Una mamá encuentra el guante de béisbol perdido de su hijo en una tienda de segunda 40 años después

Por La Gran Época
15 de Enero de 2019 Actualizado: 16 de Enero de 2019

¿Cuáles son las posibilidades de encontrar un guante de béisbol 40 años después de haberlo perdido?

Las posibilidades son escasas o nulas. ¡Sin embargo, a veces la vida está llena de sorpresas y serendipia!

Julie Anne y Mike Lisi, de Willoughby, Ohio, tienen el hábito de visitar la tienda ‘Jupiter Goodwill Super’ en Florida, todos los miércoles antes de ir a la iglesia.

Y el 29 de agosto de 2018, mientras Julie Anne miraba los artículos de segunda mano alineados en los estantes de la tienda de segunda mano, un guante de béisbol marrón opaco que yacía en el estante inferior, llamó su atención.

Julie Anne vio el nombre de su hijo, “Christopher Lisi”, claramente escrito con tinta negra, en el guante.

“Siempre pongo los nombres de mis hijos dentro y fuera del guante”, dijo a FOX8.

Ella recordó que hace 40 años, en 1978, su hijo de 12 años había perdido su guante de béisbol después del Campeonato de la Liga de Béisbol de Willoughby.

“Dice que recuerda que tomaron fotos y todo y que debió haber dejado su guante en el estadio de béisbol de Todd Field en Willoughby”, dijo ella.

Julie Anne solo iba por la tienda en busca de juguetes para regalar en los viajes misioneros. Increíblemente, terminó descubriendo que a su hijo le faltaba un guante de béisbol.

Sus piernas se tambaleaban mientras descubría el hallazgo fortuito.

Viendo la expresión chocante de Julie Anne, Mike pensó que algo horrible le había ocurrido.

“Tenía una mirada terrible en su cara”, dijo Mike a My Palm Beach Post.

Julie Anne tomó una foto del guante y se la envió a Christopher, de 52 años, que ahora es entrenador de fútbol en la escuela secundaria Thomas Worthington.

Christopher me contestó: “Cómpralo”.

Julie Anne compró el guante perdido hace tiempo por 1,49 dólares.

Christopher estaba muy molesto cuando perdió el guante de béisbol hace 40 años. En ese entonces, iba en bicicleta al estadio para recuperar el guante, pero no lo encontró por ninguna parte.

Hablando con The News-Herald, Christopher dijo, “Me encantaba ese guante. Me sentía como Superman con él, podía atrapar cualquier cosa”.

Poder volver a ver el guante después de cuatro décadas fue especialmente sentimental para Christopher.

Recordando su infancia, se dio cuenta de “lo afortunado que fui entonces y lo afortunado que soy ahora”.

El guante de béisbol puede ser viejo y usado, pero para la familia Lisi, es un tesoro invaluable.

“Es como si este fuera nuestro milagro”, confesó Julie Anne.

Sin duda, la familia apreciará el guante y la historia que ahora lo acompaña.

Mira el vídeo:

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS