Audiencia del Congreso de EE. UU. dice cómo contener a Beijing: Armas tácticas nucleares, Taiwán y derechos humanos

Por Paul Huang
21 de Mayo de 2018 Actualizado: 21 de Mayo de 2018

WASHINGTON—Miembros del Congreso pidieron una respuesta más dura a la creciente agresión del régimen chino. En una audiencia del Congreso, testigos recomendaron poner armas tácticas nucleares en Asia, mostrar un fuerte apoyo a Taiwán y exponer los abusos a los derechos humanos en China como pasos inmediatos para contener a Beijing en su camino a la hegemonía total.

El crecimiento de la economía le ha permitido a China expandirse rápido en todos los dominios del poder mundial, y se ha estado generando un consenso en años recientes de que Estados Unidos podría pronto ser removido completamente de la región Asia-Pacífico si se le permite a Beijing continuar el curso actual sin oposición.

Tal consenso se hizo evidente en la audiencia del 17 de mayo en el Comité Selecto Permanente sobre Inteligencia titulado “Audiencia abierta sobre la expansión militar de China a nivel mundial”. Es su declaración de apertura, el presidente Devin Nunes (republicano por California), describió la audiencia como parte de un esfuerzo que se extenderá sobre los siguientes meses y que expondrá la amenaza china a los intereses económicos y de seguridad estadounidenses.

“El Partido Comunista Chino (PCCh) se ha metido en una prolongada lucha total por la supremacía regional y mundial”, dice Jim Fanell, capitán retirado de la marina de EE. UU. Fanell tiene casi 30 años de experiencia como oficial de inteligencia naval estudiando Asia y el ejército chino.

Según Fanell, Beijing está intentando usar “medios no cinéticos” para recuperar varios territorios que dice le pertenecen. Por ejemplo en 2012, el Ejército Popular de Liberación (EPL) esencialmente invadió y ocupó los bancos de arena Scarborough Shoal sin realizar un disparo. Antes de eso, el banco de arena en disputa en el Mar Meridional de China estaba ocupado por las Filipinas.

Dan Blumenthal, director de Estudios Asiáticos en el Instituto American Enterprise, testificó que la agresión del régimen del PCCh no solo nace del deseo de permanecer en el poder, sino que es un desarrollo inevitable. El PCCh es un “partido leninista que controla un imperio continental que va hacia el mar”.

“Ellos vienen constantemente con guerra política, campañas de información y propaganda. Nosotros los dejamos salirse con la suya”, dice Blumenthal. La política conciliatoria de EE. UU. hacia China en las pasadas décadas solo ha permitido al régimen chino ser más agresivo, más autoritario y más hostil hacia Estados Unidos y sus aliados, dice Blumenthal.

Richard D Fisher Jr., del Centro de Estrategia y Evaluación Internacional, entrega el libro titulado la Modernización del Ejército Chino al republicano Devin Nunes luego de la audiencia del Comité Permanente Selecto de Inteligencia sobre la expansión militar mundial de China en el edificio Rayburn House en el Congreso de EE. UU., Washington DC, 17 de mayo de 2018. (Samira Bouaou/La Gran Época)

Richard Fisher, un miembro senior del Centro de Estrategia y Evaluación Internacional, dijo que “Estados Unidos y sus aliados tienen solo una década para prepararse para disuadir a China de su proyección de poder mundial”.

La campaña de amenaza y agresión militar del régimen chino contra su vecino Taiwán fue discutida prominentemente en la audiencia. Cuando se le preguntó a Nunes por qué Beijing ha mostrado tanta “obsesión con Taiwán”, Fanell dijo que Taiwán es un blanco inevitable debido a los impulsos expansionistas de Beijing.

“Es un diseño nacionalista visceral y ellos creen que [Taiwán] es suyo”, dijo Fanell.

Él señaló que la nación isleña democrática, con la cual China tiene extensos intercambios económicos y comparte la misma herencia cultural, no es una amenaza ni en lo económico ni en lo militar para China. Pero si “Taiwán sobrevive como democracia, socava la legitimidad del Partido Comunista Chino”, dijo Fanell.

Fisher observa que apoyar a Taiwán es clave como estrategia para contener a China. “La batalla para mantener a raya a China es el Estrecho de Taiwán”, dice Fisher.

Las claves para dar batalla

A pesar de atribuir el crecimiento agresivo de Beijing a años de políticas fallidas de EE. UU., el panel del Congreso dijo que no es demasiado tarde para confrontar las crecientes amenazas del régimen chino. Pero Estados Unidos necesita actuar rápido y actuar ya.

“El estudio de una estrategia competitiva [hacia China] también tiene que estudiar las debilidades chinas, porque para competir efectivamente tenemos que poner nuestras fortalezas frente a sus vulnerabilidades”, dijo Blumenthal.

Hay muchos chinos en China a los que no les gusta lo que el PCCh está haciendo. Estados Unidos debería apoyar activamente a esta gente proveyéndoles más información sobre las malas acciones del PCCh, dijo.

“La acción más eficiente y decisiva que puede tomar hoy Estados Unidos sería volver a colocar armas nucleares tácticas en nuestras fuerzas en Asia”, dijo Fisher.

Tal drástica demostración de compromiso enviaría una fuerte señal a Corea del Norte y China de que si el equilibrio militar se hace insostenible en el futuro, Estados Unidos está listo para hacer “lo que haga falta” a fin de poner seguros a sus aliados en la región contra la agresión, dijo Fisher.

Daniel Blumenthal, director de Estudios Aisáticos del Instituto American Enterprise testifica en la audiencia del Comité Permanente Selecto de Inteligencia sobre la expansión militar mundial de China, en el edificio Rayburn House en el Congreso de EE. UU., Washington DC, 17 de mayo de 2018. (Samira Bouaou/La Gran Época)

Blumenthal también dijo que Estados Unidos debería dejar muy en claro al régimen chino que el “uso de la fuerza contra Taiwán es una línea roja” y que invitaría definitivamente una respuesta de EE. UU. para defender la nación isleña. Tal compromiso a intervenir, según Blumenthal, aún no le ha quedado claro a los líderes en Beijing, ya que las políticas americanas han sido ambiguas hacia Taiwán, al menos hasta hace poco.

Fisher dice que Estados Unidos necesita una estrategia cabal a largo plazo con el objetivo de contrarrestar la amenaza china. “Tal estrategia debe incluir un foco militar, económico y de aliados y un foco diplomático, político y de información”, según Fisher.

El foco informativo incluye la voluntad de EE. UU. de reprender a Beijing cuando sus acciones supriman los derechos humanos en casa y cuando amenace a los países en el extranjero. “El pueblo chino debe entender que al oponernos a tales acciones de la dictadura del PCCh, no nos estamos oponiendo al pueblo chino”, leía la declaración escrita de Fisher.

TE RECOMENDAMOS