Trump quiere nuevos recortes de impuestos para septiembre de 2020, dice Kudlow

Por Zachary Stieber
14 de Febrero de 2020 Actualizado: 14 de Febrero de 2020

El presidente Donald Trump quiere nuevos recortes de impuestos para septiembre, dijo el asesor económico Larry Kudlow.

El paquete podría centrarse en un 10 por ciento de recortes de impuestos para la clase media, dijo Kudlow, el director económico nacional, durante una aparición en el programa de Fox Business “Maria Bartiromo’s Wall Street” a última hora del jueves. La administración también quiere hacer permanentes otros recortes de impuestos.

Kudlow dijo que los funcionarios de la administración probablemente usarán la solicitud de presupuesto del director de la Oficina de Administración y Presupuesto, Russell Vought, de 1.4 billones de dólares para elaborar el nuevo paquete, llamado “recortes de impuestos 2.0”.

El paquete que contiene la nueva ronda de recortes saldrá en algún momento de septiembre, según Kudlow.

En una reunión reciente, el director relató que Trump lo miró y dijo, “Saquémoslo para septiembre”.

Trump ha dicho varias veces que quiere que se apruebe otra ronda de recortes de impuestos en algún momento del año 2020. En Baltimore, en septiembre pasado, dijo a los republicanos de la Cámara de Representantes que los funcionarios estaban trabajando en un recorte de impuestos para las personas de “ingresos medios”.

“Lo anunciaremos en algún momento del próximo año, pero será un recorte de impuestos muy, muy sustancial para la gente de ingresos medios que trabaja tan duro”, dijo.

El presidente Donald Trump habla con los periodistas durante una reunión con el presidente de la República de Ecuador Lenín Moreno, en el Despacho Oval de la Casa Blanca en Washington el 12 de febrero de 2020. (Mark Wilson/Getty Images)

Dos meses después, Trump habló de nuevo del recorte de impuestos planeado pero dijo que dependía de que el Partido Republicano recuperara la Cámara de Representantes, que actualmente está controlada por los demócratas.

Kudlow dijo esa misma semana durante una aparición en la CNBC que los recortes de impuestos serían “estratégicos”, “pro-crecimiento” y dirigidos a conseguir que los americanos de ingresos medios “tengan las tasas más bajas posibles”.

Los recortes fiscales originales de Trump, aprobados a finales de 2017, redujeron la tasa de ingresos individuales, recortaron la tasa del impuesto sobre la renta de las empresas y duplicaron el crédito fiscal por hijos, entre otras cosas.

Los recortes ocasionaron que el estadounidense medio pagara alrededor de un 25 por ciento menos de impuestos, según datos de H&R Block.

Los demócratas se han opuesto a los recortes y a cualquier otro recorte futuro, argumentando que contribuyen a un creciente déficit nacional.

El senador Pat Toomey (R-Penn.) introdujo esta semana una legislación que haría permanente una disposición de la ley de reforma fiscal de 2017, la cual expiraría a finales de 2022.

La provisión de gastos inmediatos permitió a los negocios cancelar inmediatamente las compras de nuevos equipos.

“Condujo a que los trabajadores se hicieran más productivos, lo que se tradujo en mayores salarios y más puestos de trabajo”, dijo Toomey en un comunicado. “Mi proyecto de ley para hacer permanentes los gastos totales daría a los fabricantes y empresas de todos los tamaños la certeza en torno a la planificación de las inversiones y mantendría nuestra economía en marcha”.

Descubra

Exclusivo: funeraria china revela cifra real de muertes por coronavirus

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

TE RECOMENDAMOS