Trump se reúne con Kim de Corea del Norte en una segunda cumbre histórica

Por Ivan Pentchoukov - La gran Época
27 de Febrero de 2019 Actualizado: 27 de Febrero de 2019

El presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un se encontraron en Hanoi el 27 de febrero en la segunda cumbre, para discutir la desnuclearización del régimen comunista de Kim.

Los dos líderes sonrieron y se dieron la mano frente a las banderas de sus países en el hotel Metropole. Ambos líderes expresaron su optimismo de que las conversaciones tendrán éxito.

En la histórica cumbre de junio de 2018, Trump se convirtió en el primer presidente estadounidense en reunirse con un líder del régimen comunista de Corea del Norte. Trump y Kim firmaron una declaración conjunta después de la cumbre. En la declaración, Kim se comprometió a la “desnuclearización completa”, al establecimiento de relaciones con Estados Unidos, a la paz en la Península Coreana y a la repatriación de los restos de los soldados estadounidenses.

Corea del Norte y Corea del Sur siguen técnicamente en guerra después de que el conflicto de 1950-53 entre ambos países terminara en una tregua. Cuando a Trump se le preguntó si declararía formalmente el fin de la Guerra de Corea, que Corea del Norte ha pedido desde hace mucho tiempo, Trump dijo: “Ya veremos”.

Trump había indicado antes de la cumbre que no hay prisa para que Corea del Norte se desnuclearice. Reafirmó esa posición el 27 de febrero, diciendo que aunque algunas personas creían que las conversaciones deberían avanzar más rápidamente, él estaba satisfecho.

La administración de Trump impuso un estricto régimen de sanciones a Corea del Norte en respuesta a las pruebas nucleares y al lanzamiento de misiles. La Casa Blanca ha insistido en que las sanciones seguirán vigentes hasta que Corea del Norte logre una desnuclearización completa, irreversible y verificable. Trump sugirió recientemente que podría aliviar las sanciones si Kim hace algo “significativo”.

Kim dijo que ambos líderes habían superado los obstáculos para celebrar la segunda cumbre.

“Ahora que nos volvemos a reunir aquí de nuevo, confío en que habrá un resultado excelente que todos acogerán con agrado, y haré todo lo que esté en mi mano para que así sea”, dijo Kim.

El presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un antes de su charla personal durante la segunda cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte en el Hotel Metropole de Hanoi, Vietnam, el 27 de febrero de 2019. (Leah Millis/Reuters)

Trump y Kim tuvieron una charla individual de 20 minutos, seguida de un almuerzo con los asistentes el 27 de febrero, y las conversaciones oficiales comenzarán el 28 de febrero en un lugar no revelado.

El secretario de Estado Mike Pompeo y el Jefe de Gabinete en funciones Mick Mulvaney acompañarán a Trump. A Kim se unirán su principal enviado, Kim Yong Chol, y el Ministro de Relaciones Exteriores Ri Yong Ho.

Antes de la cumbre del año pasado, Corea del Norte voló túneles en un centro de pruebas nucleares y destruyó instalaciones de pruebas de misiles. Después de la cumbre, Kim detuvo todas las pruebas nucleares y de misiles, cumplió la promesa de devolver los restos de las tropas estadounidenses y demolió los puestos de guardia de primera línea cerca de Corea del Sur.

Trump y Pompeo han prometido repetidamente ayudar a que Corea del Norte prospere si Kim libera a su país de las armas nucleares.

“Vietnam está prosperando como pocos lugares en la tierra. Con Corea del Norte pasaría lo mismo y muy rápidamente si se desnuclearizara. El potencial es INCREÍBLE, una gran oportunidad, como casi ninguna otra en la historia para mi amigo Kim Jong Un. Lo sabremos muy pronto”, escribió Trump en Twitter el 26 de febrero. “¡Muy interesante!”

Buenas relaciones

Trump dijo que a finales del año pasado él y Kim se “enamoraron”, y en la víspera de su partida para la segunda cumbre dijeron que habían desarrollado “una relación muy, muy buena”.

Ambas partes han discutido medidas específicas y verificables de desnuclearización, como permitir a los inspectores observar el desmantelamiento del reactor nuclear Yongbyon de Corea del Norte, dijeron funcionarios estadounidenses y surcoreanos.

Las concesiones de Washington podrían incluir la apertura de oficinas de enlace, el fin de la guerra o el despeje del camino para proyectos intercoreanos.

***************

Mira a continuación:

Desfile celebra las 300 millones de renuncias al comunismo chino. Movimiento que sigue en aumento

“Tuidang” o Renuncia al Partido, es un movimiento silencioso que está arrasando a China, pero pocos en Occidente lo saben. Éste está creando un desafío para el Partido Comunista Chino disolviéndolo desde adentro. Las renuncias aumentan rápidamente, con entre 90.000 y 150.000 retiros diarios. ¿Dónde terminará?

TE RECOMENDAMOS