Túneles de lava en la Luna pueden albergar ciudades subterráneas

16 de Septiembre de 2015 Actualizado: 16 de Septiembre de 2015

En la Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria de marzo, científicos de la Universidad de Purdue plantearon que los grandes túneles de algunos kilómetros de ancho dejados por las erupciones volcánicas de lava en la Luna, podrían ser estables en su estructura, disponibles para albergar casas e incluso grandes ciudades.

“Pueden proporcionar refugio de la radiación cósmica, de los impactos de meteoritos y de las temperaturas extremas”, informó la universidad el 19 de marzo al reportar un estudio varios equipos académicos.

Los tubos de lava se forman a partir del flujo de lava; sus bordes más fríos van formando su corteza. Los científicos evaluaron si podría resistir un ambiente humano edificado.

“Cuando la erupción termina y se detiene el flujo de lava, los drenajes de las tuberías dejan atrás un túnel hueco”, dijo Jay Melosh, profesor del Departamento de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias.

Melosh reconoció que ya en el pasado ha habido una cierta discusión sobre si podrían existir tubos de lava en la Luna. De hecho la universidad reportó que en 1969, otros científicos intentaron modelar su forma.

Unas fisuras sinuosas observadas en la superficie de la Luna sugieren que si existen tubos de lava podrían ser muy grandes, destacó. Según el científico, estos parecen ser de unos 10 kilómetros de ancho.

Al analizar las fortaleza estructural que tendrían, el investigador David Blair, que formó parte del estudio, dijo que “si existían tubos de lava lunares con una fuerte forma arqueada como los de la Tierra, serían estables en tamaños de hasta 5.000 metros, o de varios kilómetros de ancho”.

Explicó que esto se lo puede permitir la Luna, pero no nuestro planeta. Por su menor gravedad no tiene que soportar el mismo desgaste y la erosión que en la Tierra.

“En teoría, los tubos de lava enormes, son lo suficientemente grandes para albergar fácilmente una ciudad, y podrían ser estructuralmente sólidos en la luna”, concluyó el estudio.

Antonio Bobet, profesor de Ingeniería civil de la universidad determinó que la anchura, el espesor del techo y el estado de tensión de la lava enfriada, son los factores que le permitirían la estabilidad.

TE RECOMENDAMOS