Trump no le pidió a Barr investigación contra los Biden, dice secretaria de prensa de la Casa Blanca

Por Janita Kan
23 de Octubre de 2020
Actualizado: 23 de Octubre de 2020

El presidente Donald Trump no le pidió al fiscal general, William Barr, que iniciara una investigación contra el hijo del candidato demócrata Joe Biden, Hunter, cuyos negocios han sido objeto de un intenso escrutinio en las últimas semanas, según la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

“No, él no lo hecho. El presidente quiere que se analicen estas cosas, y los medios de comunicación son realmente la vía que debería hacerlo en este momento”, dijo McEnany a los periodistas el viernes. “Depende del fiscal general cómo le hace seguimiento a esto, y del FBI, pero solo queremos justicia y queremos que el pueblo estadounidense tenga una idea completa de lo que está en juego”.

Esto se produce después de los comentarios de Trump durante una entrevista con Fox News en la que dijo que el fiscal general debería investigar la conducta descrita en un informe del New York Post sobre los negocios de Hunter Biden en Ucrania y China.

“Tenemos que conseguir que el fiscal general actúe. Tiene que actuar y tiene que actuar rápido”, dijo Trump al medio de comunicación.

“Tiene que apuntar a alguien”, dijo el presidente. “Esto es un acto de corrupción gigante y tiene que ser conocido antes de las elecciones”.

Los correos electrónicos que supuestamente pertenecían a Hunter Biden, provenientes de una computadora portátil que supuestamente se dejó en un taller de reparación en Delaware, revelaron que pudo haber organizado una reunión entre su padre, que era el vicepresidente en ese momento, y un ejecutivo de gas ucraniano. Hunter Biden hacía parte del directorio de la misma empresa de energía a la que pertenecía el ejecutivo, Burisma Holdings. Tanto la campaña de Biden como el abogado de Hunter Biden han negado las afirmaciones de que Joe Biden se reunió con el ejecutivo.

El exvicepresidente Joe Biden y sus hijos Hunter Biden (izq.) y Beau Biden caminan en el Desfile Inaugural, en Washington, el 20 de enero de 2009. (David McNew/Getty Images)

La correspondencia por correo electrónico mostraba a uno de esos ejecutivos, Vadym Pozharskyi, agradeciendo a Hunter Biden por “invitarme a D.C. y darme la oportunidad de conocer a su padre y pasar un tiempo juntos [sic]”. El NY Post informó que mostró que la familia Biden pudo haber estado operando un esquema de tráfico de influencias.

Trump y sus aliados republicanos en el Congreso han usado los informes del NY Post para acusar a los Biden de ser corruptos y para enunciar que el exvicepresidente no es apto para servir en la Casa Blanca.

En respuesta a las acusaciones, el portavoz de la campaña de Biden, Andrew Bates, dijo a los medios de comunicación la semana pasada: “Las investigaciones de la prensa, durante el impeachment, e incluso por dos comités del Senado liderados por republicanos, cuyo trabajo fue calificado de ‘no legítimo’ y político por un colega republicano, han llegado a la misma conclusión: que Joe Biden llevó a cabo la política oficial de EE.UU. hacia Ucrania y no participó en ninguna mala acción. Los funcionarios de la Administración Trump han atestiguado estos hechos bajo juramento”.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijo al programa de Hugh Hewitt el miércoles que nombrar a un fiscal especial para investigar las acusaciones contra Hunter Biden “es ciertamente algo que tiene mérito”.

“También es algo que se ha considerado. No está necesariamente en la parte superior de nuestra lista de prioridades en [estos] últimos 13 días, pero mientras lo analizamos, creemos que un abogado especial independiente podría ser la mejor medicina para esto, no que nada salga antes del 3 de noviembre”, dijo.

Jack Phillips contribuyó a este artículo.

Sigue a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

TE RECOMENDAMOS