Turquía se muestra tajante ante la solicitud de adhesión a la OTAN de Suecia y Finlandia

Por Adam Morrow
19 de Mayo de 2022 6:53 PM Actualizado: 19 de Mayo de 2022 6:53 PM

Aunque Suecia y Finlandia solicitaron oficialmente la membresía de la OTAN esta semana, Turquía, miembro de la alianza desde hace mucho tiempo, parece estar totalmente en contra de la medida, diciendo que los dos países nórdicos brindan un “refugio” a los grupos terroristas que amenazan la seguridad de Turquía.

“Les hemos dicho a nuestros aliados que Turquía dirá ‘no’ a que Suecia y Finlandia se unan a la OTAN y tenemos la intención de mantener esta postura”, dijo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el 19 de mayo.

Oytun Orhan, un experto en temas de política exterior del Centro de Estudios de Medio Oriente con sede en Ankara, dijo a The Epoch Times que si bien Erdogan parece “firmemente opuesto” a la medida, “las declaraciones de otros funcionarios de alto nivel sugieren que están dejando la puerta abierta al compromiso”.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan asiste a una conferencia de prensa con el presidente polaco en la mansión Cankaya en Ankara, Turquía, el 16 de marzo de 2022. (Adem Altan/AFP a través de Getty Images)

Antes de ingresar a la OTAN, los nuevos solicitantes deben ser aprobados por unanimidad por los 30 miembros existentes de la organización.

Esto incluye a Turquía, el miembro más oriental de la OTAN, que se unió a la alianza en 1952 y que posee su segundo ejército más grande después de Estados Unidos.

“Casas de huéspedes para terroristas”

Desde la creación de la OTAN en 1949, tanto Suecia como Finlandia se han mantenido fuera de la alianza, optando en cambio por una política de neutralidad. Pero luego del lanzamiento en febrero de la “operación militar especial” de Rusia en Ucrania, ambos países cambiaron abruptamente de rumbo y anunciaron planes para unirse a la organización con sede en Bruselas.

Turquía respondió prometiendo bloquear la acción, describiendo a ambos aspirantes a miembros, especialmente a Suecia, como “casas de huéspedes” para el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y su rama siria, las YPG (Unidades de Defensa del Pueblo), que Ankara considera grupos terroristas.

“El PKK opera libremente en Suecia; no militarmente, por supuesto, pero participa abiertamente en actividades políticas y económicas allí”, dijo Orhan a The Epoch Times. “Hay varios miembros del PKK buscados que han huido de Turquía y ahora viven en Suecia y también en Finlandia”.

En el transcurso de los últimos años, los dos países han rechazado varias solicitudes de Ankara para la extradición de miembros del PKK buscados.

“A Turquía le gustaría ver estos problemas resueltos antes de dar luz verde a su ingreso en la OTAN”, dijo Orhan.

Actualmente con sede en el norte de Iraq, el PKK ha llevado a cabo numerosos ataques dentro de Turquía durante sus 45 años de historia. El grupo busca establecer un estado kurdo soberano en partes de Turquía, Irán, Siria e Iraq—un escenario que Ankara se niega rotundamente a aprobar.

“Más grande que Suecia y Finlandia”

Al igual que Turquía, tanto Estados Unidos como la UE consideran al PKK como un grupo terrorista. Pero la designación no se aplica a las YPG, que los países occidentales han apoyado en Siria en sus guerras contra el Estado Islámico y el régimen de (Bashar) al-Assad.

“Nuestros aliados de la OTAN, encabezados por Estados Unidos, todavía apoyan abiertamente al grupo en Siria e Irak”, dijo Halil Akinci un destacado analista político turco y exembajador en Rusia a The Epoch Times. “Pero ya sea que lo llames ‘PKK’ o ‘YPG’, el grupo amenaza la estabilidad y la integridad territorial de todos los estados de la región”.

Añadió: “No podemos señalar con el dedo a Suecia y Finlandia sin mencionar también a los principales miembros de la OTAN que hacen lo mismo”.

Desde 2016, Turquía ha lanzado varias operaciones militares transfronterizas tanto en Siria como en Iraq con el objetivo declarado de “proteger las fronteras de Turquía de los terroristas de las YPG”.

Según Orhan, Suecia en particular no ha ocultado su apoyo a las YPG. Citó una reunión en Estocolmo en diciembre pasado entre la ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, Ann Linde, y funcionarios de YPG en la que Suecia prometió USD 376 millones en ayuda al grupo.

En una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN el 15 de mayo en Berlín, el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, se reunió con sus homólogos de Suecia y Finlandia para discutir el tema.

En una declaración emitida antes de la reunión, reiteró la postura declarada de Turquía y dijo: “Los países que apoyan el terrorismo no deberían ser miembros de la OTAN”.

Hablando con los periodistas poco después, Linde admitió que Estocolmo veía al PKK como una “organización terrorista”.

Sin embargo, matizó esta afirmación al agregar: “No pensamos lo mismo sobre la formación en el norte de Siria [las YPG]—y tampoco lo hacen muchos países de la OTAN”.

Cavusoglu calificó después la afirmación de Linde de “provocadora”.

Según Orhan, el problema va más allá de Suecia, Finlandia y Turquía.

“También involucra la relación de Turquía con Estados Unidos y la UE”, dijo.

Él cree que Washington intentará persuadir a Turquía para que permita que los dos países se unan a la OTAN ofreciendo concesiones en otros temas.

“Es posible que veamos concesiones [por parte de Estados Unidos] relacionadas con el YPG y las preocupaciones de Turquía en Siria”, dijo.

Mientras tanto, se espera que diplomáticos de Suecia y Finlandia visiten Ankara en los próximos días para mantener más conversaciones. El 18 de mayo, Cavusoglu voló a Washington para discutir el tema con funcionarios estadounidenses.

“Turquía no se opone en principio a la expansión de la OTAN”, dijo Orhan. “Dicho esto, la OTAN es una alianza de seguridad, por lo que debe tener en cuenta las preocupaciones legítimas de seguridad de sus miembros”. 


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.