Una mujer vivió en la casa con el cadáver de su madre durante 3 años, dijo la policía

Por Zachary Stieber
14 de Julio de 2019 Actualizado: 14 de Julio de 2019

Una mujer de Texas fue arrestada después de que la policía descubrió que había estado viviendo en la casa con los restos esqueléticos de su madre.

La hija de la mujer, o la nieta de la mujer fallecida, también vivía en la casa de Seguin.

La mujer fallecida fue identificada como Jacqueline Crayton, de 71 años, y su hija fue nombrada como Delissa Navonne Crayton, de 47 años.

Los restos fueron encontrados luego que la policía recibiera una pista de los Servicios de Protección Infantil y piensan que la anciana Crayton murió en 2016 luego de una caída en un dormitorio dentro de la casa.

Su hija no llamó a la policía ni a una ambulancia para ayudar a su madre que murió pocos días después de la caída, aparentemente incapaz de levantarse del suelo.

“Los investigadores creen que durante 2016, Jacqueline Crayton sufrió una caída que no puso en peligro su vida en su habitación en la residencia que compartía con su hija y su nieta. En el momento de la caída, Delissa Crayton no proporcionó la asistencia adecuada lo que llevó a los investigadores a creer que Jaqueline murió a los pocos días mientras estaba tirada en el suelo. Jacqueline tendría aproximadamente 71 años en el 2016”, dijo el Departamento de Policía de Seguin, en un comunicado de prensa.

“Desde 2016 (y) hasta el 7 de julio de 2019, cerca de 3 años, Delissa Crayton residió en la residencia junto con su hija menor de 15 años. La residencia de dos dormitorios incluía una habitación donde se encontraban los restos esqueléticos, y una segunda habitación compartida por Delissa Crayton y su hija”.

Seguin está en las afueras de San Antonio, Texas. (Google Maps)

Delissa Crayton, una exempleada escolar, fue acusada de lesiones a un menor de 15 años por imprudencia temeraria y omisión que puede causar al menor deficiencia mental grave, impedimento o lesión.

Ella se encontraba bajo una fianza de 200.000 dólares y enfrenta hasta hasta 20 años de prisión con multa de hasta 10.000. Además de que puede enfrentar cargos adicionales.

Su hija fue trasladada a la casa de un pariente y está recibiendo servicios de víctimas del crimen del Departamento de Policía de Seguin, del Centro de Defensa de Menores del Condado de Guadalupe y de los Servicios de Protección de Menores.

Los investigadores están a la espera de la confirmación final de la identificación de los restos y están trabajando en estrecha colaboración con el Centro de Antropología Forense de la Universidad Estatal de Texas que ayudó en el procesamiento inicial de la escena del crimen.

Además, el departamento estaba siendo asistido por los Rangers de Texas y la Oficina del Fiscal del Condado de Guadalupe.

Cualquier persona que sospeche que un niño o un anciano está siendo abusado o descuidado debe reportar esta información a las autoridades.

Un auto de policía en una foto de archivo. (Mira Oberman/AFP/Getty Images)

Reacciones

Las personas en Facebook reaccionaron a las noticias sobre este arresto.

Mary Louise Foerster dijo había sido jefa de Crayton.

“Esto es un shock para mí. Yo era la jefa de Delissa cuando estaba en el instituto. Delissa era una buena trabajadora. Conocí a su madre. Era una dulce dama, y por lo que me dijeron, una buena maestra. Estoy seguro de que hay más en la historia de lo que se ha contado hasta ahora. No los he visto en 23 años”, escribió.

“No tengo palabras (…) Nana era una gran madre y abuela (…) Relacionadas o no por la sangre (…) los consideraba mi familia. Los conozco de toda la vida. Mi madre era como una hija para ella (…) Era la mejor amiga de Lissa (…) No puedo creer que esto haya pasado”, añadió Marissa Gómez, otra usuaria de la red social.

“No puedo creerlo. Yo viví en la misma calle que esta familia cuando era niña. Que Jackie descanse en paz, y mis oraciones vayan a todos los demás involucrados en esta tragedia. Espero que Delissa reciba la ayuda que necesita desesperadamente y que su hija quede en buenas manos durante todo esto”, escribió Gina Valdez.

Abuso de Ancianos

De acuerdo con el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, el abuso puede ocurrir “a cualquier persona, sin importar su edad, sexo, raza, religión u origen étnico o cultural. Cada año, cientos de miles de adultos mayores de 60 años son abusados, descuidados o explotados económicamente. Esto se llama abuso de ancianos”.

Añadió que la mayoría de las víctimas de abuso de ancianos son mujeres, pero que los hombres también pueden ser víctimas.

“Los blancos probables son las personas mayores sin familia o amigos cerca, y las personas con discapacidades, problemas de memoria o demencia. El abuso puede ocurrirle a cualquier persona mayor, pero a menudo afecta a los que dependen de otros para que les ayuden con las actividades de la vida diaria, como bañarse, vestirse y tomar medicamentos”, agregó.

“Las personas vulnerables pueden parecer víctimas fáciles”.

***

A continuación:

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS