Una manifestación silenciosa recuerda la apelación histórica de hace 20 años

Por Jennifer Zeng - La Gran Época
18 de Abril de 2019 Actualizado: 18 de Abril de 2019

WASHINGTON – Una apelación silenciosa y pacífica de más de 10.000 personas en un “lugar sensible” en China antes de una “fecha sensible” hace 20 años captó la atención del mundo, más que algunas de las protestas más ruidosas o violentas de la historia. Veinte años más tarde, se celebró en Washington una manifestación igualmente silenciosa y pacífica para expresar un mensaje que nunca cambió.

El 14 de abril, docenas de practicantes de Falun Dafa se reunieron frente a la Embajada China en Washington para conmemorar el 20º aniversario de la apelación del 25 de abril de 1999 de los practicantes de Falun Dafa en Beijing, la cual fue ampliamente cubierta por los medios de comunicación de todo el mundo como la primera manifestación a gran escala en Beijing después de la masacre de la Plaza de Tiananmen ocurrida 10 años antes.

La portavoz de la Asociación Falun Dafa de Washington D.C., Ge Min, relató los acontecimientos del evento de 1999. Ge contó que los practicantes de Falun Dafa se reunieron en las calles cerca de la Oficina Estatal de Apelaciones, adyacente a la sede central de Zhongnanhai del Partido Comunista Chino (PCCh), el 25 de abril, después de que 45 practicantes fueran arrestados ilegalmente en Tianjin.

Los manifestantes pidieron tres cosas: 1. La liberación de los practicantes de Falun Dafa arrestados; 2. Un ambiente legal y pacífico en el que pudieran practicar sus ejercicios sin interferencia ni hostigamiento; 3. El derecho legal de publicar libros de Falun Dafa en China.

Ge dijo que el primer ministro chino Zhu Rongji de aquel entonces salió para reunirse personalmente con los practicantes de Falun Dafa, les pidió que seleccionaran a tres representantes, y luego llevó a los tres a Zhongnanhai para conversar.

Después de las conversaciones, los practicantes de Falun Dafa arrestados en Tianjin fueron liberados, y los practicantes de Falun Dafa que habían estado esperando silenciosamente y pacíficamente afuera se fueron rápidamente en silencio. Mientras se iban, recogían cualquier basura, incluyendo las colillas de cigarrillos tiradas al suelo por la policía.

Ge dijo que la conclusión pacífica de este evento conmocionó al mundo, y muchas personas los elogiaron como una apelación racional, pacífica y exitosa.

Esta apelación ofreció al PCCh la oportunidad de elegir la benevolencia, dijo Ge, pero el Partido en cambio optó por perseguir a estas personas que practican simples ejercicios de qigong y viven de acuerdo a los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. El 20 de julio de 1999, se lanzó una completa y despiadada represión contra Falun Dafa.

Zhang Tianliang, doctor en ingeniería electrónica y profesor asociado del Feitian College de Nueva York, participó en el llamamiento de 1999. Dirigiéndose a la multitud en Washington por teléfono, dijo que ha habido mucha propaganda en torno al evento histórico, incluyendo la afirmación de que el PCCh decidió perseguir a Falun Dafa porque los practicantes habían “asediado” a Zhongnanhai.

Pero en realidad, el hostigamiento a Falun Dafa comenzó ya en 1996. Otro grupo de qigong que tenía alrededor de 30 millones de miembros también fue suprimido, y sus miembros nunca habían “asediado” a Zhongnanhai.

Zhang dijo que las razones de la persecución eran que el PCCh creía que había demasiada gente practicando Falun Dafa y que los principios básicos de la disciplina eran demasiado diferentes de la doctrina del Partido.

El propósito final del comunismo es destruir a la humanidad. Hoy en día, la sociedad china se convirtió en un lugar donde la gente está “corriendo una carrera hasta el fondo” y compitiendo entre sí para ver quién puede ser más malvado, dijo Zhang. Cuando una sociedad llega hasta esta etapa, ya no hay esperanza, y este es exactamente el resultado que el PCCh quiere ver.

En este contexto, el esfuerzo de 20 años de los practicantes de Falun Dafa para poner fin a la persecución del PCCh es extremadamente significativo, dijo Zhang.

Los practicantes de Falun Dafa están resguardando los requisitos fundamentales para la sociedad, mientras sufren la persecución y se sacrifican. Por eso es que, dijo Zhang, el espíritu del 25 de abril es muy importante y debe ser recordado para siempre.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS