Trump prohíbe empleo de fondos federales en actividades de intercambio cultural con Cuba

Por Sebastian Puerta
07 de Noviembre de 2019 Actualizado: 07 de Noviembre de 2019

La falta de interés del régimen cubano por enfrentar la trata de personas detonó una enérgica resolución del gobierno de Trump. A finales de octubre firmó un nuevo decreto que prohíbe el uso de fondos federales para financiar intercambios culturales con Cuba y otras naciones que no hacen todo lo posible por combatir el tráfico humano .

En junio de 2019 se publicó el reporte anual de trata de personas del departamento de Estado de Estados Unidos, en el cual se evaluaron los avances o retrocesos de 187 países en esta materia. Algunos lograron salir de la lista negra, mientras que otras naciones, entre ellas Cuba, entraron a ser parte del grupo de países que no cumplen con los estándares mínimos de protección a su ciudadanía.

Gran parte de las denuncias que reflejan las pésimas condiciones de los ciudadanos cubanos vienen de las misiones médicas. Estas son promovidas por el Partido Comunista Cubano en varios países alrededor del mundo y someten a sus médicos a situaciones infrahumanas.

Las acusaciones de coerción, falta de pagos, retención de pasaportes y restricciones de movimiento hacia los médicos fueron el detonante de la inclusión del país caribeño en el reporte promovido por el secretario de estado Mike Pompeo.

El informe aclara que todas las formas de servidumbre involuntaria, esclavitud, servidumbre por deudas y trabajo forzado son formas de coerción que quiere eliminar el gobierno de EE. UU. en todo el mundo. Cuba, por el contrario, está promoviendo este tipo de comportamientos.

Otras naciones que fueron afectadas por el decreto presidencial son Corea del Norte, Rusia y Siria. Estos países continuarán siendo objeto del decreto que restringe los intercambios culturales hasta que demuestren el uso de requerimientos básicos para combatir el tráfico humano.

A pesar de las restricciones que impone el decreto del presidente Trump, algunos intercambios culturales se seguirán realizando ya que no dependen de los fondos públicos, sino que están supeditados al patrocinio de instituciones privadas.

El lado oscuro de los intercambios culturales con la Habana

A mediados de año se presentó un esclarecedor debate en la ciudad de Miami, reportado por el Nuevo Herald. Allí se hicieron públicas las intenciones del alcalde Francis Suárez y varios colectivos ciudadanos por restringir absolutamente cualquier injerencia cubana, dentro de las cuales se contemplan los intercambios culturales, ya que muchos piensan que puede tratarse de un manto que encubre actividades de infiltración por parte del régimen castrista.

En este sentido, Suárez presentó una resolución en junio para prohibir el intercambio cultural con artistas provenientes de Cuba.

“Esta resolución pide al gobierno federal que terminen los intercambios culturales y nos da todos los poderes posibles para que nosotros, como gobierno local, evitemos que los artistas de la isla utilicen los recursos públicos”, dijo el alcalde al recibir la aprobación de los comisionados de la ciudad.

Foto de archivo: Centenares de exiliados cubanos manifestándose contra el expresidente Barack Obama. (Foto: Joe Raedle/Getty Images)

Muchas personalidades que apoyaron la resolución están claras sobre los propósitos de los activistas cubanos que vienen a Miami.

Suárez ha dejado aún más en claro su posición al decir: “Las instalaciones de la ciudad de Miami no se deben prestar para que estos artistas vengan aquí a burlarse de nosotros, a ganar dinero y regresar a Cuba a utilizar esos fondos contra su propio pueblo y hablar mal de las libertades que les permiten estar aquí”.

*****

Mira a continuación:

TE RECOMENDAMOS