Un salario mínimo federal de 15 dólares puede costar 2 millones de empleos, dice estudio

Por Mark Tapscott
12 de Noviembre de 2020
Actualizado: 12 de Noviembre de 2020

Se estima que se perderían 2 millones de empleos en EE. UU. si el salario mínimo federal se eleva a USD 15 según la legislación aprobada por la Cámara de Representantes controlada por los demócratas y apoyada por el exvicepresidente Joe Biden, según un nuevo estudio de dos profesores de economía.

“Los sectores de las artes, entretenimiento y recreación, alojamiento y servicios de alimentos representarán la mitad de estas pérdidas de empleos. Los trabajadores de entre 16 a 24 años serán la mayor proporción de pérdidas de puestos de trabajo, y la mayoría de los puestos de trabajo perdidos serán los ocupados por mujeres”, dice el estudio.

“Los trabajadores que reciben propinas también perderán una mayor proporción de empleos afectados por el salario mínimo a comparación de los trabajadores que no reciben propinas —uno de cada tres trabajadores afectados por este aumento del salario mínimo federal perderá su trabajo”, según el estudio.

El estudio fue realizado por los economistas William Even de la Universidad de Miami y David Macpherson de la Universidad Trinity, utilizando una metodología basada en supuestos económicos proporcionados por la Oficina de Presupuesto del Congreso.

El análisis fue publicado recientemente por el Instituto de Políticas de Empleo (EPI), un grupo de expertos con sede en Washington que se centra en cuestiones relacionadas con las políticas de empleo para principiantes.

Los autores advierten, sin embargo, que “el impacto en la pérdida de puestos de trabajo en este estudio no explica la desaceleración del crecimiento del empleo y, en algunos casos, la pérdida de empleos en áreas donde el salario mínimo ya ha aumentado a USD 15″.

“Además, el estudio solo analiza los impactos hasta el 2027, cuando el mínimo federal alcanzará el punto de USD 15. El crecimiento lento o negativo puede continuar más allá de esa fecha, especialmente para los empleados que reciben propinas, ya que el mínimo federal de propinas continuaría aumentando anualmente para alcanzar el mínimo regular”.

El salario mínimo federal de USD 15 fue aprobado por la Cámara el año pasado bajo la Ley de Aumento del Salario de 2019. La legislación fue presentada por el presidente del Comité de Trabajo y Educación de la Cámara de Representantes, Bobby Scott (D-Va.), con más de 200 copatrocinadores demócratas.

Ningún republicano de la Cámara apoyó la propuesta, que fue contenida sin una acción de los republicanos del Senado desde su aprobación por la cámara baja. El salario mínimo federal se aumentaría en incrementos, llegando hasta USD 15 en 2027.

El exvicepresidente demócrata Joe Biden, cuya impugnación electoral por parte del presidente Donald Trump para la Casa Blanca sigue sin decidirse, hizo del salario mínimo de USD 15 una pieza central de la plataforma económica de su campaña.

Un portavoz de Scott no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de The Epoch Times sobre el estudio.

Sin embargo, durante el aumento del comité de marzo de 2019 de la Ley de Aumento del Salario, Scott dijo: “Creo firmemente y desde hace mucho tiempo que deberíamos formular políticas basadas en evidencia e investigación, en lugar de consignas y frases cortas(…) los estudios han demostrado que hay poca o nula pérdida de empleo cuando aumentamos el salario mínimo”.

Scott se refería a estudios como el de los profesores Anna Godoey y Michael Reich del Instituto de Investigación sobre el Empleo y el  Trabajo (IRLE) de la Universidad de California-Berkeley.

Godoey y Reich informaron el año pasado que al examinar el efecto de los aumentos del salario mínimo en los condados de bajos salarios, encontraron “efectos salariales positivos, especialmente en los condados de alto impacto, sin embargo no detectan efectos adversos en el empleo, las horas semanales o las semanas anuales trabajadas. No encontramos efectos negativos en el empleo entre mujeres, negros y/o hispanos”.

“En los condados de alto impacto, encontramos disminuciones sustanciales en la pobreza familiar e infantil. Estos resultados fundamentan los debates de políticas sobre conceder exenciones a un salario mínimo federal de USD 15 en áreas de bajos salarios”, dijeron.

Los republicanos del Congreso como el senador, Mike Lee (R-Utah), quien es presidente del Comité Económico Conjunto, y el representante Neal Dunn (R-Fla.) dijeron a The Epoch Times que el estudio del EPI confirma lo que ellos y la gran mayoría de los economistas han afirmado sobre el tema durante décadas.

“Las investigaciones muestran que cuando los demócratas aumentaron el salario mínimo en 2009, causó efectos negativos significativos en el crecimiento del empleo y los ingresos de los trabajadores con salarios bajos seleccionados”, dijo Lee a The Epoch Times el 9 de noviembre.

“Ese tipo de mandato que acaba con el empleo no es lo que esta economía, ni este país, necesitan en este momento”.

Dunn estuvo de acuerdo y dijo: “Son los trabajos de bajo nivel. No tiene sentido. He estado viviendo esta discusión sobre el salario mínimo durante la mayor parte de mi vida. Mi padre en su momento fue asesor de la Casa Blanca (…) y esto también estaba siendo discutido en la administración Ford”.

El padre de Dunn, el general de división John Dunn, fue asistente y asesor principal de Gerald Ford mientras fue vicepresidente y presidente, y antes del entonces vicepresidente Spiro Agnew previo a la dimisión de Agnew en 1973.

“Es una idea fundamentalmente mala hacer que el peldaño más bajo de la escalera sea demasiado alto para que la gente lo alcance”, dijo Dunn. “El salario mínimo no es con lo que vive la gente, es con lo que comienza”, agregó.

Póngase en contacto con Mark Tapscott en Mark.Tapscott@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Igualdad de resultados frente a igualdad de oportunidades: el liberalismo explicado

Lea la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS