Un “ángel guardián” los ayuda a salir sin un rasguño de un terrible accidente en la carretera

Por La Gran Época
22 de Diciembre de 2018 Actualizado: 22 de Diciembre de 2018

Muchas personas dicen que sintieron la cercanía de un ángel guardián cuando más lo necesitaban. Se considera que al experimentar un shock severo generalmente se percibe algo cálido, protector y fortalecedor.

Una joven de Nashville, Tennessee, informó ver a su “ángel de la guarda” poco después de que la camioneta en la que viajaba ella y su novio saliera de la carretera y se estrellara contra un poste a una alta velocidad.

Arika Stovall compartió su historia con Love What Matters, después del incidente. Escribió: “Tres segundos. Ese es el tiempo que tuvimos desde el momento en que nos salimos de la carretera hasta que la camioneta chocara contra un poste a 130 Km/h”.

Su novio, Hunter Hanks, un ex jugador de béisbol profesional, estaba al volante cuando sucedió. Tres segundos fue todo el tiempo que tuvo para salvar sus vidas. Lo que ocurrió después, fue milagroso.

El camión giró y chocó contra un poste en el ángulo exacto, el impacto fue entre ambos, dejándolos sorprendentemente, ilesos. La pareja escapó de la muerte por un pelo.

Después del accidente, Arika dijo que entró en verdadero pánico y comenzó a gritarle a Hunter que dijera algo. No se movía. Su cabeza atravesó el parabrisas y su cara estaba cubierta de sangre.

Fue entonces cuando Arika dijo que vio a su “ángel guardián”.

Miró desde el camión hacia la carretera, ya que no había otros vehículos a su alrededor. Entonces dijo que vio a un hombre con una gran barba blanca y supo que era su ángel.

“Me vio e inmediatamente me dijo que venía una ambulancia. Salté del coche, corrí hacia el lado de Hunter y miré a este hombre”.

Ella dijo que no dejaba de mirar al hombre mientras estaba sentada al lado de Hunter en la carretera. Arika fue consolada por su presencia y pudo ofrecerle consuelo a Hunter. Sabía en su corazón entonces, que él estaba a salvo y que iba a estar bien.

“Este hombre que vi por un momento me ayudó a no ver a Hunter cuando lo sacaban de la camioneta”, escribió. “Creo que si veía me habría dado un infarto”.

Cuando a Hunter lo sacaron y lo pusieron a su lado, ella se volvió hacia el hombre y le preguntó cuándo llegaría la ambulancia. “Me dijo que en un segundo. Él se alejó”, escribió ella.

En un abrir y cerrar de ojos, los médicos estaban en la escena y se sorprendieron de que la pareja no muriera instantáneamente, ya que el camión parecía haber pasado por una “trituradora de árboles”.

Pero salieron prácticamente ilesos. No tenían huesos rotos, ni conmociones cerebrales, que durarán ni siquiera 24 horas, ni daños internos. Arika tenía algunos puntos en la rodilla y Hunter tenía un par de puntos en la cara y eso fue todo.

Ambos fueron dados de alta del hospital 48 horas después.

“Todas nuestras pertenencias están en perfectas condiciones, además de algunas cosas aquí y allá, lo único que queda en la escena del accidente es la Biblia de Hunter abierta, con una página marcada con una escritura que nos dice que no tengamos miedo, Jesús está con nosotros”, escribió.

Hunter se sintió responsable del accidente y le dijo que era culpa suya que ella sufriera, “Pero él me salvó la vida”, le dijo Arika.

Ella está inmensamente agradecida y orgullosa de Hunter. Cree firmemente que él hizo todo lo que pudo para salvarla.

Toda la parte de jugador de béisbol le ayudó… Si puede golpear una bola rápida a 150 km/h, puede hacer cualquier cosa”. Él cuidó de mí. Y cuando ambos estábamos acostados en nuestras camas en la sala de emergencias, encontró la manera de venir a proteger mi corazón y darme un abrazo”, escribió Arika.

A menudo, no sabemos por qué las cosas suceden de la manera que lo hace y puede parecer que hay pocas razones para los accidentes o injusticias en nuestras vidas.

Sin embargo, después de la experiencia de Arika, ella compartió el mensaje de que tales incidentes son parte de un plan. Y aunque dice que son “bendecidos por estar bien”, cree que el accidente le ayudó a darse cuenta de que Dios esta involucrado en cada parte de su vida.

Esta pareja pierde a su bebé en un accidente por culpa de un conductor ebrio, pero se superan trabajando en una fundación para personas que pasaron por su misma situación

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS