Un hueco gigante se abre en medio de la carretera y se traga un Toyota

Por Jesús de León – La Gran Época
25 de Julio de 2018 Actualizado: 27 de Julio de 2018

Un enorme hueco se abrió y se tragó un Toyota RAV4 SUV en la Avenida Oxford en Sheridan, Colorado, el martes el 24 de julio por la noche, mientras las tormentas arrasaban el norte del estado.

La policía de Sheridan tuiteó que el conductor estaba bien, y compartió una foto que mostraba el vehículo dentro del hueco, sumergido en el agua a casi 5 metros de profundidad.

Según el Denver Post, la conductora del vehículo pudo salir antes que este cayera en el hueco de la Avenida West Oxford, en los carriles que van hacia el este.

El hundimiento ocurrió en la intersección de Oxford con Natches Court durante una tormenta eléctrica. La policía dice que la lluvia impactó una tubería debajo del pavimento que cedió.

El testigo Tye Adams agarró su teléfono y filmó el video justo cuando la camioneta comenzó a hundirse.

“Nunca he visto nada igual”, le dijo Adams a Denver7. “No pensé que algún día estaría yendo al trabajo y vería un auto caer de esa manera. Es bastante absurdo que 40.000 dólares caigan así en el desagüe”, dijo a The Denver Chanell, refiriéndose al supuesto valor del auto.

La policía bloqueó la avenida Oxford al este de Natches Court hacia South Santa Fe Drive.

En el mismo sitio, un oficial de policía resultó herido en abril de 2015 después que su auto cayera en un hoyo similar.

El 15 de junio de 2015, un oficial de Sheridan que conducía su coche patrulla en Oxford Ave resultó herido cuando la carretera cedió, y su SUV de patrulla cayó a un hoyo de entre 5 y 6 metros. En esa oportunidad el sargento Greg Miller se las arregló para salir del agujero y fue tratado por sus heridas.

(Trabajos de reparación esta mañana luego que el gigantesco hueco se abriera anoche y se tragase a una mujer y su auto)

Antes que se abriera el hoyo, fuertes lluvias habían golpeado Front Range este martes.

El Servicio Meteorológico Nacional había emitido alertas de severas tormentas eléctricas e inundaciones repentinas a medida que el mal tiempo se trasladaba al noreste de Colorado.

A las 7:10 p.m., el Sheriff del Condado de Arapahoe reportó inundaciones repentinas en las áreas de Littleton y Sheridan. Numerosos arroyos y zanjas de drenaje se inundaron, y algunas carreteras también quedaron cerradas debido a la gran cantidad de agua.

También se reportaron informes por los medios sociales, de árboles caídos en el sur de Denver.

TE RECOMENDAMOS