Una gigantesca masa de agua caliente al este de Nueva Zelanda viaja a la deriva hacia Sudamérica

Por Anastasia Gubin
31 de Diciembre de 2019 Actualizado: 31 de Diciembre de 2019

Los investigadores están monitoreando una gigantesca masa de agua caliente marina cerca de Nueva Zelanda para determinar sus efectos en el ecosistema marino y el clima. El área de agua caliente tiene cerca de un millón de kilómetros cuadrados, cuatro veces más grande que Nueva Zelanda, se encuentra al este del país y viaja a la deriva en el Océano Pacífico hacia Sudamérica.

“Es el mayor parche de calentamiento por encima del promedio en el planeta en este momento. Normalmente las temperaturas son de aproximadamente 15 ° C, y en este momento son de aproximadamente 20 ° C ”, dijo a The Guardian James Renwick, jefe de geografía, medio ambiente y ciencias de la tierra de la Universidad Victoria en Wellington, el 27 de diciembre.

Según Renwick, la magnitud del aumento de la temperatura se está notando durante semanas cerca del archipiélago escasamente poblado de las Islas Chatham y es probable que se deba a un sistema meteorológico “anticiclón”, de alta presión y falta de viento.

“No es raro ver parches de agua más cálida frente a Nueva Zelanda, pero esta magnitud de cuatro, cinco, hasta seis grados es bastante inusual”, dijo Renwick, según The Guardian.

La ‘ola de calor marino’ de Nueva Zelanda atrae peces tropicales de hasta 3000 km de distancia, señaló el científico.

El académico señaló que “probablemente es una capa muy delgada de océano que se ha calentado y no ha habido viento para enfriarla durante varias semanas”. Si la oleada de calor oceánico penetrara mucho más allá de la superficie, pondría en dificultad la vida marina local.

Normalmente las temperaturas de los océanos son menos propensas a registrar cambios bruscos de temperatura ya que se necesita mucha más energía para que se produzca ese cambio.

Como antecedente, Renwick dijo que una ola de calor marina hace dos veranos impulsó el verano más caluroso registrado en Nueva Zelanda, con más de 3 ° C por encima del promedio, y condujo aparición de peces tropicales de Australia a lo largo de la costa del país.

Anomalías de calor en el océano entre enero y noviembre de 2019. En color más rojo. (https://www.ncei.noaa.gov/news/global-climate-201911/ NCEI-NOAA)

Según un estudio de la Administración Atmosférica y Oceanográfica de Estados Unidos (NOAA) la durante el verano austral 2017/18, la región de Nueva Zelanda experimentó una ola de calor acoplada la atmósfera del océano “sin precedentes, que cubrió un área de 4 millones de km2. Las anomalías de la temperatura media regional del aire sobre la tierra fueron de +2,2ºC, y las anomalías de la temperatura de la superficie del mar alcanzaron los +3,7ºC en el Mar de Tasmania oriental”.

La ola de calor se asoció con velocidades de viento muy bajas que redujeron la mezcla de la parte superior del océano y permitieron que los flujos de calor de la atmósfera al océano causaran un calentamiento sustancial de las capas superficiales del Mar de Tasmania. El evento persistió durante todo el verano austral.

Parche de agua caliente en la costa oeste de Estados Unidoa (Septiembre de 2019-NOAA)

A la deriva hacia América del Sur

Según el meteorólogo Nava Fedaeff de Niwa, la mancha de agua caliente es “la mayor anomalía de la temperatura del mar” pero el científico no cree que “realmente tenga ninguna influencia en nuestros patrones climáticos (de Nueva Zelanda), ya que está tan bien al este de nosotros”, reportó NZHerald, el 29 de diciembre.

Además agregó, que está viajando a la deriva en dirección a América del Sur.

“Si fuera a nuestro oeste, y en Tasmania, esperaría que algo de eso se desplace y afecte nuestro clima”.

Según Renwick, la masa de agua cálida debería enfriarse antes de aproximarse a América del Sur. El propio movimiento hacia aguas más frías podría conducir a que bajen las temperaturas mucho antes de que se aproxime a tierra del otro lado, informó la BBC, el 27 de diciembre.

La masa también “puede llegar a estar razonablemente cerca” de Sudamérica, pero duda que llegue a la costa.

Nueva mancha de agua marina caliente frente a California

El equipo de NOAA anunció en septiembre que estaban monitoreando la existencia de una nueva ola de calor marina que emergió en la costa oeste del Estados Unidos. Los meteorólogos tienen como antecedente la presencia de otra macha años atrás.

“Hace unos cinco años, ‘la mancha’ de agua oceánica caliente alteró el ecosistema marino de la costa oeste y el salmón regresó. Ahora, una nueva extensión de agua inusualmente caliente ha crecido rápidamente de la misma manera, en la misma área, hasta casi el mismo tamaño.

“La cálida extensión que se está construyendo en la costa oeste se extiende aproximadamente desde Alaska hasta el sur de California. Se clasifica como la segunda mayor ola de calor marina en términos de área en el norte del Océano Pacífico en los últimos 40 años, después de ‘la mancha'”.

Los cambios en la red alimenticia marina durante la evolución de la ola de calor marina de 2014-2015 llamada “la mancha” obligaron a las madres de leones marinos a buscar más alimento en las islas del Canal del Sur de California. Las crías hambrientas salieron por su cuenta, pero muchas se quedaron varadas en las playas de la zona.

***

A continuación

La falsa felicidad del Comunismo

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

 

TE RECOMENDAMOS