Descubren nuevo planeta en los confines del Sistema Solar y su nombre es Duende

Por La Gran Época
03 de Octubre de 2018 Actualizado: 04 de Octubre de 2018

Goblin, un planeta enano extremadamente distante ha sido descubierto, y recibió su espeluznante nombre porque fue visto por los astrónomos en 2015 alrededor de Halloween. Pero no se dio a conocer públicamente hasta el martes, después de que fueron realizadas más observaciones con telescopios terrestres.

El lunes, astrónomos dirigidos por Scott S. Sheppard, de la Institución Carnegie para la Ciencia, en Washington revelaron los detalles orbitales del planeta que estiman tiene forma esférica y unos 300 kilómetros de diámetro.

El Dr. Sheppard y sus colegas vieron por primera vez el mundo, que por ahora lleva la designación oficial de 2015 TG387, como parte de una búsqueda sistemática hace tres años de nuevos mundos en el sistema exterior, incluyendo la hipótesis del Planeta Nueve. Pero solo con observaciones adicionales se dieron cuenta de lo lejos que está realmente TG387.

Goblin es un planeta diminuto, pero no es un asteroide.

El recién descubierto mundo helado, en su punto más cercano, se aleja dos veces y media del sol como hace Plutón. Luego se dirige a las franjas exteriores del sistema solar, casi 60 veces más lejos que Plutón, y tarda unos asombrosos 40.000 años en dar una vuelta alrededor del sol.

Entre algunos astrónomos, hay una creciente sospecha de que en lo más lejano de nuestro sistema solar se oculta un gran noveno planeta que aún no hemos visto.

El hipotético planeta 9, se sospecha que, está en órbita mucho más allá de Plutón en una misteriosa región conocida como la Nube de Oort. Este planeta aún no ha sido visto directamente, pero Goblin parece estar bajo la influencia gravitacional de un objeto gigante invisible, lo que aumenta la certeza de los astrónomos de que el mítico planeta 9 está ahí fuera.

Este es el tercer planeta pequeño que se ha encontrado en el sistema solar exterior tras los descubrimientos de Sedna, y recientemente otro objeto llamado 2012 VP113. Así que esta región que antes parecía fría, oscura y vacía, ahora parece ser una rica colección de objetos exóticos y extremos.

“Apenas estamos ahora descubriendo cómo podría ser el sistema solar exterior y lo que podría haber ahí fuera”, dijo Scott Sheppard, de la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington DC y miembro del equipo. “Creemos que hay miles de planetas enanos en el lejano sistema solar. Estamos viendo la punta del iceberg ahora mismo”, según The Guardian.

Curiosamente, las órbitas de los tres objetos descubiertos hasta ahora parecen estar reunidas, lo que sugiere que están siendo conducidas por un objeto gigante y desconocido. Esto ha indicado a los astrónomos la existencia de un noveno planeta del tamaño de la Tierra.

“A pesar de siglos de estudios, nuestra comprensión del sistema solar sigue siendo incompleta”, dijo. “Esto ciertamente se suma al creciente libro de contabilidad de objetos que muestran la influencia del Planeta Nueve.”

(Imagen que muestra las orbitas de los 3 planetas encontrados en el sistema solar exterior: Sedna, 2012 VP113, y Goblin)

El descubrimiento de Goblin se realizó utilizando el telescopio japonés Subaru de 8 metros, situado en el volcán inactivo Mauna Kea en Hawái.

Es el único telescopio en el mundo capaz de sondear los confines del sistema solar, al mismo tiempo que tiene un campo de visión lo suficientemente amplio como para poder visualizar el cielo lo suficiente como para descubrir objetos raros.

“Con otros telescopios grandes, es como mirar a través de una pajita y por lo tanto son buenos para observar cosas que sabes que están allí, pero no para encontrar cosas nuevas, ya que su campo de visión es demasiado pequeño para cubrir grandes áreas del cielo”, dijo Sheppard.

El equipo comenzará una nueva serie de observaciones en noviembre con la esperanza de encontrar más objetos, posiblemente incluyendo el esquivo Planeta Nueve.

TE RECOMENDAMOS