Una mujer lee una nota sobre un auto y decide donarle un riñón a un extraño

Por Samuel Allegri – La Gran Época
05 de Mayo de 2019 Actualizado: 05 de Mayo de 2019

Una mujer en Carolina del Sur tomó la decisión de donar su riñón a alguien que no conocía después de leer una petición sincera escrita a mano sobre el auto de la madre del hombre.

Daniel Jones, que durante años realiza tratamiento de diálisis, necesitaba desesperadamente un trasplante de riñón.

Starr Gardy contó que un poder superior la motivó a donar su riñón y que el trasplante fue realizado exitosamente el 1 de mayo.

Según ABC News, no fue fácil encontrar una coincidencia pero que, Jones y Gardy parecían tener alguna conexión.

Hace unos seis meses Gardy se detuvo en Walmart y estacionó su auto al lado del que tenía el mensaje escrito a mano colocado en la parte trasera. Después de que Gardy se puso en contacto con la persona para ofrecer su riñón, con el fin de asegurar un resultado positivo, pasaron varios meses de pruebas y preparación antes de que la cirugía se llevara a cabo.

Había una alta probabilidad de que los dos nunca se conocieran, ya que los hospitales por razones de seguridad y privacidad mantienen la confidencialidad acerca de la información del donante y del receptor .

La madre de Jones, Lashonda Pugh, trabaja en Walmart desde hace 14 años.

“Dios vino a mí y fue como si tuviera que poner el mensaje ahí fuera”, dijo ella. “Creo que, si no hubiera puesto ese mensaje en mi vehículo, el ángel de mi hijo no estaría aquí hoy dándole un riñón”.

Cuando Gardy vio el mensaje no podía dejar de pensar en ello y sintió la necesidad de ayudar.

“Realmente no puedo explicarlo, me conmovió completamente, le tomé una foto y me fui a Walmart por las compras, pero todo lo que alcanzaba a pensar era que alguien tenía aquel peso sobre sus hombros”, dijo Gardy.

Gardy donó su riñón a través del programa de donantes vivos de la Universidad Médica de Carolina del Sur.

Jones y Gardy se vieron por primera vez el 2 de mayo, ya que resultó que ambos vivían en West Ashley. “Es increíble saber que tengo su órgano en mi cuerpo”, dijo Jones. “Ahora somos familia. Ya no es sólo una extraña, es mi tía”. Entre ellos hubo muchas lágrimas y abrazos.

La donación de órganos suele ser más difícil para el donante que para el receptor. Gardy tardará unas seis semanas en recuperarse de la cirugía.

“Quiero que sea capaz de hacer todas las cosas que quiere hacer, sólo quiero que sea capaz de vivir y tener una buena vida”, dijo Gardy. “Le dije que, si le empieza a gustar el vino ahora, sería lamentable”, afirmó. “Sí, ahora soy su tía, soy la tía Starr.”

Jones se irá a casa el fin de semana y quiere viajar y ser lo más activo que pueda, algo que no ha podido hacer desde haceen varios años.

*********************************************

Descubre a continuación:

“Aún estaba vivo”: El estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS