Pequeño koala abraza a su mamá durante la cirugía luego de ser atropellada por un coche

Por The Epoch Times
06 de Noviembre de 2019
Actualizado: 07 de Noviembre de 2019

El amor de los padres, especialmente el amor y la presencia de la madre, es tan importante para los niños pequeños como lo es para la supervivencia de los cachorros. Un pequeño koala enterneció a todos cuando no quería estar lejos de su madre en la sala de operaciones.

Lizzy es el nombre de la madre y Phanton, el pequeño koala; ambos fueron llevados al hospital de la fauna del parque zoológico de Australia después de ser golpeados por un automóvil en la autopista de Warrego en Coominya, al oeste de Brisbane.

La madre sufrió un colapso pulmonar y traumatismo facial mientras que el pequeño quedó ileso, informó The Courier Mail.

Phantom, el pequeño koala de seis meses, tocó el corazón de todo el personal veterinario del zoológico de Australia cuando se aferraba a su madre mientras le hacían el tratamiento debido al colapso pulmonar.

El pequeño koala estuvo a su lado durante todo el procedimiento, trepando por la espalda de mamá y abrazando a la paciente que se encontraba anestesiada.

Ambos, madre e hijo, sobrevivieron milagrosamente y no se rompieron ningún hueso, pero mientras Phanton, que pesaba solo 420 gramos estaba casi intacto, a Lizzy se le tuvo que drenar el colapso pulmonar en el Hospital de Vida Silvestre del Zoológico de Australia.

“Es muy gratificante ver que pacientes como Lizzy están bien”, dijo la enfermera veterinaria del hospital Jamie-Lynn Nevers a The Courier Mail. “Lizzy se está recuperando y estamos felices de decir que está yendo bien”, agregó.

Según la página de Facebook del hospital, después de la cirugía, Lizzy recibe TLC del equipo veterinario y también de Phantom que es demasiado joven para alejarse de su lado. Lizzy también fue vista abrazando a su pequeño después de la cirugía.

Una vida a la vez

La vida silvestre de Australia es única y muy querida por el mundo. Pero está desapareciendo a un ritmo alarmante. El tráfico rodado, los ataques de animales domésticos y la limpieza de tierras han dejado a muchos animales luchando por sus vidas.

El Hospital de Vida Silvestre del Zoológico de Australia, ofrece una segunda oportunidad de vida a los animalitos lesionados.

Anualmente, el hospital recibe entre  6 y 8 mil animales que requieren tratamiento para salvarles la vida.

El hospital se inauguró en marzo de 2004 en honor de la difunta pionera de la conservación de la vida silvestre, Lyn Irwin, madre del famoso experto en vida silvestre, Steve Irwin (quien muriera en 2006 luego de que una mantarraya lo hirió durante una filmación).

Equipado con un quirófano, sala de rayos X, unidades de cuidados intensivos y laboratorio de patología, el grupo dedicado de veterinarios y enfermeras de este hospital, puede brindar atención especializada a la vida silvestre, sin costo alguno para el público.

Ya sea un canguro atropellado por un automóvil, un zorro volador enredado en una cerca o una tortuga marina que ha ingerido plástico, el equipo tiene las herramientas y los conocimientos para llevarlos de vuelta a la naturaleza.

El hospital de vida silvestre en Sunshine Coast tiene un tratamiento promedio de koala que oscila entre  mil quinientos y cinco mil dólares australianos.

Mira el emotivo rescate de un alce bebé

¿Te gustó el artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS