Twitter amplía su política de privacidad al día siguiente de la renuncia de Jack Dorsey

Por Jack Phillips
30 de Noviembre de 2021
Actualizado: 30 de Noviembre de 2021

Un día después de que el cofundador de Twitter, Jack Dorsey, renunciara a su puesto de director ejecutivo, la empresa de redes sociales ha anunciado cambios radicales en su política que apuntan a compartir fotos o videos de personas.

“A partir de hoy”, dijo Twitter en un comunicado el martes, “no permitiremos que se compartan medios privados, como imágenes o videos de personas privadas sin su consentimiento” antes de añadir que “la publicación de información privada de las personas también está prohibida en virtud de la política, al igual que amenazar o incentivar a otros a hacerlo”.

La plataforma ya ha prohibido a los usuarios postear o compartir información personal de otros —incluyendo su identidad, documentos, información financiera o direcciones— sin su consentimiento. El comunicado de Twitter del martes dice que la última actualización de la política es una extensión de las normas anteriores.

Según la nueva política, el material denunciado o marcado por infringir la política será revisado por Twitter y podrá ser eliminado. Aquellos que infrinjan la política pueden ser suspendidos permanentemente de la plataforma.

La nueva política no se aplicará, en la mayoría de las circunstancias, a los “medios de comunicación en los que aparezcan figuras públicas o individuos cuando los medios de comunicación y el texto del tuit que los acompaña se compartan en interés público o añadan valor al discurso público”, dijo Twitter en su actualización. No está claro qué califica para “figuras públicas o individuos”.

“Siempre intentaremos evaluar el contexto en el que se comparte el contenido y, en esos casos, podemos permitir que las imágenes o los videos permanezcan en el servicio”, según el comunicado de la empresa con sede en San Franciso. “Por ejemplo, tendríamos en cuenta si la imagen está disponible públicamente y/o está siendo cubierta por los medios de comunicación principales/tradicionales (periódicos, canales de televisión, sitios de noticias en línea), o si una imagen en particular y el texto del tuit que la acompaña añaden valor al discurso público, se está compartiendo en interés público, o es relevante para la comunidad”.

Además, la imagen o el video podrían ser “parte de un acontecimiento de interés periodístico por su valor de interés público, y esto podría superar los riesgos de seguridad para una persona”, añadió Twitter.

El logo de Twitter se muestra en la pantalla de un smartphone y una tableta en Toulouse, Francia, el 26 de octubre de 2020. (Lionel Bonaventure/AFP vía Getty Images)

Anteriormente, Twitter ha sido criticado por aplicar sus políticas de forma selectiva, incluso el año pasado cuando la empresa bloqueó la acción de compartir para un artículo del New York Post sobre la laptop de Hunter Biden y afirmó que la información había sido “hackeada” a pesar de que no había pruebas.

Más tarde se reveló que el propietario de un negocio de reparación de computadoras de Delaware aparentemente obtuvo la laptop después de que la dejaran y nunca volvieran por ella. El dispositivo incluía los negocios en el extranjero del menor de los Biden, que se convirtieron en objeto de debate entre el expresidente Donald Trump y el entonces candidato Joe Biden el año pasado.

El lunes, Dorsey y Twitter anunciaron que dejaría de ser CEO de la compañía que ayudó a fundar en 2006. Twitter nombró entonces a su director de tecnología, Parag Agrawal, como director ejecutivo.

“He decidido dejar Twitter porque creo que la empresa está preparada para dejar atrás a sus fundadores”, escribió Dorsey el lunes.

Hace aproximadamente un año, Agrawal dijo que su empresa debería “centrarse menos” en la libertad de expresión y, sin dar más detalles, añadió que en su lugar debería centrarse en una “conversación pública saludable”. Los comentarios que resurgieron suscitaron la preocupación de que Agrawal pudiera adoptar una postura más dura contra la libertad de expresión en la plataforma.

“Nuestro papel no es estar obligados por la Primera Enmienda, sino que nuestro papel es servir a una conversación pública saludable y nuestros movimientos reflejan las cosas que creemos que conducen a una conversación pública más saludable”, dijo a Technology Review. “El tipo de cosas que hacemos sobre esto es, centrarse menos en pensar en la libertad de expresión, pero pensando en cómo los tiempos han cambiado”.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con Twitter para que comente las declaraciones anteriores de Agrawal.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS