Una brillante estrella de Orión perdió su luz. Los astrónomos esperan una explosión tipo Supernova

Por Anastasia Gubin
25 de Diciembre de 2019 Actualizado: 25 de Diciembre de 2019

Los astrónomos temen que la brillante estrella Betelgeuse de la constelación de Orión, aproximadamente 1400 veces más grande que el Sol, podría explotar, si no lo ha hecho ya. Las afirmaciones surgen después que la estrella se oscureció a su nivel más bajo jamás visto.

“Betelgeuse (alpha Ori) se ha vuelto inusualmente débil”, reveló un estudio liderado por Edward Guinan de la Universidad de Villanova, el 23 de diciembre.

“Betelgeuse está entre las estrellas más brillantes, (la número) 6 – 7. Pero para 2019, a mediados de diciembre, la estrella se ha deslizado a la ~ 21a estrella más brillante. La supergigante roja ahora tiene un brillo más cercano a Bellatrix”, agregó el informe.

El Observatorio Europeo Austral había señalado al publicar una imagen de Betelgeuse con el telescopio ALMA, que la estrella “refulge ardiente, lo que provoca que tenga una corta esperanza de vida”. Además dijo que “cuando esto suceda, la explosión resultante será visible desde la Tierra, incluso a plena luz del día”.

Betelgeuse es una supergigante roja, de apenas unos 8 millones años de vida. Es una de las estrellas más grandes conocidas en la actualidad en nuestra galaxia, la Vía Láctea. Está situada a unos 600 años luz de distancia, en la constelación de Orión, también conocida como El cazador.

Después de explotar como una Supernova por falta de combustible, Betelgeuse se transformaría en una estrella de neutrones con una masa de 1,5 veces la de nuestro Sol y luego se convertiría en un púlsar. dijo el astrónomo de la NASA Sten Odemwald en su artículo en Huffpost.

El Dr. David Boyce, director de física en una academia del Reino Unido, también sugiere que Betelgeuse está siguiendo los pasos de una explosión de Supernova por lo que la estrella emitirá más luz que la Vía Láctea y será el objeto más brillante del cielo, informó News.

“Pase lo que pase, valdrá la pena verlo”, dijo el Dr. Boyce. “Una supernova dentro de nuestra galaxia es un espectáculo único en la vida”, añadió.

Otros no comparten la misma opinión y piensan que Betelgeuse es una estrella variable con un brillo propenso a cambiar por lo que la explosión ocurriría más adelante. La razón es que la estrella suele variar de brillo, aunque no como ahora.

“Esta temporada muestra que la estrella ha estado disminuyendo su brillo desde octubre”, dijo el profesor Guinan, en un artículo publicado en The Astronomer’s Telegram, según News.

“Betelgeuse experimenta complicadas variaciones de brillo cuasi periódicas con un período dominante de aproximadamente 405 – 435 días. Pero también Betelgeuse tiene cambios de brillo más pequeños a largo plazo (5 – 6 años) y a corto plazo (100 – 180 días). Actualmente esto es lo más débil que la estrella ha sido durante nuestros más de 25 años de monitoreo continuo”, dice la nota.

Astrónomos de ESO han observado en el pasado que la estrella muestra un vasto penacho de gas casi tan grande como nuestro Sistema Solar.

Los astrónomos también han descubierto una hirviente burbuja gigantesca en la superficie de Betelgeuse. Estas características significan, según el equipo de ESO, que la estrella estaba ya deshaciéndose en gas y polvo a enormes velocidades.

Una explosión

Si consideramos que está sucediendo una expansión de Betelgeuse, de su capa de gas, las velocidades en que se mueve este gas cargado de partículas radiactivas sería de unos 10,000 kilómetros por segundo en comparación con los 450 kilómetros por segundo promedio del viento Solar, dice el astrónomo Odenwald.

“La cáscara llegaría aquí unos 100,000 años después de que veamos a la estrella brillar”. Sin embargo el Sistema Solar estaría protegido para estos eventos de radiación.

El flujo de estas partículas se extendería en una cáscara con un radio de 590 años luz y llevaría dentro unos 100,000 protones por segundo por centímetro cuadrado. El flujo del viento solar, en comparación es de cerca de 300 millones de protones por segundo por centímetro cuadrado, en la órbita de la Tierra.

“Dentro de esta cáscara, hay una burbuja de plasma que consiste en electrones y campos magnéticos muy calientes y energéticos, que producen copiosas cantidades de luz de rayos X. Estaríamos sujetos a este flujo de rayos X durante 10 mil años hasta que el remanente de supernova en expansión haya envejecido lo suficiente como para apagar este mecanismo de producción. Estos rayos-X, de la variedad ‘suave”, no llegarían a la superficie de la Tierra gracias al blindaje atmosférico, pero los viajeros en el espacio interplanetario necesitarían algún blindaje adicional de los electrones secundarios generados a medida que estos rayos-X golpean la piel de su nave espacial y liberan electrones adicionales”, según Odenwald.

Según comentó NASA antes que se fuera la luz de la estrella, “Betelgeuse eventualmente explotará como una supernova que volará su almacén de elementos pesados hacia nuestra galaxia – proporcionando las materias primas para las futuras generaciones estelares”.

“Esta explosión podría ocurrir esta noche… o dentro de unos pocos cientos de miles de años. Sigan observando – pueden ser testigos del momento en que Betelgeuse devuelva su riqueza a la comunidad de las estrellas”.

***

Le puede interesar

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS