Trump y Pence honran la memoria de Martin Luther King con una visita sorpresa a su monumento

Por Zachary Stieber - La Gran Época
21 de Enero de 2019 Actualizado: 21 de Enero de 2019

El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence hicieron una visita sorpresa al Monumento a Martin Luther King Jr. en Washington, el 21 de enero.

La visita se realizó durante el feriado nacional en honor a King, un famoso activista por los derechos civiles.

Pence y Trump salieron de la Casa Blanca aproximadamente a las 11:06 a.m. y llegaron al monumento aproximadamente a las 11:12 a.m.

El presidente Trump dijo buenos días a los reporteros antes de un momento de silencio mientras colocaba junto con Pence una corona de flores a los pies de la escultura.

Después de poner la corona, Trump añadió: “Buenos días a todos. Gran día. Hermoso día. Gracias por estar aquí. Se los agradezco.”

Él y Pence dejaron el monumento y regresaron a la Casa Blanca.

Ni Trump ni Pence tenían algún evento en sus agendas públicas, lo que hizo que la visita fuera una sorpresa.

Más de 200.000 personas reunidas en torno al Monumento a Lincoln en Washington, donde una marcha por los derechos civiles terminó con el discurso “Tengo un sueño” de Martin Luther King, el 28 de agosto de 1963. (Foto de Hulton Archive/Getty Images)

El 18 de enero, el presidente emitió una proclamación en honor a King, recordando su famoso discurso de 1963 en las escaleras del Monumento a Lincoln.

“Su extraordinario mensaje, ese día trascendental de agosto de 1963, conmovió a los estadounidenses de todas las razas y credos, y continúa resonando en los corazones y las mentes de los ciudadanos patriotas de nuestra gran tierra”, dijo Trump. “Hoy, al hacer una pausa para conmemorar la vida y el legado del Dr. Martin Luther King, Jr., volvemos a comprometernos con el avance de la igualdad y la justicia para todos los estadounidenses, y con la plena realización de su digno sueño.”

“Más de medio siglo después de la marcha del Dr. King en Washington por el empleo y la libertad, nuestra nación es consciente de su pasado, y miramos hacia el futuro con un optimismo inquebrantable, inspirados por el legado del Dr. King e informados por su sabiduría y visión”, añadió Trump.

“Que la memoria del Dr. Martin Luther King, Jr. y los esfuerzos que hemos hecho para hacer realidad su sueño, nos recuerden que la fe y el amor nos unen como una gran familia americana.”

Martin Luther King (1929-1968), clérigo y defensor de los derechos civiles estadounidense, en septiembre de 1964. (Foto de Keystone/Getty Images)

Monumento a Martin Luther King

El monumento a King se encuentra en el centro de Washington, capital de los Estados Unidos, que también alberga varios otros monumentos conmemorativos a estadounidenses famosos, entre ellos Abraham Lincoln y Thomas Jefferson. Está abierto las 24 horas del día, es al aire libre y cualquiera puede visitarlo.

El monumento se terminó en 2011. Fue diseñado por ROMA Design Group tras un concurso de diseño y esculpido por el artista chino Lei Yixin.

“El Dr. Martin Luther King, Jr. fue un ministro bautista y activista social que se convirtió en una figura notable durante el movimiento de derechos civiles en Estados Unidos desde mediados de la década de 1950 hasta que fue asesinado en 1968. Desempeñó un papel fundamental en la eliminación de la segregación legal de los ciudadanos afroamericanos en Estados Unidos, influyendo en la creación de la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derecho de Voto de 1965. Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1964, entre otros honores”, de acuerdo al Servicio de Parques Nacionales.

“Este monumento es el primero que honra a un afroamericano en la Explanada Nacional y es el cuarto personaje no-presidente en ser recordado de esta manera. El mensaje de Martin Luther King, Jr. es universal: una filosofía no violenta que lucha por la libertad, la justicia y la igualdad”.

Alrededor del monumento se encuentran grabadas una serie de citas de King, incluyendo “De la montaña de la desesperación, una piedra de esperanza”, que sirvió como tema para el diseño general.

También se incluyó una frase de un sermón de Navidad que King dio en Atlanta en 1967, diciendo: “Si queremos tener paz en la tierra, nuestras lealtades deben ser ecuménicas en lugar de seccionales. Nuestra lealtad debe trascender nuestra raza, nuestra tribu, nuestra clase y nuestra nación; y esto significa que debemos desarrollar una perspectiva mundial”.

 

TE RECOMENDAMOS