Trump acusa “caza de brujas” en controversia por relación con Rusia

03 de Marzo de 2017 Actualizado: 03 de Marzo de 2017

En medio del escándalo sobre el presunto perjurio del Fiscal General de EE.UU., Jeff Sessions, durante las audiencias en el Senado para su nombramiento, el presidente Donald Trump salió en su defensa y al tiempo que denunció una “caza de brujas” ante la ofensiva de la oposición demócrata.

“Tengo total confianza en el Fiscal General”, indicó Trump durante su visita este jueves junto a marineros y constructores navales a un portaaviones en Virginia, donde prometió mejorar la Armada estadounidense.

Al preguntarle si Sessions debería recusarse, Trump dijo: “No lo creo”.

El jefe de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, pidió el jueves la renuncia del secretario de Justicia, Jeff Sessions, luego de conocerse que no reveló al Senado sus contactos con el embajador ruso en Estados Unidos mientras era legislador y a su vez asesor de la campaña de Trump.

Aunque Schumer no quiso opinar sobre si Sessions habría cometido perjurio cuando dijo durante su audiencia de confirmación que “no estaba al tanto” de contactos entre miembros de la campaña del entonces candidato Donald Trump y y que él en lo personal no los tuvo, expresó que “hay suficientes dudas sobre si fue engañoso durante la audiencia, como para ser él mismo sujeto de investigación”.

El énfasis del demócrata, fue sin embargo, en la necesidad de que Sessions se recuse de cualquier investigación que pueda realizar el Departamento de Justicia o el FBI y de que sea su segundo, el fiscal adjunto Dana Boente, quien nombre un fiscal especial “completamente imparcial y sin ningún asomo de vinculación política” para que conduzca las investigaciones.

Sin embargo, el presidente Trump afirmó que en realidad la oposición demócrata “está exagerando”. “Perdieron la elección, y ahora han perdido el control de la realidad”, expresó el mandatario en un comunicado difundido en sus redes sociales. “¡Es una caza de brujas!”, exclamó.

“Jeff Sessions es un hombre honesto”, añadió Trump afirmando que “no dijo nada malo” durante su exposición en el Senado cuando se trataba su nominación.

“Podría haber expresado su respuesta con mayor precisión, pero claramente no fue intencional”, señaló el presidente republicano al respecto.

En la misma línea se expresó horas antes Sessions, negando haberse reunido con ningún funcionario ruso “en ningún momento para discutir nada sobre la campaña política”, agregando que la información difundida por algunos medios y replicadas por legisladores “son falsas”.

[insert page=’jeff-sessions-embajador-ruso’ display=’template-relacionadas.php’]

Más tarde dijo a NBC: “He dicho que cuando sea apropiado, me voy a recusar. No hay dudas sobre eso”.

Asimismo el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, opinó que no es todavía el momento de que Sessions dé explicaciones sobre esta situación.

“Yo creo que él contestó la interrogante esta mañana que es, que si él mismo es sujeto de investigación, por supuesto que lo haría”, pero advirtió que el Congreso “no ha visto evidencia… de que nadie en la campaña de Trump estuvo involucrado en esto”, dijo Ryan.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, Sessions se reunió el año pasado con más de 25 embajadores extranjeros en su papel como miembro del Comité del Senado para las Fuerzas Armadas, e interactuó en dos ocasiones distintas con el embajador ruso, Serguei Kislyak.

Uno de los contactos fue en una visita a su oficina a finales de año y la otra en una reunión grupal con otros embajadores tras un discurso de Sessions en la Heritage Foundation a mediados de año.

Las revelaciones acerca de los contactos fueron reportadas primero por The Washington Post.

El FBI, dependiente del Departamento de Justicia, y al menos tres comisiones legislativas realizan o tienen previsto iniciar investigaciones sobre la interferencia rusa en las elecciones.

Con información de VOA

TE RECOMENDAMOS