Trump prepara acción contra la censura y el sesgo en las redes sociales

Por Petr Svab
15 de Agosto de 2019 Actualizado: 15 de Agosto de 2019

El presidente Donald Trump está trabajando en una acción política, posiblemente una orden ejecutiva, para abordar las reclamos sobre la censura políticamente sesgada de las compañías de redes sociales.

Tres fuentes, incluido un funcionario de la Casa Blanca, le dijeron a Político que se está preparando una orden ejecutiva que abordaría el sesgo tecnológico y otros problemas, aunque ninguno de ellos describió lo que contiene. Uno dijo que el contenido ha pasado por muchos cambios y no se ha finalizado.

“Si el Internet se presenta como una plataforma igualitaria y la mayor parte de Twitter son pozos de veneno liberales, entonces al menos el presidente quiere un poco de justicia en el sistema”, dijo el funcionario de la Casa Blanca.

“Pero mira, también pensamos que las redes sociales juegan un papel vital. Tienen un papel vital y una responsabilidad cada vez mayor hacia la cultura que los ha ayudado a ser tan rentables y tan prominentes”.

Un funcionario de la Casa Blanca, que habló bajo condición de anonimato, señaló a La Gran Época los comentarios de Trump durante la reciente cumbre de redes sociales, donde prometió abordar el problema del sesgo tecnológico y dijo que la administración está explorando todas las soluciones políticas.

En su mayoría, los creadores de contenido conservadores fueron invitados al evento de la Casa Blanca del 11 de julio, incluidos PragerU, Heritage Foundation, Turning Point USA, el Centro de Investigación de Medios y Project Veritas.

Muchos de los asistentes han informado previamente que fueron censurados por plataformas tecnológicas, o han destacado el tema de la censura política de su trabajo.

“Estoy ordenando a mi administración que explore todas las soluciones regulatorias y legislativas para proteger la libertad de expresión y los derechos de libertad de expresión de todos los estadounidenses”, dijo Trump en el evento. “Esto incluye a ustedes en esta sala y a mucha gente allá afuera”.

Dijo que la administración espera ver “transparencia, más responsabilidad y más libertad” para “ambas partes”.

“Podrías ser una de las personas más liberales del mundo en esta audiencia, y eso está bien. No me importa Pero estamos hablando para todos”, dijo. “La gran tecnología no debe censurar las voces del pueblo estadounidense”.

Documentos internos, entrevistas con información privilegiada y filmaciones ocultas, la mayoría de las cuales fueron publicada por Project Veritas, han demostrado que las empresas que incluyen Facebook, Google, Twitter y Pinterest suprimen el contenido utilizando criterios vagos, a menudo secretos, que reflejan las preferencias políticas de las compañías.

“Están jugando con muchas mentes y están jugando injustamente”, dijo Trump.

Trump ha defendido previamente a varias figuras conservadoras censuradas por las redes sociales. En mayo, la Casa Blanca creó un sitio web donde las personas pueden presentar informes si creen que sus cuentas de redes sociales han sido prohibidas, suspendidas o afectadas de alguna otra manera debido a prejuicios políticos.

El sitio web había recibido 16.000 respuestas al momento de la cumbre, dijo Trump.

¿Qué podría pasar?

Si bien el gobierno de EE.UU. está obligado por la Primera Enmienda a no regular el discurso, excepto en situaciones extremas, como la incitación a una acción ilegal inminente, las empresas privadas no lo están. Sin embargo, hay formas en que el gobierno puede empujar a estas empresas en la dirección correcta.

Las plataformas online están protegidas de responsabilidad por el contenido creado por sus usuarios bajo la Sección 230 de la Ley de Decencia de Comunicaciones de 1996.

Algunos legisladores republicanos han argumentado que los gigantes de las redes sociales como Facebook y Twitter han llegado tan lejos al restringir, filtrar y clasificar el contenido de los usuarios en sus plataformas que deberían ser tratados como editores de esa información y, por lo tanto, ser responsables de ello.

Además, el Departamento de Justicia comenzó una revisión antimonopolio en julio de compañías tecnológicas gigantes como Google y Facebook, probando si están reduciendo la competencia o sofocando la innovación.

Trump ya emitió una orden ejecutiva que ordena a las universidades a proteger la libertad de expresión en el campus si quieren recurrir a subvenciones federales de investigación.

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS