Tulsi Gabbard dice que el impeachment prácticamente aseguró la reelección de Trump

Por Victor Westerkamp
21 de Febrero de 2020
Actualizado: 21 de Febrero de 2020

La candidata presidencial demócrata Tulsi Gabbard escribió en un artículo de opinión publicado en la revista Fortune que el intento fallido de los demócratas de impugnar a Trump ha asegurado casi con certeza su segundo mandato como presidente.

“Donald Trump debe ser derrotado: Otros cuatro años como presidente serían un desastre”, escribió Gabbard. “Desafortunadamente, como advertí, el hiperpartidista proceso de impeachment de los demócratas ha aumentado la probabilidad de que sea reelegido. Después de la absolución de Trump en el Senado, su índice de aprobación alcanzó los niveles más altos desde que asumió el cargo. Y el riesgo de que gane en noviembre es mucho mayor que antes”.

Gabbard, de 38 años, que es representante de los Estados Unidos por el segundo distrito de Hawái y se presenta a la presidencia, dijo que muchos legisladores demócratas actuaron por emoción, en lugar de por reflexión y previsión, en su afán por impugnar al presidente.

También refutó el argumento de sus compañeros de partido de que la impugnación de Trump al menos mancharía su reputación, diciendo que será el tercer presidente que se enfrente a un juicio político, un argumento que ella descarta como “frío consuelo”.

“Aunque puede calentar el corazón de un político egoísta ansioso de publicidad y donaciones”, dijo, “una nota al pie de página en futuros libros de historia no hará nada para consolar a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos, que tendrán que vivir con las desastrosas consecuencias de otros cuatro años de Trump en la Casa Blanca”.

Trump fue acusado formalmente el 18 de diciembre por la Cámara con mayoría demócrata por dos artículos de impeachment (pdf): abuso de poder y obstrucción al Congreso. Ningún republicano de la Cámara votó a favor de los artículos, y un pequeño número de demócratas rompieron con su partido para votar en contra de uno o ambos artículos. Gabbard fue uno de ellos, votando “presente” en protesta por el esfuerzo de la Cámara, que ella llamó “esfuerzo partidario“.

Trump dijo repetidamente que no hizo nada malo, y antes estuvo de acuerdo con Gabbard en que los demócratas de la Cámara estaban jugando a la política.

En el Senado, el único republicano que votó a favor de uno de los cargos, abuso de poder, fue el senador Mitt Romney (R-Utah).

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, dijo en una conferencia de prensa en Washington después de la absolución que el esfuerzo era “una pérdida política” para los demócratas. “Ellos lo iniciaron. Pensaron que era una gran idea. Y al menos a corto plazo, ha sido un error político colosal”.

Añadió que el esfuerzo fallido de destituir a Trump de su cargo deja a los candidatos republicanos en un mejor lugar en las elecciones de noviembre.

Ningún presidente ha sido destituido como resultado directo de un juicio político. Richard Nixon renunció antes de que pudiera ser juzgado. Andrew Johnson y Bill Clinton fueron acusados por la Cámara de Representantes pero no fueron condenados en el Senado.

Los reporteros del Epoch Times Mimi Nguyen Ly y Jack Phillips contribuyeron a la elaboración de este artículo.

Descubra

Por qué el ‘impeachment’ funcionó | Estados Unidos | Donald Trump

TE RECOMENDAMOS