Una empresa china de jugos utiliza manzanas podridas para sus productos de exportación, según la prensa china

El jugo hecho con manzanas podridas es exportado a Norteamérica y Europa
Por Nicole Hao - La Gran Época
20 de Octubre de 2018 Actualizado: 20 de Octubre de 2018

Una empresa china de procesamiento de frutas estuvo utilizando manzanas podridas para producir jugo de fruta, el 95 por ciento del cual se destina a mercados de exportación de Estados Unidos, Canadá, Europa y otros destinos, según informes periodísticos de la provincia de Shandong.

La empresa mencionada en los artículos, Haisheng Fresh Fruit Juice, cotiza en la bolsa de Hong Kong. En los últimos días ha visto caer el precio de sus acciones, mientras los internautas chinos trataban de confirmar los alegatos.

Reporteros de la televisora estatal Qingdao TV visitaron la fábrica y la granja de Haisheng, y el 10 de octubre informaron que se estaba utilizando fruta podrida en el jugo de manzana de exportación.

En un reportaje en vídeo, los productores de manzanas informaron a Qingdao TV que el precio de las manzanas podridas o inmaduras es de 0,20 yuanes (unos 3 centavos de dólar) por jin, una unidad china equivalente a medio kilogramo. El precio mencionado es solo una décima parte de lo que costaría el mismo peso de manzanas buenas.

Los agricultores vendieron los productos no comestibles a la fábrica de Haisheng, donde los reporteros vieron a los trabajadores quitar las hojas de la planta y otros desechos mientras guardaban las manzanas podridas. En un listado de normas de trabajo, hay una advertencia en contra de dejar fruta podrida en la cadena de suministro.

El gerente de la fábrica, Zhan Shangwei, informó a los periodistas que si más de una vigésima parte de una manzana está podrida, no es apta para la elaboración de jugos.

Pero los trabajadores no siguen ese estándar. La fábrica ha utilizado manzanas podridas durante mucho tiempo, pero los trabajadores no piensan mucho en ello porque es una práctica muy difundida en la industria, según expresaron. Además, los productos de esta fábrica son caros y es poco probable que sean consumidos por los propios trabajadores.

“No tenemos ninguna posibilidad de beber este jugo. Es de alta calidad”, sostuvo un trabajador. “Incluso para las vacaciones de Año Nuevo Chino, la fábrica no nos vende este jugo”.

En el mercado mayorista, una botella de 330 mililitros de jugo de manzana Haisheng cuesta 18 yuan (2,59 dólares), aproximadamente cinco veces el costo del jugo de manzana de otras marcas.

En la bolsa de valores de Hong Kong, las acciones de Haisheng cayeron desde que se conoció la noticia. A partir del 18 de octubre, el precio cayó hasta los 0,24 dólares de Hong Kong. Un dólar de Hong Kong vale alrededor de 0,13 dólares estadounidenses.

Los internautas chinos que difundieron la noticia comentaron que es común que los productores de jugo utilicen manzanas podridas. Además, dicen que muchas fábricas usan sacarina, colorantes para alimentos, saborizantes artificiales y otros ingredientes químicos sintéticos.

El 16 de octubre, un artículo de la agencia estatal Beijing News afirmó que desde 2012, han habido otros informes sobre fábricas de jugos que utilizan manzanas podridas o inmaduras, incluyendo Huiyuan Juice, el mayor productor de China.

Haisheng fue fundada en 1996 en la provincia de Shaanxi, en el noroeste de China. Cuenta con diez fábricas de jugos de manzana en seis provincias, además de granjas de frutas, granjas de hortalizas y otras tres fábricas. Según su sitio web oficial, Haisheng es la empresa líder en la industria del jugo en China, produciendo 380.000 toneladas de jugo y consumiendo 2,66 millones de toneladas de manzanas al año.

China es el mayor proveedor mundial de concentrado de jugo de manzana. En 2017, exportó 654.000 toneladas de jugo de manzana con unos ingresos totales de 590 millones de dólares.

Estados Unidos es el mayor importador de jugo de manzana; en 2017 compró 299.000 toneladas. Ese año, los ingresos de Haisheng en el mercado estadounidense fueron de 378,6 millones de yuanes (54,57 millones de dólares); en Canadá, 133 millones de yuanes (19,2 millones de dólares); y en Sudáfrica, 97,95 millones de yuanes (14,1 millones de dólares).

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS