnam el 26 de febrero para su segunda cumbre histórica con el líder norcoreano Kim Jong Un. Después de unas 20 horas de vuelo, Trump llegó a una alfombra roja de bienvenida a las 8:55 pm hora local en el Aeropuerto Internacional de Hanoi.

Tras la cumbre del año pasado en Singapur, Trump y Kim se reunirán por segunda vez el 27 y 28 de febrero en la capital Hanoi.

Estados Unidos espera que el líder coreano avance significativamente en la implementación del acuerdo del año pasado. Antes de la cumbre, un alto funcionario de la Casa Blanca dijo que el “objetivo predominante” del Presidente con esta cumbre sería la desnuclearización de la península de Corea.

La cumbre también buscará formar “una comprensión compartida de lo que es la desnuclearización”, según la Casa Blanca.

Después de un viaje de dos días y medio en tren, Kim llegó el 26 de febrero a las 8:15 a.m. hora local al pueblo vietnamita de Dong Dang, después de cruzar la frontera desde China. Luego continuó en un vehículo Mercedes Benz para el viaje de 169 km a Hanoi.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, durante una pausa en las conversaciones en su histórica cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte en Singapur el 12 de junio de 2018. (Saul Loeb/AFP/Getty Images)

La reunión en Singapur en junio de 2018 produjo una declaración conjunta que fue firmada por Trump y Kim. Como parte del acuerdo, Kim se comprometió a trabajar para lograr la desnuclearización completa de la península de Corea. Otros pilares del acuerdo fueron: transformar las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte, establecer un régimen de paz permanente en la península coreana y el retorno de los restos de prisioneros de guerra/perdidos en acción de la Guerra de Corea.

En la cumbre de dos días, Trump también quiere hablar con Kim sobre el futuro económico del que podrían disfrutar los norcoreanos si Kim cumple sus promesas de desnuclearización.

“Creo que tendremos una cumbre estupenda”, dijo Trump el 25 de febrero en un discurso ante los gobernadores de la nación en la Casa Blanca. “Queremos desnuclearización, y creo que él tendrá un país que batirá muchos récords de velocidad en términos de economía.”

El modelo de Vietnam

Después de salir del aislamiento internacional de décadas a principios de la década de 1990, Vietnam es ahora el país anfitrión de estas conversaciones de paz de alto perfil. Como país comunista, Vietnam comparte algunas similitudes con Corea del Norte. Y el país es visto como un modelo potencial para Corea del Norte debido a sus mejoradas relaciones con Estados Unidos y sus exitosas reformas económicas.

©Google Map

Vietnam estaba en muy buena posición para ser anfitrión de esta cumbre, según Pham Quang Vinh, exviceministro de Asuntos Exteriores de Vietnam y exembajador en Estados Unidos.

“En el proceso de negociación, tanto Estados Unidos como Corea del Norte establecieron algunos requisitos”, dijo en una entrevista con Zing, un periódico local digital. “Querían un lugar con un ambiente favorable para ambas partes, preferentemente un país con relaciones diplomáticas con ambos.”

El primer día de la cumbre, Trump celebrará una reunión bilateral con Nguyen Phu Trong, el nuevo presidente de Vietnam. Luego tendrá un almuerzo de trabajo con el Primer Ministro vietnamita Nguyen Xuan Phuc, según la Casa Blanca.

Por la noche, Trump se reunirá con Kim para una breve conversación personal, seguida de una cena social, en la que ambos líderes estarán acompañados por dos invitados e intérpretes, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, a los periodistas en el Air Force One.

Dijo que habría más reuniones entre los dos líderes en el segundo día de la cumbre.

Campaña de máxima presión

La cumbre del año pasado en Singapur dio un giro dramático a las relaciones entre los dos países.

En los inicios de la presidencia de Trump, el dictador del régimen comunista, Kim, probó varios misiles supuestamente capaces de llegar a Estados Unidos. Con la creciente amenaza nuclear, se habló de guerra con Pyongyang.

Trump respondió con firmes amenazas de acción militar, diciendo que las amenazas contra Estados Unidos serían “recibidas con fuego y furia como el mundo nunca ha visto”.

Esta foto del 15 de abril de 2017, publicada por la Agencia Central de Noticias Coreana (KCNA) el 16 de abril de 2017, muestra los misiles balísticos de Corea del Norte desplegados a través de la plaza Kim Il-Sung durante un desfile militar en Pyongyang con motivo del 105 aniversario del nacimiento del fallecido líder Kim Il-Sung. (AFP/Getty Images)

La administración Trump también lanzó en 2017 una campaña de máxima presión mediante sanciones económicas, que se aplicó casi en su totalidad con la ayuda de Beijing. Como resultado, Pyongyang dejó de probar armas nucleares o misiles balísticos.

Durante su reunión con los gobernadores, Trump elogió al mandatario chino Xi Jinping por desempeñar un papel crucial en las conversaciones con Corea del Norte.

“Realmente tengo que dar las gracias al presidente Xi”, dijo Trump. “Como saben, cerca del 92% de los productos que entran en Corea del Norte pasan por China. Y el presidente Xi ha sido muy bueno.”

Trump anunció el 24 de febrero que aplazaría la implementación de una subida de tarifas planificada por valor de 200.000 millones de dólares sobre productos chinos. Citó “progresos sustanciales” en las conversaciones comerciales con la delegación china en Washington la semana pasada.

Washington sigue manteniendo un duro régimen de sanciones contra Pyongyang. Kim ha instado a Washington a retirar las sanciones antes de las actividades de desnuclearización. No está claro si Trump le ofrecerá a Kim un alivio inmediato de las sanciones en la segunda cumbre.

“Es necesario explicar a Corea del Norte los términos de las sanciones bilaterales de Estados Unidos”, dijo Roberta Cohen, copresidente emérita del Comité para los Derechos Humanos de Corea del Norte, en un evento organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington el 22 de febrero.

“Según la ley de Estados Unidos, las sanciones pueden levantarse no solo por los pasos hacia la desnuclearización, sino también por una mejora en la situación de los derechos humanos. Y la ley establece cuáles son estos pasos, e incluye la liberación de presos políticos”, dijo Cohen, y agregó que los derechos humanos deberían ser parte de la ecuación.

Sigue a Emel en Twitter: @mlakan

***

Mira a continuación

Fue arrollado por un tanque… y sobrevivió

TE RECOMENDAMOS