Trump se une a defensores por la vida para votar por los republicanos

Por Emel Akan
26 de Mayo de 2018 Actualizado: 26 de Mayo de 2018

Durante su discurso en la Gala por la Vida de Susan B. Anthony el 22 de mayo, el presidente de Estados Unidos Donald Trump convocó a los defensores de la vida para votar por los republicanos en las próximas elecciones de mitad de período.

Por primera vez en décadas, “Estados Unidos tiene un Presidente a favor de la vida, un vicepresidente antiaborto, una Cámara de Representantes antiaborto y 25 congresos estatales republicanos a favor de la vida”, dijo el Mandatario.

“Sin embargo todos los días, entre ahora y noviembre, debemos trabajar juntos para elegir a más legisladores que compartan nuestros valores, aprecien nuestro legado y orgullosamente representen la vida”, agregó.

Más de un millón de bebés no nacidos en Estados Unidos pierden cada año sus vidas en abortos, según la Lista de Susan B. Anthony (SBA), una organización sin fines de lucro que busca terminar con el aborto en el país.

Los encuestadores de la Lista SBA visitan todos los hogares del país para lograr mantener un Congreso que se manifieste por la vida. En su recorrido educan a los votantes sobre los legisladores que defienden las leyes contra el aborto. Este año los activistas pretenden llegar a dos millones de votantes, antes de las elecciones de noviembre.

Marjorie Dannenfelser presidente de la Lista SBA, elogió a Trump en la Gala y lo llamó el “mas grande Presidente por la vida de la historia”.

“Él ha estado reformando los tribunales a un ritmo récord, con jueces que respetan la vida, la constitución y la voluntad del pueblo estadounidense”, dijo.

Trump ha tomado varias medidas para apoyar la causa por la vida. Poco después de asumir el cargo, reinstauró la Política de la Ciudad de México, una norma de la era Reagan que prohíbe a EE. UU.  otorgar ayuda externa para financiar centros de aborto en el extranjero.

Él también terminó con el financiamento de la Fundación Población de las Naciones Unidas, después de descubrir que esta institución apoya el aborto y la esterilización forzada en China.

Hace poco la Administración Trump propuso una nueva regla para prohibir que los fondos del Título 10 del gobierno, sean usados por cualquier clínica, para realizar abortos.

Durante décadas, los contribuyentes estadounidenses se han visto forzados injustamente a subsidiar la industria del aborto a través del financiamiento federal del Título 10″, dijo.

La undécima Gala anual de Lista por la Vida de Susan B. Anthony List en el Museo Nacional de Washington, el 22 de mayo. (Lisa Fan / The Epoch Times)

Trump firmó antes una resolución, que derrocó una regulación de la era Obama que obligaba a financiar ciertas instalaciones de aborto en sus programas de planificación familiar, financiados por el gobierno federal.

Él también ha respaldado la Ley de protección del niño no nacido con capacidad de sentir dolor, que pide terminar con los abortos después de las 20 semanas de embarazo, momento en que el bebé por nacer puede sentir dolor, de acuerdo con estudios médicos. El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara, pero está pendiente en el Senado.

“La Cámara acaba de aprobar la ley, pero los demócratas en el Senado están haciendo todo en su poder para bloquearla, aunque algunos están realmente de nuestro lado”, dijo Trump. “Sobre este tema, como muchos otros problemas, el Partido Demócrata está fuera de la corriente principal estadounidense”.

Al Senado le faltaron en enero nueve votos para aprobar el proyecto de ley contra el aborto de 20 semanas.

Estados Unidos es uno de los siete países en el mundo que permite abortos tardíos, junto a China, Corea del Norte y otros.

Trump también criticó el efecto de la Decisión del Tribunal Supremo Roe y Wade, de 1973, que puso fin a muchas restricciones federales y estatales sobre el aborto en Estados Unidos.

Además, el Presidente ha tomado varias medidas para apoyar la libertad religiosa y proteger los derechos de conciencia de las personas.

Una encuesta del Centro Gallup realizada en mayo de 2017, muestra que más estadounidenses creen que el aborto es moralmente incorrecto (49 por ciento) comparado con los que sugieren que es moralmente aceptable (43 por ciento). El 18 por ciento dice que debería ser ilegal en todos los casos; el 50 por ciento dice que debería ser legal solo en algunos casos y el 29% dice que debería ser legal en todos los casos.

Susan B. Anthony (1820-1906) era una activista estadounidense que jugó un papel clave en poner fin a la esclavitud y en dar seguridad a las mujeres de Estados Unidos.

“Tenemos la oportunidad de honrar su legado y restaurar el primer derecho en la Declaración de Independencia”, dijo Trump. “Se llama el derecho a la vida”.

TE RECOMENDAMOS