Artista argentino alza su voz para transmitir lo “bueno y recto” que el mundo necesita saber

Por La Gran Época
20 de Junio de 2019 Actualizado: 20 de Junio de 2019

Sin duda que es maravilloso poder dedicarte a lo que más amas; cuando esto sucede ya no se trata tan solo de un trabajo más, e incluso puede llegar a generar un gran sentimiento de disfrute y realización.

Este es el caso de Federico Magrotti, un artista visual argentino de 43 años, quien después de haber dedicado muchos años a su pasión artística con un estilo muy particular, cambió su enfoque de hacer arte al encontrarse con una ancestral práctica de meditación de la escuela Buda que transformó su vida.

Hace más de una década la vida de Federico dio un giro de 180° cuando se encontró con la disciplina tradicional de origen chino llamada Falun Dafa, e impactado por sus simpleza de sus ejercicios y por la profundidad de sus principios, no dudó en comenzar a practicar.

Entre “los beneficios que trae Falun Dafa, lo que destaco en particular de esta disciplina es que le dio sentido a mi vida“, dijo el artista en una entrevista a Bles.com. Según Federico esto se debe a que en esta practica se cultiva la mente, el cuerpo y el interior siguiendo los principios de Verdad, Benevolencia,Tolerancia para mejorar el carácter moral, la salud y profundizar la sabiduría espiritual.

Desfile étnico. (Crédito: Cortesía Federico Magrotti/fmagrotti.simplesite.com)

El artista agregó que practicando Falun Dafa también obtuvo cambios en sus creaciones. “Cambió mi visión hacia el arte y mi forma de producir”, ya que como estudiante de bellas artes Federico estaba enfocado en la escultura, el dibujo fantástico y los temas apocalípticos, mientras que algunas de sus obras se originaban en sus sueños.

Conocer Falun Dafa fue un gran descubrimiento en su vida, y aquella visión apocalíptica, muy marcada en su obra, fue dejada atrás para dar paso a un estilo de arte y temas muy diferentes.

Viernes soleado. (Crédito: Cortesía Federico Magrotti/fmagrotti.simplesite.com)

“Hoy pinto todo relacionado a Falun Dafa, es un gran motor en mi vida”, expresó  el artista con una serena alegría.

“En algún momento tuve la necesidad de empezar a trabajar con el color, empecé a pintar mandalas con lápices de colores, luego pasé a la pintura más como una necesidad que como una elección consciente”, confió el artista.

Encanto musical. (Crédito: Cortesía Federico Magrotti/fmagrotti.simplesite.com)

Pero cuando Federico experimentó el mejoramiento del carácter moral y la elevación espiritual con la práctica de Falun Dafa, esto afectó su punto de partida y su estado interno al crear arte.

“Pintar ya fue algo como más personal, transmitiendo en mis obras cierto aspecto espiritual, nuestro ser interior, la parte divina que llevamos adentro, tratando de producir cada vez más una pintura realista”, dice Federico al reflexionar sobre los temas y estilo que ahora impregnan su obra pictórica.

Saludo oriental. (Crédito: Cortesía Federico Magrotti/fmagrotti.simplesite.com)

En su obra se puede observar la luz y el enfoque para expresar el aspecto divino que esta pacífica práctica ofrece.

“Me he dado cuenta de que como artista debo transmitir algo bueno, recto, a través de lo que hago, ya que de esta manera las personas pueden captar este mensaje y saber acerca de la práctica”, añade Federico sobre el compromiso personal de su trabajo artístico.

En otras de sus piezas el artista también aborda el tema de la brutal persecución que los practicantes de Falun Dafa de China continental sufren a manos del Partido Comunista Chino. Puede verse que este tema es recurrente en sus obras, ya que entiende que es una forma de hablar por los que no tienen voz, y de dar a conocer algo que el mundo tiene que saber.

Encerrado por su fe. (Crédito: Cortesía Federico Magrotti/fmagrotti.simplesite.com)

Por lo visto está práctica ha llegado hasta lo más profundo de su ser y al haber ocurrido un cambio en el interior, su exterior ha sido afectado de una forma muy positiva. Por eso no es extraño escucharlo hablar de forma pausada, serena y con una sonrisa en el rostro, en especial cuando habla de Falun Dafa.

Falun Dafa (también conocida como Falun Gong) es una disciplina espiritual de la Escuela Buda basada en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia que incluye un juego de ejercicios suaves que trabajan con la energía interna. Fue presentada al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente es practicada por más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este sistema de meditación pacífica está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para más información, por favor visite: http://es.falundafa.org/ y http://faluninfo.net/.

Conoce cómo a través de los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia es posible mejorarse como persona y elevarse continuamente dentro de una sociedad turbulenta

TE RECOMENDAMOS