UE y España dedicarán 9,2 millones dólares a proyecto productivo en Colombia

Por La Gran Época
21 de Junio de 2018 Actualizado: 21 de Junio de 2018

La Unión Europea (UE) y la Embajada de España en Colombia firmaron hoy un acuerdo para poner en marcha un proyecto de más de 8,15 millones de euros (unos 9,2 millones de dólares) para desarrollar programas productivos en el departamento de Nariño (sur) como parte del aporte al posconflicto.

Con el plan, que se espera que comience en septiembre de este año, las comunidades de los municipios de Tumaco, Ipiales y Pasto (capital departamental) se beneficiarán con la producción de cacao, coco y leche, además de desarrollar actividades de acuicultura y hortofruticultura.

De igual forma, ayudarán a implementar políticas públicas de agua y saneamiento, género y crecimiento económico, y se fortalecerán las capacidades de los gobiernos locales y autoridades étnicas.

Para el programa, denominado “Proyecto de desarrollo territorial en el departamento de Nariño en condiciones de paz”, el Fondo Fiduciario de la Unión Europea para Colombia aportó 6,5 millones de euros (unos 7,5 millones de dólares), mientras que España donó más de 1,6 millones de euros (unos 1,8 millones de dólares).

A la firma del acuerdo en Bogotá, asistieron la embajadora de la UE en Colombia, Patricia Llombart; el embajador de España en Colombia, Pablo Gómez de Olea; el director de la Agencia presidencial de Cooperación Colombia, Sergio Londoño, y el alcalde de Ipiales, Ricardo Romero.

“El proyecto que lanzamos refleja fundamentalmente el compromiso de la UE en la construcción de la paz en Colombia. El proyecto es muy complejo y ambicioso. Con él damos seguimiento a nuestro compromiso reflejado en el acuerdo de La Habana, en desarrollo rural”, manifestó durante su intervención Llombart.

La diplomática señaló que el programa no “será fácil de implementar” porque las condiciones sociales de Nariño aún “son complicadas”, por lo que considera que el plan tiene una oportunidad de “contribuir al desarrollo” del departamento.

Por su parte, Gómez de Olea dijo que el desafío es grande pero confió en que se va a implementar de forma correcta, gracias a la experiencia de la Agencia de Cooperación Española, que actualmente ejecuta más de 100 millones de euros (unos 126,1 millones de dólares) en diversos programas en el país sudamericano.

“El proyecto tiene un carácter integral y un carácter participativo con organizaciones de la sociedad civil y el Gobierno”, afirmó el diplomático, quien dijo que el plan tiene una duración inicial de cuatro años, aunque espera que se prorrogue.

Por último, Romero agradeció la ayuda entregada por el bloque comunitario y España;  y aseguró que estos programas permiten que en Nariño se pueda consolidar la paz, debido a que en esa zona del país “se refugian actores violentos” que no han permitido a la población “gozar de los beneficios de la paz”.

“(Estos) proyectos son vitales para volver cierta la paz, nosotros hemos padecido y aún padecemos situaciones de violencia complejas, no hemos podido celebrar como el resto de colombianos el cambio de condiciones, de superar una violencia que ha llevado a condiciones de dificultades extremas a la población”, acotó.

TE RECOMENDAMOS