Perro obeso se hundía en un arroyo fangoso, al parecer nadie lo quería

Por La Gran Época
20 de Julio de 2019 Actualizado: 21 de Julio de 2019

Una tarde de primavera del 2017, un hombre de Oklahoma paseaba a sus perros por el arroyo Haikey en la tranquila ciudad de Broken Arrow. Mientras disfrutaba de una agradable caminata por el sendero, vio algo inusual en el agua.

Jim Passmore pensó inicialmente que se trataba de un gran castor en apuros dentro del agua, pero cuando él se acercó y miró más de cerca, vio que era un perro de pelo marrón, según publicó Honest to Paws.

El perro estaba atrapado y tratando de salir desesperadamente  del agua fangosa, entonces Jim se dio cuenta de la urgencia y llamó a la policía de inmediato.

Poco después, los oficiales de policía y algunos otros residentes acudieron a rescatarlo.

El perro con sobrepeso, al que llamaron Teddy, era una mezcla de Collie de alrededor de 8 años de edad, según presunciones posteriores del veterinario.

Un hombre intentó tirar del perro, pero estaba un poco pesado. Al tener sobrepeso, el pobre perro se había sumergido profundamente en el lodo; esto hizo que el rescate fuera un poco más complicado.

Luego otro hombre le ató una cuerda alrededor y la policía lo jaló de un tirón; pero el perro simplemente no podía moverse.

Además, el can atrapado tampoco estaba feliz cuando los extraños lo tocaban. Sin saber que estaban ahí para ayudarlo, atacaba a todos los que se acercaban.

Entonces los rescatistas le colocaron una camisa alrededor de la cabeza del perro para evitar que mordiera.

El oficial de policía tiró aún con más fuerza en el segundo intento y, finalmente, logró arrastrar al pesado perro a tierra firme.

Los rescatistas envolvieron al perro en toallas para mantenerlo seco y tibio, antes de llevarlo al veterinario.

Tras un examen más detenido, el policía especuló que el perro había sido atropellado por un automóvil que lo hizo rodar hasta dentro del arroyo. Aparentemente el perro pudo haber estado atrapado en el barro durante bastante tiempo.

Como Teddy había mordido a uno de los rescatistas durante el salvataje, el hombre tuvo que ser puesto en observación por un tiempo breve, por temor a que contrajera rabia.

Tristemente, aunque Teddy estaba sano y salvo, nadie se adelantó a reclamarlo. Posiblemente lo sacrificarían si lo trasladaban al superpoblado refugio Broken Arrow.

Afortunadamente, la Alianza de Animales de Oklahoma (OAA, por su sigla en ingles), una organización sin fines de lucro, intervino para patrocinar los rayos X, facturas de veterinarios y alojamiento de Teddy.

En Alta Vista Animal Hospital, Teddy estaba aterrorizado cuando llegó por primera vez; sin embargo él estaba bien. Gracias a su peso no sufrió ningún hueso quebrado durante la caída a pesar de estar letárgico y tener dificultades para levantarse.

“Le han administrado medicamentos antiinflamatorios y para el dolor y finalmente comenzó a dar señales de estar menos estresado …”, escribió OAA en una publicación de Facebook.

“También buscaremos a este dulce niño una casa tan pronto como esté listo”, agregó OAA.

Y al final ¿Teddy encontró un hogar?

¡Sí! Teddy fue adoptado por el gerente de Alta Vista Animal Hospital ¡Estamos contentos de que finalmente haya encontrado a alguien que lo pueda colmar con el amor que realmente se merece!

Ahora vive una vida feliz e incluso tiene una página en Facebook dedicada a hacer una crónica de sus aventuras.

Puedes mirarlo hacer  travesuras en su nuevo hogar en este video:

Rescatan cachorros abandonados en una isla

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS