Trump promete solidaridad después del ataque terrorista islámico en la iglesia francesa

Por Alexander Zhang
29 de Octubre de 2020
Actualizado: 29 de Octubre de 2020

El presidente Donald Trump condenó el ataque terrorista islámico del jueves contra los feligreses de iglesia en Francia y prometió la solidaridad estadounidense con su “aliado más antiguo”.

Tres personas murieron a manos de un atacante en una iglesia en la ciudad francesa de Niza el jueves por la mañana. Una anciana que había venido a rezar fue “virtualmente decapitada”, dijo el alcalde de la ciudad.

La policía se para frente a la iglesia el 29 de octubre de 2020 en Niza, Francia. Un hombre armado con un cuchillo atacó fatalmente a personas en la iglesia de Notre-Dame, en Niza, ubicada en el corazón de la ciudad. (Arnold Jerocki/Getty Images)

El atacante gritó “¡Allahu akbar!” (Allah es grande) repetidamente cuando la policía lo detuvo, dijo el alcalde a los periodistas, y agregó que “el significado de su gesto no dejaba lugar a dudas”.

“Nuestros corazones están con el pueblo de Francia”, escribió el presidente Trump en Twitter.

“Estados Unidos está con nuestro aliado más antiguo en esta lucha. Estos ataques terroristas islámicos radicales deben cesar de inmediato. ¡Ningún país, Francia o cualquier otro país, puede soportarlo durante mucho tiempo!”

Anteriormente, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que desplegaría miles de soldados más para proteger sitios franceses importantes, como lugares de culto y escuelas.

Hablando desde la escena, dijo que Francia había sido atacada “por nuestros valores, por nuestro gusto por la libertad, por la capacidad en nuestro suelo de tener libertad de creencia”.

“Y lo vuelvo a decir hoy con mucha claridad: no vamos a ceder terreno”.

El presidente francés Emmanuel Macron (2° izq.) visita la escena de un ataque con cuchillo en la Basílica de Notre-Dame, en Niza, el 29 de octubre de 2020. (Eric Gaillard/pool/AFP a través de Getty Images)

El ataque de Niza no fue el único presunto incidente terrorista contra Francia que ocurrió el jueves. En Montfavet, cerca de la ciudad de Aviñón, en el sur de Francia, la policía mató a un hombre que había amenazado a los transeúntes con una pistola. También gritaba “Allahu Akbar”, según la emisora de radio Europe 1.

En Arabia Saudita, entre tanto, la televisión estatal informó que un hombre saudí había sido arrestado en la ciudad de Jeddah, en el Mar Rojo, después de atacar y herir a un guardia en el consulado francés.

El primer ministro francés, Jean Castex, elevó la alerta de seguridad de Francia a su nivel más alto y dijo que la respuesta del gobierno sería firme e implacable.

El motivo del atacante no estaba claro de inmediato, pero Francia ya estaba en alerta de seguridad cuando los musulmanes en varios países islámicos expresaron su enojo por la exhibición y publicación en Francia de caricaturas del profeta Mahoma.

Los lugareños rinden homenaje a Samuel Paty, el maestro decapitado fuera de la escuela donde enseñaba, en el suburbio parisino de Conflans-Sainte-Honorine, Francia, el 20 de octubre de 2020. (Siegfried Modola/Getty Images).

Las caricaturas de Mahoma se han exhibido ampliamente durante marchas en solidaridad a Samuel Paty, un profesor de historia francés que fue asesinado por un terrorista islámico de 18 años, el 16 de octubre.

Paty fue decapitado a plena luz del día frente a su escuela, en un suburbio de clase media de París, por un refugiado checheno adolescente que había tratado de vengar el uso que hizo su víctima de las caricaturas en una clase sobre libertad de expresión. La policía mató a tiros al atacante.

El presidente Macron ha defendido enérgicamente las caricaturas como algo protegido por el derecho a la libertad de expresión, lo que ha enojado a muchos musulmanes y ha provocado protestas en múltiples países musulmanes.

Grupos terroristas islámicos, que van desde los talibanes en Afganistán hasta Hezbollah, en el Líbano, han condenado la defensa de Macron a las caricaturas de Mahoma.

Los paquistaníes queman una bandera nacional francesa durante una protesta tras los comentarios del presidente francés, Emmanuel Macron, sobre las caricaturas de Mohoma, en Peshawar, el 26 de octubre de 2020. (Abdul Majeed/AFP a través de Getty Images)

A principios de esta semana la policía nacional de Francia pidió un aumento de la seguridad en los sitios religiosos alrededor de la festividad de Todos los Santos, el próximo fin de semana.

El martes, las áreas alrededor del Arco de Triunfo y la Torre Eiffel, en el centro de París, fueron evacuadas brevemente después de que se descubrió una bolsa llena de municiones.

La amenaza terrorista sigue siendo “muy alta”, dijo el martes el ministro del Interior, Gerald Darmanin, “porque tenemos muchos enemigos dentro y fuera del país”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores francés emitió consejos de seguridad el martes a los ciudadanos franceses que se encuentran actualmente en Indonesia, Bangladesh, Irak y Mauritania, instándolos a actuar con cautela, mantenerse alejados de las protestas y evitar las reuniones públicas.

Reuters y The Associated Press contribuyeron a este artículo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Beijing presionó al Senado de California para que anulara una resolución en favor de los DDHH

 

TE RECOMENDAMOS