Un papá pide perdón a los padres que caminan por el hospital de niños, la razón hace llorar a todos

Por La Gran Época
21 de Enero de 2019 Actualizado: 21 de Enero de 2019

Un padre de cuatro hijos adoptados, todos con necesidades especiales, compartió cómo experimenta diferentes emociones cada vez que entra por las puertas de un hospital de niños. Pero un día en particular, le sobrevino un repentino sentimiento de culpa por los otros padres y el personal del hospital, y sintió la necesidad de disculparse con ellos.

Dan Langlois, de Milwaukee, Wisconsin, perdió la cuenta de cuántas veces él y su esposa, Sara, han caminado con su hijo Gabriel a través de las puertas corredizas de vidrio del Hospital de Niños de Wisconsin. Gabriel es parapléjico y tiene espina bífida, así que se ha sometido a cirugías e incontables horas de tratamiento.

Dan compartió su mensaje privado en la página de Facebook del hospital que refleja claramente cómo se siente cada vez que visita el hospital; a veces lo ama y otras veces odia entrar por esas puertas.

“He amado estas puertas y las he odiado”, escribió.

Dan compartió que adoró las puertas del hospital cuando las atravesó para ver a su hijo por primera vez y también le gustan cuando sale a caminar para volver a casa después de las cirugías de su hijo. Sin embargo, odia las puertas cada vez que su familia tiene que volver a visitar el hospital para las cirugías de su hijo, que ya son 20.

“Las odié por el viaje de más de 290 kilómetros para un solo chequeo de 10 minutos. Me encantaron estas puertas cuando salí después de enterarme que no se requiere cirugía o internación”, escribió.

De forma sorprendente, durante otra visita médica regular, una sensación de culpa lo invadió.

“No estoy seguro de dónde vino, pero me di cuenta que necesito disculparme”, escribió.

Dan de repente pensó en los muchos niños que nunca tuvieron la oportunidad de volver a salir por esas puertas o en los padres que entraron al hospital con sus hijos, pero se fueron con las manos vacías.

“A todos los niños que entraron por estas puertas pero que nunca han vuelto a salir, lo siento”, escribió. “A todos los  padres que entraron por estas puertas con su hijo, pero que salieron por estas puertas con las manos vacías, lo siento”.

Dan también sintió compasión por el personal médico del hospital, incluyendo a los custodios, cuidadores, trabajadores sociales y de seguridad que tuvieron que presenciar la muerte de un niño o el dolor de uno de sus padres.

“No puedo empezar a imaginar por lo que toda esta gente pasa y espero que nunca lo haga. Hasta que lo haga, me encantarán estas puertas”, concluyó.

El posteo de Facebook tocó una fibra sensible en la gente después que el hospital compartió el mensaje privado de Dan con su permiso.

Algunos de los usuarios de Facebook, incluidos los padres que perdieron a sus hijos, también compartieron su relación de amor-odio con las puertas.

Uno de los padres comentó. “Tengo una relación de amor y odio con estas puertas, estoy agradecido por todos los padres que van y vienen con sus hijos a través de ellas. Sin embargo, yo soy uno de los padres que hace unos meses entró con mi hijo pequeño y se fue sin él. Mi vida nunca será la misma”.

Otra mamá agregó, “Esto está bien. Yo también tengo una relación de amor/odio con esas puertas. Pero estoy agradecida que sigamos caminando a través de estas puertas continuando la batalla, porque mi hija todavía está aquí luchando!”.

Cuando Dan vio las reacciones a su carta, se sorprendió.

“Nunca esperé algo como esto, la forma en que la gente simplemente se desahogaba”, dijo a Journal Sentinel.

La carta de Dan habla de las realidades de la vida. Cuando nos enfrentamos de verdad a algunas dificultades, no debemos olvidar que otros podrían estar pasando por situaciones aún más difíciles. Y cuando sea posible, debemos extender nuestro toque compasivo para ayudar a los demás seres.

¡Esta mujer vence la depresión gracias a los mensajes positivos escritos y pegados por su esposo!

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS