Turcos abandonan la lira por el dólar en medio de economía inestable e inflación creciente

Por Katabella Roberts
29 de Noviembre de 2021
Actualizado: 29 de Noviembre de 2021

Los ciudadanos turcos están abandonando la moneda del país, la lira, a cambio de dólares estadounidenses en medio de una economía inestable que ha visto como los niveles de inflación se disparan.

El martes de la semana pasada, la lira se desplomó un 15 por ciento frente al dólar, en su segundo peor día de la historia, después de que el presidente Tayyip Erdogan, que dirige el país desde 2003, dijera que no se dejaría desalentar por el aumento de la inflación y defendiera los recientes recortes bruscos de los tipos, declarando una “guerra económica de independencia”.

En general, la lira ha caído un 45% este año, en gran parte como respuesta a una serie de recortes de los tipos de interés por parte del gobernador del banco central, Sahap Kavcioglu.

La crisis monetaria ha hecho que los turcos se apresuren a cambiar su lira por dólares, euros y otras monedas más estables.

La semana pasada hasta el 19 de noviembre, las monedas extranjeras en poder de los hogares en los bancos turcos aumentaron en casi 1000 millones de dólares, según los datos publicados por el banco central turco el jueves.

Aproximadamente el 59% de los depósitos bancarios de particulares están ahora en moneda extranjera, frente a casi el 57% de la semana anterior, reportó Fox Business, citando estadísticas oficiales.

Sin embargo, a partir de la semana pasada, las personas que utilizan tarjetas internacionales para realizar pagos de determinados productos en Turquía, incluidos alimentos y ropa, informaron de problemas en sus transacciones, ya que las interfaces de pago y los procesadores de tarjetas se esforzaron por seguir el ritmo de los cambios de divisas.

La medida obliga al mismo tiempo a los consumidores a comprar bienes utilizando bancos que tienen liras turcas, lo que da más terreno a la menguante moneda.

Erdogan ha presionado al banco central para que reduzca los tipos de interés, en una medida que cree firmemente que impulsará las exportaciones, la inversión y el empleo en el país. Pero los críticos temen que esto erosione aún más la lira y provoque una mayor inflación, que actualmente se sitúa cerca del 20% en el país.

El aumento de la inflación ya ha tenido un impacto drástico en todos los aspectos, desde el coste de los productos básicos hasta los precios de los alquileres en Turquía, que han alcanzado nuevos niveles—en algunas regiones los precios promedios se han disparado un 100%— y han dejado a cientos de personas con dificultades para pagar el alquiler.

La población turca, de unos 85 millones de habitantes, también ha visto cómo se devaluaban gravemente los salarios en moneda local, y muchos se ven obligados a buscar un segundo empleo para mantenerse a flote y mantener a sus familias.

Muchos economistas han calificado de imprudentes los recortes de los tipos y han instado al presidente a dar marcha atrás, mientras que los políticos de la oposición han hecho un llamamiento para que se celebren elecciones anticipadas, previstas para 2023.

En los últimos días, cientos de manifestantes han salido a las calles de Estambul en zonas populares como Taksim, situada en la parte europea de la ciudad, y el barrio de Kadikoy, situado en la parte asiática, así como Sisli, Bakirkoy, Avcilar y Beylikduzu, para denunciar la política económica del gobierno.

Los manifestantes coreaban eslóganes que pedían la renuncia del gobierno de Erdogan y mostraban pancartas en las que se podía leer “No podemos llegar a fin de mes”, además de otras que reflejaban su situación económica.

Se pudo ver una fuerte presencia policial en toda la ciudad antes de que los oficiales, vestidos con equipo antidisturbios, acabaran interviniendo en las protestas, deteniendo a decenas de personas. Las autoridades detuvieron a 55 personas durante las protestas, según reportes locales.

El lunes por la mañana, la lira cotizaba a unos 12.78 por dólar, lo que supone un cambio de rumbo respecto a los mínimos de la semana pasada, pero sigue mostrando signos de debilidad.

El renombrado economista Mohamed A. El-Erian dijo en Twitter: “No hay mucho respiro para la moneda en Turquía esta mañana: La debilidad prevalece antes de que los datos de inflación de esta semana muestren presiones crecientes sobre los precios (…) aunque todavía no se ha captado todo el impacto del traspaso de precios de la reciente y fuerte depreciación de la lira”.

El lunes, Erdogan reafirmó su apoyo a las políticas económicas de su gobierno, a pesar de la reacción de ciudadanos y economistas.

“Tayyip Erdogan ha hablado desde el principio de tipos de interés bajos y dice que ‘este tipo de interés bajará'”, se citó al presidente en declaraciones a los periodistas en su vuelo de regreso de una visita a Turkmenistán.

“Nunca he defendido la subida de los tipos de interés, no lo hago ahora y no lo defenderé”, dijo. “Nunca transigiré en este tema… Ya verán, si Dios quiere, hasta dónde baja la inflación antes de las elecciones”, añadió. Los grupos de presión sobre las tasas de interés están furiosos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS