Twitter busca evitar demanda de sobreviviente de tráfico sexual de menores al amparo de la sección 230

Por Janita Kan
12 de Marzo de 2021
Actualizado: 12 de Marzo de 2021

Twitter pidió a un tribunal federal de Florida que desestime una demanda presentada por una víctima de tráfico sexual de menores, quien alegó que el gigante de las redes sociales se negó a eliminar de inmediato el contenido explícito que mostraba al niño en su plataforma.

La demanda, presentada en enero, acusa a la empresa de Silicon Valley de beneficiarse económicamente a sabiendas de la difusión de material de abuso sexual y no actuar de inmediato ante las múltiples quejas y correspondencia que le pedían que retire el contenido ilegal e hiriente.

El contenido fue finalmente retirado unos nueve días después  que el niño y su familia presentaran quejas a Twitter. En la demanda, la familia y el niño que fue víctima, alegan que Twitter solo actuó después de que un agente del Departamento de Seguridad Nacional emitiera una “demanda de retiro” contra la compañía ya que otros métodos para conseguir que la empresa retirara el contenido fracasaron.

“Twitter no es un intermediario pasivo e inactivo en la distribución de este material dañino, sino que adoptó un papel activo en la difusión y promoción y distribución a sabiendas de este material dañino”, afirma la demanda.

Además alega que “las propias políticas, prácticas, modelo de negocio y arquitectura tecnológica de Twitter fomentan y se benefician de la distribución de material de explotación sexual”.

La demanda también alega que Twitter no cumplió con su deber de denunciar el material de abuso sexual infantil, y fue negligente al no tomar medidas, permitiendo que el contenido fuera visto más de 167,000 veces y retuiteado 2200 veces antes de ser retirado.

“La conducta de Twitter es una desviación extrema de lo que una persona razonablemente cuidadosa haría en la misma situación para prevenir el daño a otros”, argumenta la demanda.

En una presentación judicial del miércoles, Twitter no abordó las alegaciones de que se “negó” a eliminar de inmediato el contenido después  que se presentaran las quejas. En su lugar, trató de caracterizar sus acciones como una demora en la eliminación del contenido ofensivo. La empresa defendió el retraso argumentando que el “enorme volumen” de posteos que se publican en la plataforma hace que “simplemente no sea posible para Twitter (…) eliminar todo el contenido ofensivo de forma inmediata o precisa en todos los casos”. La empresa afirma que cada día se publican cientos de millones de posteos en la plataforma.

“El hecho de que transcurrieran nueve días antes de que se retirara el contenido ofensivo no hace que Twitter sea responsable en virtud de ninguna ley aplicable”, afirma la compañía en su petición de desestimación.

La empresa también invoca la inmunidad de la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones. Esta disposición exime en gran medida a las plataformas en línea de la responsabilidad por los contenidos publicados por sus usuarios, aunque pueden ser consideradas responsables por los contenidos que violen las leyes contra el tráfico sexual o la propiedad intelectual.

“Dado que la supuesta responsabilidad de Twitter en este caso se basa en que no retiró el contenido de su plataforma, se justifica la desestimación de la demanda con perjuicio solo por este motivo”, argumentó Twitter.

A la vez argumenta que no es aplicable la excepción de la sección 230 del Congreso, que permite reclamar la responsabilidad civil de las plataformas en línea cuando participan a sabiendas en una empresa de tráfico sexual.

“La demanda no se acerca a cumplir esta norma penal específica y exigente. No alega ningún hecho que sugiera que Twitter participó a sabiendas en ningún tipo de empresa con los autores, y mucho menos en una empresa de tráfico sexual (es decir, sexo comercial)”, argumentó Twitter.

El gigante de las redes sociales también argumentó que los demandantes no presentaron reclamos por algunas de las alegaciones hechas en la demanda.

Según la demanda, Twitter envió al niño un correo electrónico el 28 de enero en el que afirmó que había “revisado el contenido y no había encontrado ninguna violación de nuestras políticas, por lo que no se tomará ninguna medida en este momento”. El niño presentó su primera queja a Twitter el 21 de enero y el contenido fue retirado alrededor del 30 de enero.

“Si Twitter hubiera revisado el material, como afirmaba en su respuesta a John Doe, habría visto los comentarios anteriores, que reconocen claramente que el material mostraba a menores”, argumenta la demanda.

La demanda contra Twitter pretende impedir que la plataforma siga beneficiándose del contenido ilegal publicado en su sitio, así como reclamar daños y perjuicios por el efecto causado al menor.

La audiencia para la moción de desestimación se fijó para el 4 de junio.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS