Un alcalde boliviano se aísla por COVID-19 el día que tenía que ir al juzgado

Por Noticia de agencia
18 de Mayo de 2020
Actualizado: 18 de Mayo de 2020

José Marías Leyes, alcalde de Cochabamba, una de las principales ciudades de Bolivia, anunció este lunes que se encuentra en aislamiento tras haber estado con enfermos del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como nuevo coronavirus, en el día en que estaba citado a declarar en un proceso judicial en su contra.

Leyes está aislado en su domicilio tras haber tenido contacto con dos personas que padecen el COVID-19, al presentar síntomas leves de la enfermedad pero con salud estable, según un comunicado de la Alcaldía de Cochabamba, una ciudad de algo más de 600,000 habitantes.

La autoridad municipal espera en 48 horas el resultado de una prueba realizada durante esta misma jornada, para ver si tiene contagio o no, añade la nota.

El alcalde estaba citado a declarar este lunes en un juzgado de la ciudad en relación a un caso de supuesta corrupción en la compra a una empresa de Cochabamba de comida para policías y militares que prestan servicio durante la cuarentena decretada en Bolivia.

Un grupo de personas hacen fila para utilizar una cámara de medicina tradicional, donde usan plantas de eucalipto, manzanilla y huira huira, que tienen cualidades “expectorantes” y que ayudan a las vías respiratorias, en El Alto, Bolivia. EFE/Martin Alipaz/Archivo

Leyes había presentado un recurso para evitar la declaración y una posible aprehensión, pero este pasado sábado la Fiscalía comunicó que fue rechazado.

El recurso alegaba entre otros motivos que la denuncia de varios concejales que dio pie al proceso judicial se debe a una persecución política, un argumento recurrente por parte de la autoridad municipal en anteriores causas en su contra.

Los concejales le acusaron el pasado abril de haberse saltado el procedimiento administrativo de contrataciones, mientras que el alcalde alega que no es preceptivo en el marco del estado de emergencia sanitaria decretado en Bolivia por el COVID-19.

Leyes fue suspendido del cargo en octubre del año pasado por otros procesos judiciales aún en marcha, también por supuestas irregularidades en contrataciones, pero en febrero se reincorporó en su puesto tras haber llegado a denunciar en instancias de Naciones Unidas que era un “preso político” del anterior Gobierno de Evo Morales.

El político de 42 años, que llegó al puesto en 2015, forma parte del Movimiento Demócrata y Social (MDS), el partido de la presidente interina de Bolivia, Jeanine Añez.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Wuhan altera cifras de casos confirmados y muertes por el virus del PCCh

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS