Una enfermera dona parte del hígado para salvar la vida de un niño de ocho años

Por Jesús de León
09 de Septiembre de 2019 Actualizado: 10 de Septiembre de 2019

Una enfermera de cuidados intensivos en Estados Unidos le salvó la vida a un niño, pero no a través de sus cuidados, sino porque ante la urgencia de buscar un donante de hígado la enfermera desinteresadamente le ofreció parte del suyo.

Todo comenzó en abril cuando Brayden regresó enfermo de la escuela, según WBAY.

Sus padres, James y Ruth Auten, lo llevaron al Hospital Infantil de Milwaukee donde los médicos descubrieron que tenía un agresivo virus desconocido que estaba atacando su hígado.

Una semana después del diagnóstico el niño estaba luchando por su vida, y los médicos les informaron a sus padres que su hijo necesitaba un trasplante parcial de hígado.

“Fue el domingo después de que llegamos allí, (…), él iba a estar en la lista (de espera) esa noche”, dijo el padre de Brayden a los periodistas.

Desde ese momento la familia Auten compartió en Facebook actualizaciones sobre la salud del pequeño Brayden.

James reveló en un post del 6 de mayo que la salud de Brayden había empeorado.

“Necesitamos sus oraciones y milagros para sanar y encontrarle un hígado pronto. Aprecio el amor y el apoyo de todos a través de esto”.

Luego de eso, James compartió en Facebook acerca de la urgente necesidad de encontrar a alguien compatible. Sorpresivamente el hospital llamó para informarle que habían encontrado a un donante; Cami Loritz, una enfermera de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Froedtert en Wauwatosa.

Después de realizada la operación, y tras semanas de recuperación, Brayden está ahora en casa.

“Lo que ella hizo fue completamente desinteresado y le salvó la vida, simple y llanamente”, dijo James Auten, padre de Brayden, al medio WBAY.

En otro post de Facebook después de la cirugía el padre agradeció a Loritz por venir a visitar a su hijo.

“¡Brayden se encontró con su milagro hoy! ¡Gracias Cami Loritz por venir a visitarlo! Y gracias de nuevo por salvar su vida y por dar tanto tiempo y soportar tanto dolor sólo para dejarnos a nuestro pequeño. ¡Tú eres verdaderamente un ángel!”, escribió.

Los reportes dicen que Brayden ahora está listo para volver a la escuela.

“No podemos agradecerle lo suficiente. Es un verdadero milagro”, añadió la madre de Brayden. “La consideramos uno de nosotros, una de nuestra familia”.

Él y Loritz incluso mostraron sus cicatrices quirúrgicas en una sesión de fotos.

Un amigo de la familia Auten creó una página GoFundMe para ayudarles a cubrir sus gastos médicos. Hasta ahora la página recaudó USD 12.610 de su meta de USD 15.000.

***

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS